Sémper abre la puerta a las “cesiones políticas” al PNV con tal de aprobar los PGE

CUARTOPODER | Publicado:

Borja Sémper, en una imagen de archivo. / EFE

El presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, ha abierto la puerta a una negociación entre PP y PNV para asegurar el apoyo de los nacionalistas vascos en la aprobación de los PGE para 2018. La relación entre la formación nacionalista y los populares está en la cuerda floja después de la aprobación del artículo 155 y su aplicación en Cataluña después del 1-O. Leer más …

Los PGE2018 premian a Defensa con una cifra récord: más de 8.400 millones

CUARTOPODER | Publicado:

Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados en una imagen de archivo. / Efe

El ministro de Economía, Cristóbal Montoro ha presentado el proyecto de PGE para 2018. Unos presupuestos cuya aprobación se plantea difícil por la falta de apoyos parlamentarios. Entre las cifras desgranadas por el titular de Hacienda en la rueda de prensa de presentación destaca la partida destinada a Defensa, un 6,9% más alta que en los presupuestos del pasado año y que representa una cifra récord con más de 8.400 millones de euros.

Pese a la elevada subida, el peso de la partida destinada a Defensa se mantiene en el cómputo general de los presupuestos. El total de Defensa para este año representa un 2,3% del total, mientras que el año anterior fue un 2,2. El total de los presupuestos presentados para el año corriente ascienden en un 1,5% respecto a los de 2017 y se sitúan en 451.118,99 millones de euros a repartir entre distintas partidas.

El destino de los más de 8.400 millones de euros de la cartera de Defensa será stos 8.000 millones no incluyen las partidas que se destinan a las misiones en el exterior, que tradicionalmente se financian con cargo al Fondo de Contingencia pese a las tradicionales críticas a esta fórmula de los partidos de la oposición.

Para salarios, 55% para 2018 frente al 77% del pasado año

Una de las reivindicaciones de las asociaciones de militares ha sido la equiparación salarial y una subida de sus sueldos, más aún después de la aprobación por parte del Gobierno de una subida para los cuerpos de Policía Nacional y Guardia Civil. Los PGE no contemplan esta subida salarial exigida por el entorno militar, ya que la partida destinada para el pago de sueldos se mantiene en 4.400 millones.

En el relativo, la importancia de los salarios cae. De los 8.400 millones de euros destinados para la cartera de Defensa, 4.400 millones, un 55% del presupuesto total, irá a parar a los salarios. Es un descenso del peso de los salarios sobre el total de 22 puntos porcentuales respecto al año pasado, cuando casi 8 de cada 10 euros de la cartera de Defensa fueron a parar al pago de salarios. Además, se reservan otros 831 millones para atender los gastos operativos y de funcionamiento necesarios para la profesionalización de los militares. El año pasado esta partida contó con 743 millones de euros.

Las PEA, otro año más, elevan el presupuesto

Otra de las partidas importantes son los programas especiales de armamento (PEA), con 2.164 millones, que están incluidos en las cuentas públicas después de que el Tribunal Constitucional rechazara su financiación mediante créditos extraordinarios a mitad de ejercicio. Esto hizo que el pasado año, la primera vez que se incluyeron en los PGE, el gasto se Defensa se disparara más de un 30 por ciento y pasara de los 5.700 millones de 2016 a más de 8.000 millones para 2017.

Otras partidas

Para 2018, se contempla una subida del 3,9% para políticas del fomento del empleo.

Si tu pensión depende de Celia Villalobos

JESÚS CUADRADO | Publicado:

pensiones
La presidenta de la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, Celia Villalobos, tiene la función de velar por el futuro de nuestras pensiones. / Kiko Huesca (Efe)

Hay muchos pensionistas que llevan más tiempo cobrando la pensión que trabajando”. Esa es la principal reflexión sobre la materia que se conoce de Celia Villalobos, presidenta de la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo creada para velar por el futuro de nuestras pensiones. Una jubilada de 92 años, Paquita, le contestó: “Qué culpa tengo yo si no me muero”. No se me ocurre mejor respuesta. Leer más …

Desmitificando la globalización

FERNANDO LUENGO | Publicado:

Globalización
Las economías que han registrado los mejores resultados en estos años de crisis han sido aquellas que han abordado con prudencia la ruta globalizadora. / Pixabay

Quienes reivindican a capa y espada los beneficios de la globalización ponen el acento, sobre todo, en el mayor crecimiento asociado a la apertura e internacionalización de los procesos económicos; estos beneficios se producirían como consecuencia de la intensificación de la competencia, la profundización de los mercados, el acceso al conocimiento y la tecnología más avanzada y la movilidad internacional de los capitales, financieros y productivos. Siguiendo este razonamiento, cabría suponer que los años de más intensa globalización, en comparación con periodos previos, han dado lugar a un plus de crecimiento; asimismo, los países más comprometidos con los procesos de apertura externa habrán cosechado mejor balance en términos de crecimiento. Leer más …

Las contrataciones en hostelería disparan las cifras de creación de empleo en mayo

PASCUAL GARCÍA | Publicado:

Los 65.409 empleos creados en la hostelería, que suponen el 34% del total, han disparado la cifra de nuevos afiliados a la Seguridad Social en el mes de mayo hasta los 223.192 y el número total de cotizantes del sistema a los 18.345.414, según los datos publicados este viernes por el Ministerio de Empleo.

