Un juzgado de Murcia permite al profesor Ángel Hernández presentarse a la oposición

  • Sigue la lucha de Hernández después de que la Consejería de Educación le expulsara de las listas de opositores a profesores de Secundaria
  • Es un profesor de Matemáticas con doce años de ejercicio que había ganado en el Supremo una sentencia histórica a la Consejería de Educación de Murcia

Sigue el culebrón en Murcia después de que la Consejería de Educación expulsara a Ángel Hernández de las listas de opositores a profesores de Secundaria. Para ello, la Consejería de Eduación se apoyaba en un error informático que no quiso subsanar, a pesar de que el docente había cumplido con el procedimiento y pagado las tasas. También le dejaba fuera de toda posibilidad de seguir trabajando en la región, ya que al ser un profesor interino tiene la obligación de opositar para poder seguir en las listas de trabajo.

Tras la presentación de un recurso contencioso administrativo, por la vía de especial del derecho a la protección de los derechos fundamentales de la persona, ante el Juzgado Contencioso Administrativo número 5, éste ha resuelto con el procedimiento de medidas cautelarísimas 249/2018.

Publicidad

En él se argumentan los fundamentos de derecho en base a la Ley 29/1998, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-administrativa. Y concluye dando la razón a Angel Hernández. Acuerda “acceder a la medida cautelar solicitada disponiendo que se permita que Don Ángel Luis Hernández García participe en el proceso selectivo a iniciar el 23 de junio de 2018, para ingreso en los Cuerpos de Profesores de Secundaria (…) de la Consejería de Educación de la región de Murcia con carácter provisional y a resultas de la sentencia que se dicte en este proceso judicial… ”. También lo permite para otra docente interina, pero se quedan fuera del proceso quince personas.

Publicidad

Tal y como viene informando cuartopoder.es, Ángel Hernández es un profesor de Matemáticas con doce años de ejercicio, que preside la asociación de docentes interinos AIDMUR y que había ganado en el Tribunal Supremo una sentencia histórica a la Consejería de Educación de Murcia. La sentencia obliga a la consejería a pagar el verano al profesorado interino, algo que supone del orden de los 30 millones de euros (solo en la región de Murcia), y unas cantidades de 7.000 a 14.000 euros por persona a unos 4.000 docentes. Una gran victoria, mientras a él se le condenaba al paro y al ostracismo los próximos años.

El conflicto sigue destapando nuevas irregularidades y agravios. La asociación de docentes interinos AIDMUR también ha denunciado que la consejería, tan estricta en el caso de Ángel, ha admitido como opositores a profesores provenientes de la controvertida y privada Universidad Católica de Murcia (UCAM) que, según la información de la que disponen, no tienen el máster que es condición necesaria para concurrir a la oposición. La rigidez y la dureza en no resolver los fallos informáticos no adjudicables a los opositores, contrasta con el presunto trato de favor que se realiza hacia otros.

Ángel Hernández, acompañado del diputado de Podemos, Javier Sánchez Serna, ha valorado como muy importante la resolución judicial que le permite presentarse a las oposiciones en contra de la opinión de la consejera Adela Martínez-Cachá. Aunque es evidentemente que nadie que haya vivido esta situación se presenta en las mejores condiciones a una oposición. También han anunciado que la lucha continuará en defensa de los derechos del profesorado interino y de la calidad de la enseñanza pública.