México marcha para conmemorar 40 años de “sangre y lucha” del colectivo LGBTI

  • El título de la marcha, '40 años viviendo en libertad. ¡No renunciaremos!', parecía más bien un mensaje de advertencia de cara a las elecciones del próximo 1 de julio.
  • “En México el principal problema que sufrimos es la violencia indiscriminada, se mata a las mujeres trans", denuncia uno de los manifestantes

CIUDAD DE MÉXICO – Dos fueron los motivos de los ‘chilangos’, como se conoce a los habitantes de la Ciudad de México, para salir a las calles este fin de semana. Uno, el triunfo de la selección mexicana ante Corea del Sur en el Mundial de Fútbol de Rusia y otro, nada menos que una histórica marcha del Orgullo LGTB en la capital del país. Ambas celebraciones coincidieron en espacio y tiempo sin incidentes, a pesar de que se respiró la tensión cuando varios aficionados gritaron ‘putos’ a los manifestantes, un insulto homofóbico que se repite con frecuencia en las gradas mexicanas.

Decenas de miles de personas salieron a la calle en el 40 aniversario de una marcha LGBTI que trae detrás una historia de “sangre y lucha” para no olvidar, destacó la presidenta del Consejo par Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), Jaqueline L’Hoist. Sus palabras inauguraron una día de celebración de caravanas festivas y conciertos multitudinarios, pero también dieron paso a una marcha reivindicativa para recordar que quedan muchos derechos por conquistar en el país.

Cabecera de la manifestación./M.F,S,

Publicidad

La frase que daba título a la manifestación, ’40 años viviendo en libertad. ¡No renunciaremos!’, parecía más bien un mensaje de advertencia de cara a las elecciones que se disputarán el domingo 1 de julio. El candidato que parte como claro favorito para los comicios, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, concurre en alianza con el conservador y evangélico Encuentro Social. Una formación cuyo líder, Hugo Eric Flores, llegó a decir en una entrevista a El País que el matrimonio igualitario en México, legal en 12 de los 32 estados del país, es “una moda”.

“El panorama que tenemos ahora en México es el más difícil que hemos tenido porque es la primera vez que las fuerzas conservadoras vienen en alianza con las fuerzas progresistas”, explicó a cuartopoder.es la reconocida activista feminista y LGBT Gloria Careaga, presidenta de la Fundación Arcoíris. “Los candidatos tienen miedo a pronunciarse (a nuestro favor) por perder votos, pero hoy venimos a demostrar que somos una fuerza política muy importante”, añadió.

La presidenta de la Fundación Arcoíris, Gloria Careaga./M.F.S.

Desde el icónico Ángel de la Independencia hasta el Zócalo capitalino, avanzaron los defensores de los derechos la comunidad LGBTTTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgéneros, Travestis, Transexuales e Intersexuales) que llegaron de todas las partes del país. A la marcha acudieron manifestantes como Patricio, quien considera importante “visibilizar a una comunidad que ya no es tan minoritaria, pero que sigue sin obtener los derechos correspondientes”. Por su parte, Melisa se manifestó para tener el mismo reconocimiento que “las personas heterosexuales”.

Melisa, una de las manifestantes./ M.F.S.

Al calor de la marcha, resonaron consignas críticas como “No hay libertad política, no hay libertad sexual” o “¿Por qué nos asesinan, si somos el orgullo de América Latina?”. La violencia es el problema más grave que enfrenta la comunidad el país. Entre 2013 y 2017 mataron a 381 personas del colectivo LGBT, siendo el subconjunto de mujeres trans (travestis, transgénero y transexuales) el más afectado, con un total de 209 muertes, según el informe anual de la ONG ‘Letra S’.

Por eso el bloque ‘trans’ de la manifestación, conformado por mujeres, hombres trans y personas trans no binarias, era el más combativo. “No somos uno, somos cien, pinche pendejo cuéntanos bien” son algunas de las frases que gritaron bien alto. “En México el principal problema que sufrimos es la violencia indiscriminada, se mata a las mujeres trans. No se reconoce la identidad de género más que en tres estados, hay precios que son imposibles para las personas trans. No nos contratan en ningún lado y no nos dan la educación que requerimos”, resumió Alexis Estrada, miembro del colectivo.

Alexis Estrada (derecha) junto a más participantes del bloque ‘trans’./ M.F.S.

Otro de los grupos más vulnerables es el de los más jóvenes. Jesús Rivera, también Jessica, es miembro de Nenes Valientes, una asociación que atiende la problemática de una generación LGTBI entre los 14 y los 24 años de edad. El drama que sufren estos menores es que muchos son rechazados por sus familias y expulsados de casa. “La mayoría de los chavos (de la organización) han sido sacados de casa por sus preferencias. Tratamos de que se nos respete y que se nos tome en cuenta”, indicó Rivera, quien explicó que otra de las dificultades de estos jóvenes es el rechazo laboral.

Organización ‘Nenes Valientes’./ M.F.S.

Las reivindicaciones en la marcha también llegan desde dentro del Ejército. Ataviado con su uniforme, Gonzalo Elías Flores, un militar cuyo caso ha aparecido en varios medios de la prensa mexicana, portaba una gran pancarta. Denuncia una discriminación dentro de las filas del Ejército, que incluso le “psiquiatrizó” por su condición de “seropositivo y gay”, aunque ya ha aprendido a sentirse “orgulloso” de sí mismo y por eso se unió a la marcha. “Sé que en Europa muchos ejércitos se han estado abriendo y es lo que yo también quiero para mi país. Me han hecho tantas cosas que solo busco justicia”, explicó a este medio.

El militar Elías González Flores (izq)
El militar Elías González Flores (izq)./ M.F.S.

La comunicad LGBTI celebra las conquistas, pero teme un retroceso en una lucha que todavía tiene mucho camino por recorrer. Ciudad de México puede considerarse una ciudad inclusiva, pero en el resto del país la aceptación del colectivo es menor. La violencia que enfrentan es una constante. El avance del conservadurismo parece inevitable porque viene también de la mano de las fuerzas electorales progresistas de cara a las elecciones de este domingo 1 de julio. Se avecinan tiempos de lucha.