Leer más …

¿Y si todo el mundo pagara lo que le corresponde? La lección escandinava

POL CARRIÓN I HUGUET | Publicado:

Oficina de la Agencia Tributaria. / Efe

Pol Carrión i Huguet | La Talaia Roja

¿Se han preguntado alguna vez cuánto dinero perdemos cada año como sociedad debido a la evasión fiscal y a la economía sumergida? Según el artículo “Shadow economy and tax evasion in the EU”, en 2009 el Estado español dejó de ingresar 72.709 millones de euros como consecuencia de estos fenómenos. Si tenemos en cuenta que, de acuerdo con el informe de CCOO Cartografía de los recortes, entre 2009 y 2014 el Estado español recortó en 31.481 millones de euros el gasto público en salud, vivienda, educación y cultura, o que, según el Banco de España, la banca recibió 54.353 millones de euros en ayudas para ser rescatada, nos damos cuenta de la magnitud del impacto que la evasión fiscal y la economía sumergida tienen sobre nuestro Estado del Bienestar y, por extensión, sobre nuestra calidad de vida. Leer más …

Las vacaciones de Semana Santa salvan los datos del paro de marzo

CUARTOPODER | Publicado:

Las vacaciones de Semana Santa ofrecen un panorama más que alentador en los datos del paro de marzo. Pero se trata de un panorama temporal. El sector que más se ha visto favorecido por la bajada del desempleo durante el mes pasado ha sido el terciario, servicios, como viene siendo habitual ante una mayor demanda de alojamientos turísticos, hostelería y restauración. El desempleo en el sector servicios cae en todas las provincias españolas respecto al mes de febrero.

Prueba del empuje de la festividad es que la mayor bajada en el número de desempleados se ha producido en las Islas Baleares: 9,6% menos de desempleo. Pero también se ha extendido a zonas de interior, como Castilla y León, con varias provincias donde su festividad de Semana Santa posee el sello de Interés Turístico Nacional o Internacional.

Más contratos indefinidos

La contratación temporal se redujo a un ritmo del 6,5% interanual, frente al incremento del 8,42% de la indefinida, encadenando 50 meses de aumentos en la contratación indefinida. El secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, ha destacado que, pese a coincidir con la semana santa, “con 193.448 contratos indefinidos registrados, marzo de 2018 ha alcanzado el nivel más alto de contratación indefinida durante ese mes de toda la serie histórica”.

Afiliación por encima de los 18,5 millones

La afiliación media a la Seguridad Social superó en marzo los 18,5 millones de ocupados (18.502.088), cifra que no se alcanzaba desde diciembre de 2008 (18.531.312). En este sentido, el empuje especial de la Semana Santa se nota y la afiliación creció en términos absolutos principalmente en Hostelería, con 58.612 ocupados y Educación, con 17.371.

Valoración de los sindicatos

Por su parte, los sindicatos consideran que este “empleo creado en marzo vuelve a ser temporal, vinculado a la estacionalidad de las actividades económicas”. Y recalcan que el empleo precario se encuentra “enquistado” en el sistema de contratación español. El sindicato UGT remarca también la importancia de los parados de larga duración que, junto al descenso en la tasa de cobertura, “hace necesario evaluar y extender, de forma urgente, la protección por desempleo, ampliando los criterios de acceso a las prestaciones”, consideran.

Para finalizar, el sindicato cree que “el Gobierno manifiesta su absoluta carencia de altura política para diseñar una estrategia económica innovadora, capaz de fortalecer el tejido empresarial de nuestro país y sentar las bases de un modelo económico diferente, más sólido y que no se sostenga exclusivamente sobre la precariedad laboral y los bajos salarios”, han comunicado.

