Máxima tensión en el Sahara Occidental la semana que entra en vigor el acuerdo de pesca

  • Una joven saharaui de 23 años murió atropellada por un vehículo de la Policía marroquí, otros dos fueron heridos de gravedad
  • El acuerdo, que abarca sobre todo las aguas del Sahara, fue aprobado por el Europarlamento en contra de la Justicia europea y Human Rights Wath, entre otros

La tensión en el Sahara Occidental, el territorio aún pendiente de descolonización ocupado por Marruecos, se ha disparado en los últimos días. El pasado viernes por la noche los saharauis salieron a celebrar de manera reivindicativa la victoria de Argelia en la Copa de África. Las autoridades marroquíes reprimieron a los manifestantes con severidad. Una joven saharaui de 23 años murió atropellada por un vehículo de la Policía marroquí, otros dos fueron heridos de gravedad. Mientras se producía una oleada de detenciones de saharauis, entraba en vigor el controvertido acuerdo de pesca UE-Marruecos que incluye las aguas del Sahara Occidental y que beneficia, sobre todo, a los buques de pesca españoles.

Después del partido de fútbol, los manifestantes saharauis se congregaron por las avenidas Smara y Mezouar y barrios de la cuidad de El Aaiún donde fueron "reprimidos por las fuerzas marroquíes con porras, palos, armas, piedras y coches de 4×4 y cañones de agua", lo que provocó "enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes", como puede apreciarse en los vídeos del grupo de información saharaui Équipe Media.

Durante las horas siguientes, la Policía marroquí "con las caras tapadas", allanó las casas de los saharauis y detuvo a 12 personas. Ocho de ellos permanecen encarcelados en la prisión de El Aaiún a la espera de un juicio el próximo 31 de julio y los otros cuatro, todos menores, han sido puestos en libertad sin cargos, según ha informado Équipe Media a Cuartopoder.es.

Publicidad

Mientras se producían varias detenciones, con allanamientos a las casas de los miles de saharauis que habían participado en las protestas, entraba en vigor el acuerdo de pesca UE-Marruecos. Este controvertido tratado que afecta a las aguas del Sahara Occidental fue respaldado por la mayoría del Parlamento Europeo el pasado mes de febrero, a pesar de que Human Rights Wath y otras organizaciones lo condenaban. La propia Justicia europea ha indicado en varias sentencias que Marruecos no es un interlocutor válido para negociar sobre las aguas saharauis.

A pesar de todo, la firma de Marruecos dio luz verde al tratado la semana pasada. Esto significa que los buques de España, país al que le corresponde más de la mitad de las 138 licencias de pesca, puede faenar desde el lunes en las aguas del Sahara Occidental. La flota europea realiza en estas aguas más del 90% de sus capturas por lo que un acuerdo con Marruecos que excluyera esta zona carece de sentido. “Es inadmisible que 45 años después de la ocupación se nos quieran robar los recursos naturales, algo que a la vez no aporta nada para la resolución del conflicto”, indicó a este medio Mohamed Zrug, miembro en Andalucía del Frente Polisario, el movimiento que representa al pueblo saharaui.

Sin embargo, la llamada cláusula democrática de la UE obliga a todos los socios comerciales de Europa a que respeten los derechos humanos. En caso de que no sea así, se puede rescindir los tratados o acuerdos comerciales que se hayan firmado con dicho país. Tras los incidentes en el Sahara Occidental, el eurodiputado de Podemos Miguel Urbán ha preguntado a Bruselas si se pretende aplicar esta herramienta  con Marruecos. En su carta, el europarlamentario se refiere a la muerte de la joven saharaui y a la detención de decenas de personas por parte de las autoridades marroquíes, incluyendo dos menores de edad, estando varias de ellas en paradero desconocido.

Por su parte, la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara (CEAS) en España ha convocado para este viernes una concentración a las 12 horas frente al Ministerio de Asuntos Exteriores, en la Plaza de la Provincia (Madrid). Allí denunciarán “la brutal represión y ataques violentos contra la población saharaui indefensa en el Sahara Occidental ocupado por el ejército marroquí”, según han hecho saber en un comunicado.

El objetivo de la convocatoria es denunciar “la complicidad del Gobierno español” que “mira hacia otro lado” con las violaciones a los Derechos Humanos cometidas por el Reino de Marruecos, al que vende además “material anti disturbios español con el que se masacra al pueblo saharaui que se manifiesta pacíficamente por la libertad e independencia de su país”, critica CEAS en el comunicado en el que llama a manifestarse frente al Ministerio de Exteriores.