Juicios contra activistas saharauis y manifestaciones contra el régimen de ocupación

1

El Juzgado de Primera Instancia de El Aaiún ha dictado sentencia condenatoria de siete meses de prisión y el pago de una multa de 480€ (5.000 dh) contra el activista saharaui y expreso político Ali Salem Buyemaa Saadouni.

Saadouni fue detenido por la policía marroquí el pasado 11 de abril después de colocar banderas de la República Árabe Saharaui Democrática en una glorieta de El Aaiún. La acusación más grave a la que se enfrenta Saadouni, la más aplicada a activistas saharauis, es la de posesión de estupefacientes.

Su defensa ha denunciado ante el tribunal diferentes vulneraciones de derechos fundamentales, así como por medio de su testimonio ha denunciado torturas y malos tratos por parte de los cuerpos de represión marroquíes. Desde el punto de vista procesal, la defensa denuncia que no se han dado las garantías procedimentales suficientes para asegurarle un juicio justo a su defendido.

Publicidad

Este tipo de procesos suelen transcurrir con absoluto hermetismo que esta vez se ha manifestado en forma de cordón policial que ha rodeado el tribunal para impedir la entrada de cualquier persona que no sea un familiar (han podido entrar su madre y una hermana).

Para atestiguar la imparcialidad del tribunal y la justicia impartida por él, en el juicio han estado presentes dos observadores del Consejo de Abogacía Español, la Dra. Ana Sebastián y el Dr. Daniel Amelang, y junto a ellos, como intérprete, el compañero de Equipe Media Mayara Mohamed al que también se le ha negado la entrada.

Los observadores internacionales que han acudido al juicio. / Observatorio Aragonés de Derechos Humanos

El mismo día y en el mismo lugar también ha tenido lugar el juicio del activista Zine Abidin Salek, detenido la noche del 25 por participar en una manifestación pacífica para reivindicar el derecho de la autodeterminación del pueblo saharaui. Al igual que lo ocurrido con Saadouni, Salek también ha sido acusado de posesión de estupefacientes pero, a diferencia de éste, su juicio se ha aplazado para el próximo 6 de mayo. El activista saharaui fue recluido en la “cárcel negra” de El Aaiún ocupado, una de las cárceles más oscuras del Sáhara Occidental.

La orden de ingreso ha sido emitida tras su detención el pasado jueves por participar en una manifestación pacífica convocada por la Coordinadora de Asociaciones Saharauis de Derechos Humanos cuyo objetivo principal era la reivindicación del derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui.

Al tiempo que ambos activistas eran enjuiciados, El Aaiún era asediado por las fuerzas de ocupación que reprimían las pacificas manifestaciones.

Las fuerzas de ocupación marroquíes se han desplegado en todo el territorio ocupado de El Aaiún para impedir manifestaciones que reivindican la organización de un referéndum de autodeterminación, la liberación de todos los detenidos saharauis que languidecen en cárceles alauíes y poner fin al saqueo de los recursos naturales.

Varios manifestantes han sufrido represión por parte de las fuerzas de ocupación marroquíes justo en frente del Hotel Nijjir, lugar de alojamiento de los miembros de la MINURSO.

Los reporteros de Equipe Media han captado el momento exacto en el que las fuerzas marroquíes forzaban al activista por los DDHH Sidi Mohammed Alawat, quien enarbolaba en lo alto una bandera de la República Saharaui, a abandonar el lugar y a dar por finalizadas sus reivindicaciones.

1 Comment
  1. Dolo Ñaja says

    Esto es indignante. No existen fuerzas de ocupación en Sahara porque el ejército marroqui es soberano en ese territorio. Los Polisarios son terroristas internacionales, su representación entre la población de la antigua colonia española es irrisoria. No se esfuerze, el divino Muhammad VI tiene el apoyo de USA y de Israel, contra esos no ha crecido hierba, mucho menos la basura polisaria filoargelina y sus voceros mediáticos. Salaam.

Leave A Reply

Your email address will not be published.