Aquí puedes escuchar la valoración de Mari Carmen Barrera, Secretaria de Políticas Sociales de UGT:

 

 

 

 

Una izquierda contra el miedo

JESÚS CUADRADO | Publicado:

izquierda contra el miedo
Vivimos en un mundo convertido en una “fábrica de temores”, en una “sociedad del miedo” como la califica en un libro reciente el sociólogo alemán Heinz Bude. / ambermb (Flickr)

Estamos instalados en la sociedad del miedo. En lo que Tony Judt llamó en 2010, poco antes de morir, “una nueva era del temor”. Antes, en los años treinta del pasado siglo, se vivió una etapa similar que llegó a las puertas del abismo y en la que brilló sin rivales la alternativa socialdemócrata. Tanto que, cuando hoy se balbucean posibles respuestas, todas llevan esta marca. Pero también sabemos que aquellas recetas no sirven hoy, que nuevos idiomas exigen nuevas sintaxis. Que las ideas zombi son eso, ideas muertas.

Nada es estable. Vivimos en un mundo convertido en una “fábrica de temores”, en una “sociedad del miedo” como la califica en un libro reciente el sociólogo alemán Heinz Bude, que con razón apunta que la pista a seguir es el miedo porque “nos enseña qué es lo que nos está sucediendo”.  Si no nos dejamos confundir con ensoñaciones, sabemos que los empleos son cada vez menos estables, que los sistemas públicos al servicio de la igualdad de oportunidades, como la sanidad o la educación, están en situación de riesgo, que los revolucionarios cambios tecnológicos de lo que algunos llaman la “cuarta revolución industrial” navegan sin control social.

Frente al miedo en los años 30, Roosevelt respondió con medidas nuevas propias de la socialdemocracia, como seguros ante el desempleo o la jubilación

Frente al miedo que estalló en los años 30, Franklin D. Roosevelt respondió con su “lo único de lo que debemos tener miedo es del propio miedo”, y con medidas nuevas propias de un Estado socialdemócrata, como seguros ante el desempleo o la jubilación, y medidas para una sanidad pública. Después de la Segunda Guerra Mundial, en parte de Europa se creó un Estado de bienestar, democrático y constitucionalmente fuerte, con una fiscalidad alta y con resultados indiscutibles. Como dice Judt, “seríamos unos insensatos si renunciáramos alegremente a este legado”.

¿Tiene futuro la socialdemocracia actual? Si no responde a los temores que intimidan hoy a la gente, ningún futuro. Los viejos partidos socialdemócratas europeos llevan años de conversaciones agotadas o, peor, de desesperadas imitaciones de sus adversarios. No existe hoy una respuesta socialdemócrata a esta nueva “era del temor”. Cuando Felipe González regresó de su viaje como presidente del gobierno a China, exhibió su emoción por lo que vio con su célebre “gato blanco, gato negro, lo que importa es que cace ratones”. Hace pues mucho tiempo que a los líderes socialistas europeos se les olvidó qué importante es para la gente el color del gato. Olvidaron que para la socialdemocracia, más que las leyes de la economía, lo prioritario son las consecuencias de la economía, que, como nos enseñó Karl Polanyi, no se trata de poner la sociedad al servicio del mercado, sino al revés. Luego vimos cómo esos líderes socialdemócratas transitaban sin complejo de los sillones del gobierno a los de los Consejos de Administración de las grandes empresas y entendimos qué quería decir Judt con eso de “a estos tipos les gusta el dinero”.

El dilema no es entre capitalismo y comunismo, sino entre la política de la cohesión social y la erosión de la sociedad mediante la política del miedo

Sí, alta traición. Corrompieron el fin para el que nació la socialdemocracia, el de enfrentarse a los temores de la gente.  Hoy, cuando crecen nuevos miedos, y más incontrolables que nunca, conviene resaltar que el dilema no es entre capitalismo y comunismo, sino entre la política de la cohesión social y la erosión de la sociedad mediante la utilización de la política del miedo, entre una nueva alternativa socialdemócrata y la opción de los fundamentalistas del mercado. Urge un giro discursivo en la “izquierda de gobierno” ante la velocidad a la que se multiplican las nuevas fuentes del temor en las sociedades de las nuevas revoluciones tecnológicas.

Hasta la gente del Foro Económico Mundial, como su fundador Klaus Schwab en La cuarta revolución industrial, se alarma ante las tendencias destructoras del empleo y señalan que, para detener esa deriva, habría que “reescribir nuestros manuales de economía”. Frente a la demagogia de los “neoliberales con boina”, los que voluntariosamente dicen que, como siempre, los cambios tecnológicos dejarán un balance de empleos positivo, los poco sospechosos líderes de Davos apuntan que hasta ahora, en contraste con revoluciones tecnológicas anteriores, las evidencias demuestran lo contrario. El resultado: en los países más desarrollados está aumentando la riqueza a la vez que aumenta sin parar la pobreza.

