Los eurodiputados del GUE piden a Mogherini que suspenda el acuerdo con Honduras

El eurodiputado Miguel Urban y sus compañeros del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdia (GUE/NGL) han enviado una carta a la alta representante de la UE para asuntos exteriores, Federica Mogherini, para expresarle su "preocupación por la violencia que vuelve a darse en Honduras" diez años después del golpe contra el presidente Manuel Zelaya y pedirle que suspenda el Acuerdo de asociación que Bruselas mantiene con dicho país.

Según denuncian los eurodiputados en la carta, en el último mes en el país centroamericano se ha vivido "una ola de manifestaciones" contra el mandato de Juan Orlando Hernández porque se habían adoptado dos decretos que pretendían "privatizar" los sistemas de salud y educación. Los parlamentarios recuerdan a la alta representante que Naciones Unidas ha recogido "incidentes y actos de violencia derivados del uso excesivo de la fuerza, incluyendo munición real" contra los manifestantes, entre los que se encuentran gremios de médicos, docentes y estudiantes.

El golpe de Estado político militar contra el gobierno de Zelaya cumplió diez años el pasado 1 de julio y, desde entonces, se denuncia en la misiva, "Honduras atraviesa una grave crisis política y social producto de la extrema pobreza, la corrupción, la violencia del Estado, el crimen organizado, el narcotráfico y, en general, de un gobierno ilegítimo que no vela por el interés general y el bienestar social de la población y destina los pocos recursos públicos disponibles en expandir las Fuerzas Armadas". El país, de hecho, se ha convertido "en uno de los países más violentos y peligrosos del mundo".

Publicidad

Además, desde junio de 2009, subraya la carta de los eurodiputados "se ha visto un gravísimo recrudecimiento de las persecuciones y asesinatos de personas defensoras del medio ambiente y los derechos humanos, el incremento de la violencia contra la población LGTBI y un alarmante índice de feminicidios, entre otras violaciones de Derechos Humanos".

En consecuencia, los firmantes, entre quienes se encuentran las eurodiputadas Sira Rego (IU), María Eugenia Rodríguez Palop (Podemos), Idoia Villanueva (Podemos), Ernest Urtasun (ICV), Manu Pineda (IU) y Ana Miranda (BNG), piden que la UE tome medidas. En concreto, además de suspender el acuerdo de asociación debido a "la represión constante llevada a cabo por el gobierno hondureño", piden que la UE "manifieste su solidaridad al pueblo de Honduras y que llame a las autoridades a que pongan fin a todos los actos de hostigamiento y represión". También que se solicite información "sobre el actuar de las fuerzas armadas hondureñas en la represión de las protestas" y que se pida "una reunión urgente con la Embajada de Honduras antes la UE.