Mujeres polacas en Madrid por el derecho al aborto: “Queremos ganar como en Argentina”

  • Se ha organizado una concentración este domingo en Madrid para apoyar a las mujeres de Polonia
  • Protestan por el último fallo del Tribunal Constitucional polaco, que consideró ilegal el aborto en caso de que el feto sufra una malformación
  • "Las mujeres van de hospital a hospital porque se les niega ayuda", explica Ania Palmowska

1

La organización informal de la Huelga de Mujeres Polacas en Madrid, Polonijny Strajk Kobiet Madryt, ha organizado una concentración este domingo en la Plaza Jacinto Benavente para apoyar a las mujeres de Polonia. El pasado octubre, el Tribunal Constitucional del país emitió un fallo en el que considera ilegal el aborto en caso de que el feto sufra una malformación o enfermedad irreversible, restringiendo de facto este derecho aún más.

La acción se enmarca dentro del movimiento global Solidaridad con las Mujeres Polacas, Solidarity with Polish Women, que se ha celebrado en 16 países en 37 ciudades de todo el mundo, tal y como informa la organización en Madrid. "Después del 22 de octubre en Polonia cuesta mucho más abortar. La organización feminista más antigua de Polonia, Federation for Women and Family Planning, cuenta que diariamente reciben unas cuantas llamadas de las mujeres que necesitan ayuda o de sus parejas, porque a veces la mujer no es capaz ni de hablar", explica Ania Palmowska, miembro de la Huelga de las Mujeres Polacas en Madrid.

Esta activista recuerda que incluso antes del fallo, en el país solo se registraban unos 1.000 abortos y la inmensa mayoría (98%) tenía que ver con la malformación, por lo que esta sentencia vendría a restringir aún más un derecho ya mermado. Las feministas saben en qué se traducen estas restricciones: "Se cree que Polonia es el país de Europa con el número de abortos clandestinos más elevado de todos, entre 120. 000 y 150.000 al año, la mayoría de ellos en forma de los medicamentos autoadministrados e intervenciones quirúrgicas ilegales". Las que tienen más dinero salen al extranjero a abortar.

Las noticias que recibe Palmowska desde su país son poco esperanzadoras. Le cuentan que el fallo del tribunal ha sumido en la inseguridad a las mujeres y a los médicos que practicaban las interrupciones: "Las mujeres van de hospital a hospital porque se les niega ayuda. Muchos médicos tienen miedo por la situación de incertidumbre que hay con el fallo que dictó el Tribunal Constitucional, que no se ha publicado, por la presión de los manifestantes y también de la UE. No saben muy bien si está permitido o no y no se arriesgan… Otros ya llevan tiempo acogiendo se a la objeción de conciencia por su religión", asegura desde Madrid.

Tejiendo redes de resistencia dentro y fuera del país

Protesta de mujeres polacas en Sol. / Ania Palmowska
Protesta de mujeres polacas en Sol. / Ania Palmowska

Las mujeres polacas llevan mucho tiempo protestando por las continuas restricciones. "El gobierno
intenta tapar el problema, esconderlo debajo de la alfombra. Lo preocupante es la brutalidad
de la Policía desde hace unas semanas", explica la portavoz de Huelga de Mujeres Polacas en Madrid sobre unas movilizaciones cuyo inicio fecha en 2016.

El movimiento polaco ha encontrado solidaridad internacional: "En las ciudades de todo el mundo la comunidad polaca se ha organizado de forma espontánea, pero ya había muchas organizaciones feministas de polacas por toda la Europa". En España, su grupo se concentró frente al consulado el pasado 30 de octubre y después el 18 de noviembre en la Puerta del Sol. Por lo que la de hoy es la tercera protesta. "¡Tenemos muchas ideas y queremos ganar, como lo han hecho en Argentina! No nos vamos a rendir y ahora somos más fuertes porque estamos unidas", explica en referencia a la tras la votación del aborto en la cámara argentina. 

CUARTOPODER ACTIVA SU CAJA DE RESISTENCIA
Tras los acontecimientos de los últimos meses, cuartopoder ha decidido activar una caja de resistencia periodística donde cada uno aportará lo que pueda, desde 3€ hasta 200€. Hasta ahora nos financiábamos solo por publicidad, pero hemos decidido dar un paso hacia delante e ir a un modelo mixto donde el lector también pueda hacer aportaciones. Sin embargo, apostamos por mantener en abierto todos los contenidos porque creemos en la información como derecho de toda la ciudadanía. Puedes colaborar pinchando aquí.
1 Comment
  1. Miguel says

    Desde luego que estas pobres mujeres no han elegido el mejor lugar para concentrarse para reclamar derechos fundamentales , cuando aquí en el penoso reino de Españistan nos los llevan pisoteando 40 gloriosos y muy rentables añitos. Eso si ; democráticamente y con «sus» leyes y jueces » ; en la mano que reparte las cartas.
    Mi absoluta solidaridad con las personas luchadoras por sus derechos y dignidades.

Leave A Reply

Your email address will not be published.