facebook    twitter    google plus    youtube
   

Cuatro Mareas

AGUSTíN MORENO | Publicado: - Actualizado: 19:34

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on Reddit
Manifestación_cuatro_mareas

Cartel de la convocatoria.

El 26 de abril saldrán a la calle las Mareas Verde, Blanca, Roja y Naranja. Cada una por sus reivindicaciones y objetivos, que comparten en común: la defensa de lo público, el rechazo de los recortes y la exigencia de recuperar los derechos arrebatados y la inversión que fortalezca servicios fundamentales para la ciudadanía.

La Marea Verde reclamará la paralización de las agresiones que está recibiendo la educación pública madrileña y la derogación de la LOMCE. Con la excusa de la crisis los recortes ascienden en toda España a 6.400 millones de euros desde 2010 y han supuesto el despido de 35.000 profesores, mientras que el alumnado ha seguido aumentando. Se han endurecido las condiciones de trabajo del profesorado, ha aumentado la ratio de alumnos por aula, han  suprimido programas de atención a la diversidad, becas de todo tipo, etc.

En la Comunidad de Madrid los ataques a la pública continúan y se potencia la privada concertada. Recientemente la consejera anunciaba en un congreso de escuelas católicas que se doblarían los recursos para este sector privado y confesional: parcelas y aumento de los conciertos intolerable desde el punto de vista del interés general. Por otro lado, siguen los ajustes con el cierre del cupo para niños de 3 años y de aulas de ESO y Bachillerato en los centros públicos y la negativa a construir otros nuevos centros en áreas de desarrollo.

La LOMCE es una amenaza para la escuela pública. Busca la privatización y la segregación clasista que se produce por varias vías: los itinerarios tempranos y la disminución de la  comprensividad para todos, la derivación a la FP Básica, las reválidas, la especialización de los centros para que compitan entre sí, etc. La filosofía de la ley conduce a un aumento del fracaso escolar y a peores resultados en las pruebas internacionales.

En la Universidad se pretende una reforma que supondría el cierre de centros y grados, subida de tasas, despidos, introducción de criterios mercantilistas, falta de democracia y supresión de becas: la política de Wert hace que estudien los ricos en vez de los mejores y los que quieren estudiar.

La Marea Blanca de la Sanidad pública denunciará las privatizaciones y la reducción de la inversión. España es uno de los países desarrollados que más ha recortado desde 2009. La inversión en salud por habitante ya se encuentra por debajo de la media de la OCDE y el gasto medio por habitante es de 3.072 euros, lejos de los 3.339 euros de media de la OCDE. El empleo también se ha reducido en 55.000 trabajadores sanitarios menos que hace cuatro años.

Tras la victoria por la paralización cautelar de las privatizaciones de seis hospitales y de veintisiete centros de salud que pretendía la Consejería de Sanidad de Madrid, la lucha sigue. Porque continúa el cierre de camas hospitalarias, el despido de personal sanitario, el aumento de las listas de espera, las unidades de gestión clínica y las derivaciones a centros privados, como otras formas de deteriorar el servicio público y de privatizarlo.

La reforma sanitaria de Rajoy, con el real decreto 16/2012, convierte a los ciudadanos de beneficiarios en asegurados. Todo ello repercute en pérdida de la universalidad, exclusiones y perjuicios a los usuarios y una menor calidad del servicio. Las ONGs alertan de que los recortes se notan especialmente en la atención sanitaria a las personas inmigrantes, que ahora se excluyen si no están regularizados. También pierden la tarjeta los parados españoles que residan en el extranjero 90 días al año. Estamos hablando de unas 800.000 personas excluidas. Y está el copago farmacéutico que hace que los pensionistas tengan dificultades de acceso a las medicinas. Como dice Médicos del Mundo, “la reforma sanitaria vulnera el principio de universalidad del Sistema Nacional de Salud y ha profundizado las brechas de inequidad territorial entre unas comunidades autónomas y otras”

La Marea Roja denunciará que en los últimos cinco años los recortes acumulados de la inversión en I+D+i  llegan a un 40%. España solo destina a ciencia el 0.52 % del PIB, cuatro veces menos que la media Europea. La investigación se orienta al servicio de los intereses empresariales y el 60% de los fondos de los PGE son créditos para las empresas. Es un modelo de investigación caracterizado por la ausencia de apoyo estatal, en la que el sector privado aporta el capital para la contratación de personal y aprovisionamiento de infraestructura. Esto supone, la pérdida de libertad en criterios científicos a la hora de orientar la investigación, el sacrificio de la necesaria investigación básica y la emigración o reconversión al sector privado de muchos de los investigadores.

