Trump logra enfadar incluso al Reino Unido, ‘aliado especial’, con su islamofobia

1
NTN24 (Youtube)
Actualización de las 23:20 con información sobre los fiscales generales.

Publicidad

Theresa May, primera ministra británica, apenas tuvo tiempo de saborear el título de "aliado muy especial" que el presidente Donald Trump renovó al Reino Unido, como en los peores tiempos de la guerra contra Hitler, antes de tener que mostrarle su desacuerdo y preocupación, y la de su país, por las medidas islamofóbicas que decretó el pasado viernes.

Publicidad

El sábado las medidas especiales fueron suspendidas hasta nueva orden por una juez federal de Nueva York, a la que en las últimas horas se han sumado magistrados de otros cuatro estados. Horas más tarde, eran los fiscales generales de 16 estados de la Unión, que agrupan a 130 millones de ciudadanos estadounidenses, los que declararon que la orden ejecutiva de Trump es "antiestadounidense", además de "inconstitucional". Aún así, el mandatario mantuvo que son medidas irrenunciables.

La orden ejecutiva firmada por Trump cierra las fronteras de Estados Unidos a los refugiados sirios e impone seria restricciones a los nacionales de otros seis países musulmanes con conocidos lazos con el terrorismo: Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen. La medida ha generado un caos migratorio en los principales aeropuertos estadounidenses, ha encendido las protestas de las organizaciones pro derechos humanos mundiales y ha provocado un incendio diplomático de enorme magnitud. Irán ya ha anunciado que aplicará las mismas medidas a los estadounidenses que lleguen a sus fronteras.

Si Theresa May manifestaba su preocupación por cómo esta medida afectará a los británicos con doble nacionalidad con alguno de los mencionados países, antiguas colonias británicas, la canciller alemana Angela Merkel unía su voz a la del presidente francés François Hollande, para calificar la medida de "injustificable" y recordar a Trump que este tipo de iniciativas no frenan al terrorismo, sino que lo alientan. Incluso miembros del propio Partido Republicano, como los senadores John McCain, excandidato a presidente de EEUU, y Lindsey Graham se alinearon con esta tesis. El mandatario estadounidense seguía ayer con su ronda de contactos telefónicos, para tratar de contener al menos este fuego.

1 Comment
  1. eleusipo says

    ANGLO-SAJONES: … hay un dicho popular que viene a decir que «de acuerdo con el precio – o prueba padecida – así será la recompensa; y los anglo-sajones de un lado y otro – mediante El Brexit + la influyente presidencia de Donald Trump – tienen ante sí dicha oportunidad; una vez hayan vencido, – que lo harán, no les quepa duda alguna – y sanamente, uno envidia aquella presentida recompensa con un alto plus de civilidad añadido; una vez más, una vez más. (Por similitud, esperemos también algo similar de los teutones) Saludos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.