El colectivo LGTBI en México, entre la duda y la esperanza ante la nueva era política

  • Llevan décadas luchando. Hace 40 años que la primera marcha del colectivo LGTBI recorrió Ciudad de México, pero les siguen asesinando
  • Morena, de corte progresista, se ha impuesto en estas elecciones en alianza con una formación conservadora y evangelista que abiertamente ha cuestionado los derechos LGTBI

CIUDAD DE MÉXICO – Llevan décadas luchando. Hace 40 años que la primera marcha del colectivo LGTBI recorrió Ciudad de México, pero les siguen asesinando. La violencia contra ellos y ellas se ha incrementado durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto, si bien es cierto que los crímenes han aumentado en general en todo el país. Entre 2013 y 2017 fueron asesinadas 381 personas de la comunidad, aunque el colectivo de mujeres trans es el más afectado, con 209 muertes.

Anuncio

Publicidad

A día de hoy, el matrimonio igualitario es legal en 12 estados de los 32 estados del país, incluida la Ciudad de México. De cualquier manera, hace tres años la Corte Suprema estableció su legalidad en todo el país. Existe la posibilidad de recurrir a la Justicia las leyes locales que todavía prohíben el matrimonio igualitario, pero el procedimiento sigue siendo complejo para las personas del colectivo LGTBI y sigue perpetuando su desigualdad en derechos respecto al resto de la sociedad mexicana.

“El matrimonio homosexual no lo es todo, pero sí es una puerta a muchos derechos que nos han estado negando. El hecho de que el matrimonio esté generalizado ayudará a que la gente empiece a tener un poco más de respeto y que se consigan otro tipo de derechos como la adopción”, explica Yania Córdova, la portavoz de la Coalición Mexicana LGBTTTI+, una plataforma compuesta por organizaciones y activistas de la comunidad de todas las partes del país.

ticketea

La Coalición Mexicana LGTBTTI+ ha trabajado intensamente durante la campaña electoral que finalizó el pasado 1 de julio con la victoria del candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien será el nuevo presidente del país. La plataforma presentó una propuesta de mínimos para garantizar los derechos de la comunidad con 78 propuestas, agrupadas en siete ejes de acción, y una agenda legislativa para construir “un México más incluyente y justo”.

Estas propuestas elaboradas por la Coalición Mexicana LGTBTTI+ estaban dirigidas a todos los candidatos y candidatas que competían en las elecciones. Entre las iniciativas, había múltiples medidas como implementar fórmulas para erradicar la desigualdad o fortalecer la participación política de los líderes del colectivo.

Actualmente la plataforma está haciendo una revisión de cuántos de los políticos que aceptaron sus propuestas han resultado vencedores en los comicios. La idea es vigilar el cumplimiento de la agenda de aquellas personas que se comprometieron con ella. A falta de datos exactos por el momento, Córdova explica que en lugares como Ciudad de México, Jalisco y Veracruz consiguieron atar algunos de los compromisos más importantes. A grandes rasgos, los partidos más receptivos fueron Morena, el Partido del Trabajo (en coalición con Morena), Nueva Alianza, el Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano. Quienes menos les apoyaron fueron el hasta ahora oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el conservador Partido de Acción Nacional (PAN).

Pero Morena, de corte progresista, se ha impuesto en estas elecciones en alianza con el Partido Encuentro Social (PES), una formación conservadora y evangelista que abiertamente ha cuestionado los derechos conquistados por el colectivo LGTBI en México. “Los grupos evangelistas están teniendo una mayor presencia política y pública. Me parece que eso ha incrementado el número de asesinatos que hemos tenido en los últimos meses en el país. Por eso, defendemos un estado laico que garantice una convivencia armónica entre todas las creencias”, explica a cuartopoder.es la presidenta de la Fundación Arcoíris, Gloria Careaga.

“El panorama de ahora es el más difícil que hemos tenido porque es la primera vez que las fuerzas conservadoras vienen en alianza con las fuerzas progresistas y no han modificado su programa”, advertía Córdoba a este medio antes de que se celebrasen los comicios. “Estamos en un momento muy crucial en el que no debemos dejar que nos quiten nuestros derechos nuevamente. Los conservadores están duro contra nosotros y contra la mujeres, ya que niegan el derecho al aborto. Ningún candidato se ha manifestado abiertamente a favor de la comunidad LGTBI y a favor del aborto”, señala Aidé Mata, del grupo feminista Mujeres mayores de 30 años.

La Coalición Mexicana LGTBTTI+  llegó a reunirse con el partido evangelista en coalición con Morena, aunque el encuentro recibió muchas críticas entre los simpatizantes de la formación y entre los miembros del propio colectivo. Si bien el encuentro fue infructuoso, Córdova recuerda que López Obrador ha tenido guiños en campaña hacia el colectivo LGTBI al hablar de forma velada de sus derechos, llamándolos “libertades”. El gesto siembra esperanza, pero no quita que las organizaciones vigilen muy de cerca los movimientos políticos que se realizan a partir de ahora.

“Después de los avances que hemos tenido en materia legal, ahora necesitamos ser parte del plan de Gobierno, que realmente haya políticas públicas que contemplen nuestras necesidades y atiendan cada una de nuestras demandas: en el trabajo, en la educación, en la salud, en la seguridad pública”, explica la activista LGTBI Gloria Careaga. “Nosotros no queremos incrementar la criminalización, pero sí consideramos que quienes asesinan a una persona por una cuestión de odio tendrían que tener una pena más alta”, sentencia.

Publicidad