Todo esto ha llevado a una situación de emergencia en la ciencia española: el CSIC al borde del colapso en varias ocasiones en los últimos dos años, despidos en centros como el Príncipe de Asturias de Valencia o el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, y cientos de investigadores con años de experiencia a su espalda abandonado el país en un auténtico exilio científico. Precariedad y despidos: los recortes se han llevado por delante a 2.761 investigadores en Madrid.

La Marea Naranja defiende los servicios sociales y el Estado de Bienestar frente a los recortes, las privatizaciones y los cambios normativos que tienden a empequeñecerlo. Servicios como la teleasistencia, la ayuda a domicilio, proyectos para adolescentes y familias o ayudas a la mujer son algunos de los primeros en suprimirse por culpa de la falta de financiación.

Se considera imprescindible un sistema  público de servicios sociales que asegure una atención integral y de calidad para la ciudadanía. La defensa de la intervención social como una inversión social y económica, que genera cohesión social y empleo. Exigen que no haya más recortes, pero sobre todo defienden la universalidad, la igualdad y la proximidad de los servicios a la ciudadanía. Sin servicios sociales no hay justicia social y ésta se basa en el reconocimiento de los servicios sociales como un derecho subjetivo y justiciable del ciudadano, no como una acción de beneficencia.

En resumen, todas las mareas rechazarán las agresiones y mostrarán su determinación  para seguir movilizándose en la calle y en los centros para defender los derechos sociales y laborales y contra los recortes y el desmantelamiento de los servicios públicos fundamentales. Denunciarán también que el gobierno de Rajoy comete el profundo error de considerar los servicios públicos un gasto y no una inversión.  Es tremendo ver como no falta financiación para sanear la banca, cubrir los agujeros de las autopistas, socializar las pérdidas de las grandes empresas y no hay recursos para las inversiones de futuro más rentables de un país. Porque como dice el lema de la manifestación: sin educación no hay ciencia, sin ciencia no hay sanidad, sin educación, ciencia y sanidad no hay servicios sociales. Y sin todo ello, no hay futuro. Sería deseable que, para cambiar las cosas, la ciudadanía convirtiera las próximas urnas en un plebiscito contra los recortes.

Resultado:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas ( 75/5 | 15 votos)
Imprimir

Categoría | ideas

Comentarios |2 Comentarios »

Piedra | Jueves, 24 24Europe/Madrid Abril 24Europe/Madrid 2014 |10:21 PM| puntuación:2
Vote -1 Vote +1

Muy de acuerdo con usted, Agustín, con el valor de nuestro voto para parar parar los pies y derrotar a esos sátrapas que desvían para sí y los suyos el dinero de los impuestos de los ciudadanos y están arruinando el futuro de este país.

david ruiz | Jueves, 24 24Europe/Madrid Abril 24Europe/Madrid 2014 |6:38 PM| puntuación:2
Vote -1 Vote +1

Lástima que las mareas madrileñas no se extienda a todas las ciudades del país. Agustín Moreno, tú que sabes, haz el milagro.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Normas de uso

Para dejar un comentario es necesario registrarse.

No se admitirán los que sean contrarios a las leyes españolas o insultantes.


PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

ÚLTIMOS COMENTARIOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

ÚLTIMAS ENTRADAS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

BUSCAR

Aviso Legal | Política de cookies | ¿Quiénes somos? | Publicidad | Diseño Web

Salvo indicaciones, el contenido íntegro de Cuarto Poder de Mesa de Redacción, SL
está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.
Creative Commons License