SAHARA

Expulsiones a observadores y castigos duros a activistas saharauis

  • Marruecos no da tregua e insiste en no dejar pasar a todos aquellos que deseen encontrarse con los activistas de derechos humanos
  • Las autoridades de ocupación marroquíes impidieron la entrada a una delegación parlamentaria de Cataluña
  •  Impide a los observadores internacionales participar de los juicios contra los saharauis
 

0

Marruecos no da tregua e insiste en no dejar pasar a todos aquellos que deseen encontrarse con los activistas de derechos humanos. Al mismo tiempo que impide a los observadores internacionales participar de los injustos juicios que la ocupación lleva adelante contra los saharauis.

Esta semana fue noticia internacional que las autoridades de ocupación marroquíes impidieron la entrada a una delegación parlamentaria de Cataluña. El objetivo de la delegación era reunirse con los representantes de las ONG de Derechos Humanos saharauis, y sumar a esta visita a los familiares e hijos de la activista saharaui Mahfouda Lefkir que lleva más de 4 meses en la prisión de El Aiún ocupado.
 Los miembros de la delegación fueron retenidos dentro del avión hasta ser deportados al aeropuerto de Las Palmas. Estaba compuesta por Susana Segovia (diputada de los comunes), Ferrán Civil (ERC), Vidal Aragonés(CUP), Guadalupe Moreno (Agencia Catalana de Desarrollo y Cooperación), Oriol Puig (Sahara Dempeus), David Minoves ( director general de Fons Catala), Gemma, presidente de la plataforma de municipios en solidaridad con el Sáhara Occidental y Toni Royo (del personal técnico de Fons Catala)
Fuentes de cuartopoder pudieron observar cómo los agentes del Servicio de Inteligencia marroquí rodeaban el aeropuerto de El Aaiún ocupado. Lo curioso es que  fue una hora antes de la llegada del avión.
No es novedad que las autoridades de ocupación teman ser descubiertas y expuestas ante el mundo las violaciones de derechos humanos que comenten a diario contra el pueblo saharaui.
En la misma semana la monarquía alauita condenó a 20 años de prisión a otro activista saharaui
Khatri Faraji Dadda quién fue condenado a 20 años de cárcel por el Tribunal de Primera instancia en El Aiún ocupado. Fue sentenciado porque, supuestamente, prendió fuego una furgoneta de la policía de ocupación en el año 2019 en la ciudad ocupada de Smara.
El martes 25 de febrero de 2020, las autoridades de ocupación marroquíes impidieron que la abogada española Ana Sebastián ingresara a El Aaiún devolviéndola a Casablanca en el mismo avión.
Las personas que dieron la orden nunca se identificaron o dijeron para qué servicio trabajaron. Obligaron a Sebastián a permanecer dentro del avión durante aproximadamente una hora y media sin proporcionarle ninguna explicación convincente para justificar su decisión. Sebastián , que tiene una acreditación del Colegio Nacional de Abogados Español , planeaba asistir al juicio del activista de derechos humanos.
Durante el juicio, el corresponsal de Equipe Media informó de que el servicio de la fiscalía se limitó a hacer declaraciones poco claras e imprecisas, y que la acusación y el fallo judicial se basaron únicamente en el informe policial y en unas fotografías que mostraban a personas enmascaradas atacando e incendiando el vehículo en plena noche.
Khatri Faraji Dadda fue detenido el 24 de diciembre cuando intentaba obtener un documento administrativo en la sede de la policía en Smara. Sufrió maltrato mientras estaba bajo detención antes de ser trasladado a la Cárcel Negra en la ciudad ocupada de El Aaiún.
Según la defensora de los derechos humanos Ennguia Boukhers “esta sentencia, que está bajo apelación, es un claro mensaje de intimidación contra activistas políticos y de los derechos humanos saharauis”. Boukers hizo un llamamiento a la ONU para que intervenga y ponga fin a estas prácticas violatorias contra el pueblo saharaui.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.