El ecosistema laboral tal y como lo hemos conocido se está desmoronando: puede crecer el PIB al tiempo que se reducen las condiciones de bienestar de la mayoría de la población

El ecosistema laboral tal y como lo hemos conocido se está desmoronando. Por eso puede crecer el PIB y el número de ocupados, como exhiben cada día los partidarios de Mariana Rajoy, al tiempo que se reducen las condiciones de bienestar de la mayoría de la población. La cuarta revolución industrial está provocando la generalización del miedo a no conseguir trabajo o a perderlo. Se trata de una revolución con la que “los algoritmos están en mejores condiciones de reemplazar a los seres humanos” en todos los campos. Como para no “regular”.

Los resultados de un sondeo del Foro Económico Mundial a ochocientos ejecutivos de las grandes compañías tecnológicas ponen los pelos de punta. Con millones de sensores conectados en el “internet de las cosas” se destruirán multitud de empleos poco cualificados. El fenómeno de Uber palidece al lado de las consecuencias para el empleo de los vehículos sin conductor, que espera a la vuelta de la esquina. Los encuestados creen que en 2025 un 10 por ciento de todos los vehículos en las carreteras de los EEUU serán de este tipo. Inteligencia artificial, robótica, impresión 3D, tienen repercusiones similares sobre los puestos de trabajo. Un ejemplo: el estudio prevé que a mediados de los años veinte el 90 por ciento de las noticias “podrían ser generadas por un algoritmo, la mayor parte de ellas sin ningún tipo de intervención humana”. ¡Algoritmos asesinos!

Caminamos hacia un mundo en el que la llamada economía colaborativa, bajo demanda, modifica la naturaleza del trabajo y crea no-empleados y futuros no-pensionistas

En síntesis, caminamos a velocidad de crucero hacia un mundo en el que cada vez más gente compite por cada vez menos puestos por los que se pagan precios cada vez más elevados. “El ganador se lo lleva todo”. Ya no es solo cosa de los Messi y Ronaldo en el fútbol, el modelo se extiende a los mercados de abogados, médicos (“Los cincuenta mejores”), profesores (“el mejor profesor de España”), periodistas y etcétera. Un mundo en el que la llamada economía colaborativa, bajo demanda (un conductor de Uber, un comprador de Instacart, un anfitrión de Airbnb, un Taskrabbit), modifica la naturaleza del trabajo y crea no-empleados y futuros no-pensionistas. Es decir: fragmentación laboral, aislamiento, exclusión, deslocalización invisible.

De manera inapelable, como si no hubiera nada que hacer, asistimos a la destrucción de las bases de la vieja socialdemocracia, la que creó una amplia clase media que se convirtió en la muralla de protección del Estado de bienestar. Parece que esa clase media está en proceso de disolución y, al menos en España, quienes deberían estar dedicados a crear una nueva respuesta socialdemócrata contra los nuevos temores parecen incapaces de abandonar la “política del cuplé”. Inoperantes ante la urgencia de inventar un nuevo Estado regulador frente a los nuevos miedos. Tony Judt, que veía esa inoperancia, dejó escrito: “Tenemos que comenzar en otro sitio”. No veo aún dónde, pero soy optimista: la epifanía llegará.

La inacción del Gobierno lastra el avance de España en desarrollo

MARÍA V. PAÚL | Publicado:

Objetivos de Desarrollo Sostenible
Arrabales de la ciudad china de Xiamen con el skyline de la urbe al fondo. / Pixabay

Desde que en 2015 se aprobaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible han pasado casi dos años y España aún no ha decidido qué órgano va a coordinar a nivel nacional la implantación de esta agenda. El ejecutivo de Mariano Rajoy lleva todo este tiempo escudándose en la inusual coyuntura  que le llevó a gobernar en funciones durante parte de 2016 para justificar la casi nula aplicación a nivel nacional de este marco internacional. Leer más …

De Guindos, fatuo pero agresivo: por unas décimas de PIB…

PEDRO COSTA MORATA | Publicado:

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, el pasado día 25, en la inauguración de la XXXIII Reunión del Círculo de Economía de Sitges.
El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, el pasado día 25, en la inauguración de la XXXIII Reunión del Círculo de Economía de Sitges. / Andreu Dalmau (Efe)

Como otros de sus colegas en el Gobierno, Luis de Guindos es lo que parece y se define por sus palabras, nada ambiguas, más que por sus acciones. De la misma forma que el ministro de Justicia, Catalá, se define haciendo escarnio de la justicia cuando afirma, todo convencido, que “la responsabilidad política por la corrupción se salda en las urnas”, el de Economía, De Guindos, ya expresó fielmente su concepto del trabajo humano cuando tributó como meritorio pretencioso ante los comisarios comunitarios ávidos de carnaza, con aquel anuncio tan decidido como veraz y terrorífico: “Hemos aprobado una reforma laboral extremadamente agresiva”. Leer más …

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend