¿Quiénes son los “chalecos negros” que ocuparon el Panteón en París?

  • 700 inmigrantes ocuparon el pasado 12 de julio el Panteón en París. Esta impactante acción sirvió para dar a conocer a un nuevo movimiento de protesta francés
  • "Nos llamamos chalecos negros porque la mayoría de nosotros nos vemos obligados a trabajar en negro o estamos explotados laboralmente”
  • “Nuestras reivindicaciones son muy simples: queremos que regularicen la situación de todos los sin papeles”

0

Unos 700 inmigrantes ocuparon el pasado 12 de julio el Panteón en París. Esta impactante acción sirvió para dar a conocer a un nuevo movimiento de protesta francés: “los chalecos negros”. Tras haber ulcerado a la ultraderecha, este colectivo de inmigrantes confía con que el gobierno escuche sus reivindicaciones para mejorar la precaria situación de los sin papeles.

¿Quiénes son los “chalecos negros”? “Somos los sin papeles, los sin voz, los sin rostro de la República francesa. Venimos a la tumba de vuestros grandes hombres para denunciar vuestras profanaciones, la de las memorias de nuestros camaradas, nuestros padres, madres, nuestros hermanos y hermanas en el Mediterráneo”, afirmaban en un panfleto distribuido durante la acción en el emblemático monumento de la capital francesa.

Publicidad

La policía intentó disuadir esta protesta a pesar de su carácter pacífico y cargó contra los manifestantes. 37 integrantes de los “chalecos negros” terminaron detenidos y una veintena de ellos encerrados en centros de retención administrativa, el equivalente de un CIE francés. Pese a este balance, desde el colectivo de sin papeles valoran la acción en el Panteón como “un gran éxito”. Con ella se dio a conocer a nivel internacional un movimiento surgido hace meses bajo la estela de las protestas de los chalecos amarillos.

¿Cuándo surgieron los “chalecos negros”?

Desde finales de noviembre, colectivos de inmigrantes sin papeles adoptaron el nombre de “chalecos negros”. Estos cuentan con el apoyo de otras asociaciones francesas defensoras de los derechos de los extranjeros, como Droit devant y La Chapelle debout!. “Nos llamamos chalecos negros porque la mayoría de nosotros nos vemos obligados a trabajar en negro o estamos explotados laboralmente”, asegura un miembro de este colectivo Yaya Diallo, que vive en Francia desde hace diez años, pero aún no ha logrado regularizar su situación.

El nombre de “chalecos negros” también es una referencia al movimiento de los chalecos amarillos, que emergería de forma casi espontánea el pasado 17 de noviembre. “Somos chalecos amarillos que hemos ennegrecido por la rabia”, explica uno de los miembros de La Chapelle debout! en declaraciones a la revista Les Inrockuptibles. En ocasiones puntuales, los chalecos amarillos y los “negros” han manifestado de forma conjunta; por ejemplo, el pasado 16 de marzo coincidieron sus respectivas protestas. Pero los puntos de encuentro entre ambos movimientos han sido limitados, sobre todo teniendo en cuenta la escasa presencia de los habitantes de la “banlieue” en las manifestaciones de los chalecos amarillos.

¿Quién forma parte de este colectivo?

Los manifestantes de los “chalecos negros” se encuentran sobre todo en la región parisina. La mayoría de ellos viven en una cincuentena de residencias para inmigrantes. Proceden de 17 nacionalidades distintas, repartidas entre el Magreb y el África Subsahariana. “Hay inmigrantes sin papeles, pero también refugiados y personas sintecho”, explica un responsable asociativo de La Chapelle Debout!, quien rechaza “todas aquellas diferencias que el Estado desea crear para dividir a los más vulnerables”. “Los chalecos negros son un movimiento social, pero no un movimiento de los sin papeles. Se trata de un movimiento que pertenece a todos aquellos que combaten el racismo, que están de acuerdo en que ningún ser humano es ilegal y que desean una vida digna para todo el mundo”, añade este responsable asociativo que prefiere no dar su nombre.

¿Cómo se movilizan?

La ocupación parcial en el Panteón no fue la primera de las acciones de los “chalecos negros”. Centenares de ellos ocuparon una de las terminales del Aeropuerto Charles de Gaulle, en el norte de la región parisina, para “denunciar la participación de Air France” en las expulsiones de inmigrantes, que califican como “deportaciones”. A finales de junio también se concentraron en la sede del grupo de restauración colectiva Elior para alertar ante “la explotación de los sin papeles y sus condiciones laborales” en esta empresa que apuesta por un modelo de negocio basado en emplear a extranjeros en situaciones muy precarias.

Estas dos acciones forman parte de la campaña “Los chalecos negros buscan a su primer ministro”. Con esta iniciativa impulsada en mayo, quieren presionar al ejecutivo para que escuche sus reivindicaciones. Para ello, enviaron una carta colectiva al primer ministro Édouard Philippe en la que pedían reunirse con él.

¿Cuáles son las reivindicaciones de los “chalecos negros”?

“Nuestras reivindicaciones son muy simples: queremos que regularicen la situación de todos los sin papeles”, asegura Diallo. Según este inmigrante senegalés, que encadena contratos precarios en el sector de la restauración, “existe una doble vara medir en las antiguas potencias coloniales” que ponen numerosas trabas para frenar la llegada de personas procedentes de África. En cambio, “sus habitantes tienen todas las facilidades para instalarse en nuestros países. Nosotros somos sin papeles, mientras que ellos son expatriados”, lamenta Diallo.

En Francia hay unos 300.000 inmigrantes sin papeles, según datos de finales del 2017 del Ministerio del Interior. “No tenemos prácticamente nada. No podemos acceder al paro, ni a las ayudas para pagar el alquiler ni a ninguna otra ayuda social”, lamenta Diallo quien acusa a algunos empresarios de aprovechar esta situación para explotarlos. “Nos dijeron que habían abolido la esclavitud, pero lo que nosotros sufrimos se trata de la esclavitud moderna”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.