IU descarta que la posición de Garzón en las listas pueda frustrar el acuerdo con Podemos

GarzonIU
Alberto Garzón, portavoz de IU-UP en el Congreso, a su llegada ayer al Consejo Político Federal de IU. / Sergio Barrenechea (Efe)

El Consejo Político Federal de IU celebrado ayer no clarificó demasiado la situación concreta del acuerdo con Podemos. Los puestos en las listas siguen siendo el principal escollo pero el órgano de dirección no abordó en detalle ni la posición que ocupará Alberto Garzón ni el resto de candidatos. Así lo aseguran a cuartopoder.es diferentes fuentes consultadas. Esas mismas fuentes consideran además que el puesto que ocupará el diputado malagueño no supondrá un problema para un pacto del que se muestran seguros que saldrá adelante. Ni él mismo ni otros dirigentes plantearon qué puesto debería ocupar exactamente Garzón. Sólo alguna voz de Izquierda Abierta puso el tema sobre la mesa para pedir que al menos fuera número 3 por Madrid. El secretario de organización Adolfo Barrena, según las fuentes consultadas, no entró tampoco en detalles sobre las posiciones en la candidatura.

Publicidad

“De eso no se ha hablado en el CPF”, contestan varios dirigentes asistentes a la pregunta sobre la posición de Garzón en la lista. “Sería un error entrar en un debate numérico sobre los diputados”, destaca otro de los asistentes afines al diputado. Las exposiciones se basaron únicamente en pedir “visibilidad” y “reconocimiento”. El mensaje transmitido ha sido parecido de puertas hacia fuera que a nivel interno. Es decir, que las listas son algo secundario y no es lo más relevante. Sí que hubo algo de debate entre pedir uno de cada cuatro diputados o uno de cada seis, como finalmente se consensuó y aprobó por amplia mayoría. Sólo el sector de la candidatura IU Sí con Más Fuerza decidió no votar y plantea que esos números, entre 8 y 12 diputados según los cálculos, son “demasiado poco”, según las palabras de su cabeza de lista Paloma López. Algunas fuentes barajan la hipótesis de que tanto Garzón como Sol Sánchez concurran por Madrid. El primero en el puesto 5 y la segunda entre el 8 y el 10, teniendo en cuenta que casi seguro se conseguirían 10 actas por esta circunscripción. La otra hipótesis es que pueda concurrir en alguna provincia andaluza como Sevilla o Málaga.

En cualquier caso, ayer se registró un momento de gran confusión tras las declaraciones de Pablo Echenique, secretario de organización de Podemos, en las que desvelaba que había ofrecido a IU 9 diputados y 5 senadores. Algo que IU no habría aceptado según el dirigente de Podemos pero que cuadra con las peticiones del partido de Garzón. “No se sabe a qué se está refiriendo concretamente, sin dar circunscripciones ni nada. Habría que ver qué se considera puesto de salida y qué no. Habrá que verlo de una manera más pormenorizada”, aclara un dirigente. Barrena, según los asistentes, esquivó pronunciarse directamente sobre esta cuestión. “Ha dado una respuesta críptica diciendo que a él lo que le importaba era lo que se decía en la mesa, no lo que se diga en la prensa”, resume uno de los asistentes. En este sentido hubo gente en el CPF que se mostró favorable a la discreción absoluta y otros dirigentes que reclamaron mayor información y publicidad de las conversaciones. Además, para no levantar suspicacias internas se eliminó de la resolución inicial un párrafo que hacía mención a que la distribución de escaños no sería «obstáculo» para firmar el acuerdo.

Los dos debates que centrarón la reunión de la dirección de IU abordaron, por un lado, la necesidad de hacer una segunda consulta a las bases, tras la ya realizada, una vez se conozca el acuerdo concreto con Podemos, y, por otro, el aplazamiento de la XI Asamblea. Varios dirigentes afines a Garzón plantearon también la necesidad de hacer otra consulta, más allá de las posiciones conocidas de los sectores apoyados por Cayo Lara y Gaspar Llamazares. Según fuentes de los asistentes, la discusión principal no ha ido en la línea de hacer o no consulta, sino dejarlo en manos de la Presidencia o decidirlo ayer mismo. “La pregunta será clara y rotunda sobre un acuerdo concreto”, destacan desde IU. Sobre el aplazamiento de la asamblea, IzAb consiguió que se votara, pero se quedaron solos defendiendo la propuesta, por lo que los plazos siguen siendo los previstos inicialmente. IzAb estudiará la próxima semana retirar la candidatura que encabezan Tasio Oliver y Teresa Aranguren. Este partido, además, reclamó hacer primarias para distribuir los puestos en las listas.

También salió a colación una discusión sobre el programa. Hubo voces que reclamaron exigir solamente unos puntos en común y luego cada fuerza tener su programa. Otras opinaron que debería pulirse uno más profundo de cara a la conformación de un Gobierno. Ayer IU distribuyó una serie de líneas generales parecidas a las que exigió en las negociaciones para formar Gobierno. Las fuentes consultadas no consideran tampoco que este aspecto pueda suponer trabas para el pacto. Por otra parte, según los asistentes, Lara hizo también una defensa del acuerdo de confluencia. Planteó que es algo dictado por el sentir popular y que si ambas fuerzas no van juntas no se podrá derrotar al bipartidismo. «Ha sido una intervención muy constructiva en clave de apoyar a Garzón pero defendiendo que el acuerdo tiene que ser positivo para IU», señala una persona asistente.

Todas las fuentes consultadas siguen siendo optimistas respecto al acuerdo. “No hay margen desde el punto de vista social para que no haya un acuerdo con Podemos”, sentencia un dirigente cercano a Garzón. «Estamos haciendo mucho más de lo que se nos podría exigir por llegar a un acuerdo. La oportunidad es histórica y por nosotros no va a quedar. Lo conseguiremos», resume otro. Barrena y Echenique continuarán con las conversaciones entre hoy y mañana, fecha prácticamente límite por los tiempos establecidos para las consultas a las bases. Podemos ha confirmado que ese referéndum se desarrollará los días 10 y 11 y la intención de IU es hacerla al mismo tiempo.