Maite Mola: "Podría estar en una cárcel turca porque no sabía que tengo un proceso abierto"

1
Maite_mola_turquía
Maite Mola, acusada por Turquía de insultar a Erdogan, junto a Pierre Laurent, presidente del Partido de la Izquierda Europea. / Partido de la Izquierda Europea.

BRUSELAS.– Maite Mola (Bilbao, 1953) se disculpa por el caos su despacho, aunque, asegura, no es mayor que el habitual.  Mola recibe a cuartopoder.es en la sede del Partido de la Izquierda Europea (PIE) en Bruselas tan solo un día después de hacerse público que la justicia turca mantiene abierto un proceso judicial contra ella y otras diez personas por supuestos insultos a Recep Tayyip Erdoğan, presidente de Turquía, durante una manifestación en Estambul el pasado mes de febrero. Dicha protesta se realizó precisamente en contra de la Ley de Seguridad que ahora se aplica al caso. El día anterior a los hechos, la vicepresidenta del PIE había comparecido ante los medios junto al líder del principal partido kurdo de Turquía. Maite no cree en las casualidades y reconoce su intranquilidad.

— El 23 de febrero tiene lugar una manifestación en Estambul en contra de la Ley de Seguridad a la que asiste, ¿se desarrolla con normalidad la protesta?

Publicidad

— Nosotros y nosotras, porque no fui yo sola, tenemos allí una conferencia del Partido de la Izquierda Europea del Mediterráneo con gente de ambos lados del Mediterráneo y entonces nos comunican que hay una manifestación en contra de la aplicación de esa ley. Había muerto tres semanas antes un niño, asesinado por la policía, por ir con la cara tapada así que era un poco todo. Se nos informó en la conferencia de que había esta manifestación y yo, como era la máxima representante de la parte europea, dije que sí iba y conmigo iba más gente. Éramos ocho no turcos que estábamos en la cabecera. Fue una manifestación completamente tranquila, muy larga en el tiempo, yo calculo que estaría hora y media o dos horas. Llegamos a un punto en el que estaba la policía y entonces ahí, gente que nos conocía nos pidió que nos fuéramos por si acaso la policía cargaba. Más que nada porque no conoces nada y es más complicado. Y nos fuimos. Fue una manifestación tranquila donde se gritaron muchas cosas en turco que yo no identifico claramente, pero una manifestación de lo más normal, tranquila y sin ningún incidente.

— Y de pronto descubre que se le acusa de insultar a Erdoğan y le aplican la ley anti-terrorista turca, ¿cómo se entera? ¿De qué se le acusa exactamente?

"El fiscal nos acusa bajo una ley que todavía no estaba aprobada cuando participamos en la manifestación"

— Nos enteramos por casualidad, porque no estoy yo sola sino que hay diez turcos más a los que no conozco en la misma acusación. Me imagino que somos los que íbamos en primera fila. Nos enteramos porque dos semanas antes de las elecciones se filtra la noticia a un diario turco. La acusación es de finales de marzo. El fiscal general nos acusa de insultos, de llevar pancartas mintiendo, ya bajo la ley que todavía no estaba aprobada cuando hicimos la manifestación, pero bueno. Y todo esto sale en octubre. Suponemos que han filtrado a los periódicos lo que les ha interesado. En ese momento, posiblemente, al partido en el gobierno le interesaba atacar a Europa con ese nacionalismo turco que las señoras que somos mayores conocemos de la época de Franco. Nosotros suponemos que es por lo que han sacado la noticia. Y además, sacaron la noticia con una primera plana y con una foto mía de mayo que estaba en París interviniendo en un foro. Pero si eso no llega a salir, probablemente yo ahora mismo no sabría que tengo un proceso abierto en Turquía.

— Es decir, ¿no se le ha comunicado de manera oficial el proceso abierto contra usted en Turquía?

— Nadie me ha comunicado nada de manera oficial. La dirección del Partido de la Izquierda Europea está en nuestra web. Yo soy vicepresidenta del partido, estoy en la página web. Por tanto, si se hubieran querido, hay una dirección en la web donde se podrían haber dirigido a nosotros. Nadie, nunca se ha dirigido a nosotros para nada. Cosa que, además, nos sorprende bastante porque ni si quiera sabemos si es normal. ¿Cómo es posible que se abra un proceso a unas personas y esas personas no lo sepan?

— ¿Son medios afines al gobierno los que publican esta información?

— Sí pero lo que ocurre es que una vez ellos publican la información, esta se expande hacia otros medios que pueden ser más afines al partido kurdo, al HDP y otros partidos. Ellos abren la espoleta de filtrar o alguien se hace con la información… Nunca sabremos cómo el primer medio de comunicación se hizo con la información. Da la impresión que es un intento de refuerzo del anti-europeísmo del que Erdoğan hace gala a la vez que recibe a Merkel para comprar refugiados. Es una situación realmente paradójica: ese anti-europeísmo feroz que practica el partido en el gobierno y a la vez, tener relaciones prioritarias con la Unión Europea. Y que la Unión Europea admita comportamientos totalmente antidemocráticos y acepte tener tratos privilegiados con gobiernos de esa catadura.

— Usted que ha sufrido en primera persona la política represiva de Turquía. Como ciudadana europea, ¿cómo valora la política de la Unión que estrecha las relaciones con Turquía para poder negociar sobre la cuestión de los refugiados?

"La única política exterior que tiene la UE es la que le manda Estados Unidos a través de la OTAN"

— Realmente no me sorprende porque creo que la Unión Europea está planteando esa serie de políticas no solo con Turquía sino también en Ucrania y en otros sitios. Se está practicando una política basada exclusivamente en la economía. La política de la Unión Europea no me sorprende pero también es cierto que hay que pedirle responsabilidades. Nosotros, como Partido de la Izquierda Europea, concretamente el presidente  Pierre Laurent, se ha dirigido ya tanto a Martin Schulz, como a Juncker… Se ha dirigido ya a las tres instancias superiores de la Unión Europea, exigiendo que Erdoğan, que el gobierno, que todos los que están detrás, primero, retiren la acusación a una ciudadana europea y también que se cuestionen los tratados preferenciales con gobiernos que están practicando ese tipo de acciones contra sus ciudadanos fundamentalmente. Porque al fin y al cabo, yo estoy aquí. He estado revisando el tratado de extradición que hay con España pero el problema es que los ciudadanos estamos completamente indefensos porque nadie nos comunica nada. Yo podría haberme ido a Turquía y estar ahora mismo en una cárcel turca porque no tenía ni idea de que tengo un proceso abierto. Yo creo que la Unión Europea tiene un problema muy grave no solo con Turquía sino con toda su política económica y con su ausencia de política exterior. Porque la única política exterior que tiene la Unión Europea es la que le manda Estados Unidos con la OTAN. Y luego las empresas que tengan buenas relaciones, porque en Turquía hay muchas empresas europeas porque la mano de obra es más barata. Y por tanto, yo creo que muchos ciudadanos europeos les damos exactamente igual, aunque seamos a veces, “personalidades”. Que lo único que le importa es su política económica y el resto le da lo mismo.

— ¿Ha habido alguna respuesta por parte de las instituciones contactadas?

— Que yo sepa no, y me imagino que lo sabría. Las cartas las enviamos el lunes, hoy es jueves (el día que tuvo lugar la entrevista) y no hemos recibido respuesta. Es por eso también que hemos recurrido a los medios de comunicación. Creemos que si tú envías una carta el lunes, con un hecho tan grave, deberíamos haber tenido la respuesta el lunes por la noche o el martes por la mañana. Pero cuando vimos que no teníamos respuesta, decidimos hacerlo público. Porque tenemos el apoyo de muchos medios de comunicación, no todos son del sistema. Tenemos las redes sociales y tenemos la posibilidad de denunciar, no lo que le pasa a la presidenta del PIE Maite Mola, sino lo que está pasando en Turquía y lo que supone esa ley y en España la ‘Ley Mordaza’. Es una opción de denuncia, por un lado, de lo que sucede en Turquía y por otro, al menos de momento, del pasotismo de la Unión Europea. Porque lo que no podemos admitir como izquierda, y en este caso como Partido de la Izquierda Europea, es este tipo de actitudes.

— ¿Han contactado en algún momento con el gobierno español o el ministerio de Exteriores?

"Nos dirigiremos al presidente del Gobierno español esperando una respuesta más rápida que la recibida de la Unión Europea,
que es nada"

— Aún no, pero lo vamos a hacer. Estamos dando tiempo, porque como soy vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europea, estamos viendo si tenemos algún tipo de respuesta de la Unión Europea pero eso caducará. En el momento en que veamos que pasa esta semana y no tenemos ninguna respuesta, efectivamente, tenemos pensado dirigirnos al ministro de Asuntos Exteriores y también al presidente del Gobierno. En este caso, utilizaremos el cauce de Izquierda Unida porque de los grupos salientes del Congreso, es el partido al que yo pertenezco. He tenido apoyos de otras organizaciones, no solamente de Izquierda Unida. Nos dirigiremos a ellos esperando una respuesta más rápida que la que hemos recibido de la Unión Europea que es nada.

— El eurodiputado Javier Couso tiene previsto presentar una pregunta parlamentaria a la Vicepresidenta de la Comisión y Alta Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común, Federica Mogherini; hay una recogida de firmas prevista entre los europarlamentarios… ¿Cómo se están movilizando? ¿Qué apoyos está recibiendo?

— No sé qué hará el GUE (Grupo de la Izquierda Unitaria Europea) pero he recibido también apoyos de otros grupos. Sé que existen varias opciones pero ahí no voy a interferir. Ellos como GUE que tomen las decisiones que tenga que tomar. Si es posible, que no sean solo de algunas partes sino del conjunto. E incluso, por qué no, seguro que pueden encontrar apoyos en otros grupos políticos como en los Verdes. En el Partido Popular no sé si van a encontrar aliados pero puede ser que encuentren aliados en otros grupos. Que hagan lo que tengan que hacer, nosotros se lo agradeceremos muchísimo. Porque desde luego la política que está haciendo el GUE NGL (Grupo de la Izquierda Unitaria Europea y la Izquierda Verde Nórdica) con el tema de Turquía, yo la considero admirable. Me imagino que harán algún tipo de acción, insisto, no tanto por las personas sino por las ideas en general. Aquí lo importante es que se vea la situación del pueblo turco, la situación de los kurdos y el comportamiento de la Unión Europea. En este caso, soy yo pero podría ser otra persona.

(*) Beatriz Ríos es periodista.
1 Comment
  1. supadre says

    Insulta lo que tengas que insultar a esos indocumentamos dirigidos por un fascista musulman, Maite….

Leave A Reply

Your email address will not be published.