Iglesias y Montero ponen su cargo a disposición de las bases por la compra de su nueva casa

La polémica sobre la casa que han comprado Pablo Iglesias e Irene Montero ha hecho que ambos dirigentes decidan poner a disposición de las bases los cargos que ostentan al frente de la formación morada. Así lo han anunciado ambos este sábado en una rueda de prensa, donde han reconocido que la adquisición de su nueva vivienda en la localidad madrileña de Galapagar ha abierto un debate sobre su “credibilidad y honestidad”.

Iglesias ha revelado cómo será la pregunta de la consulta a los inscritos, cuyos detalles y plazos serán concretados por el secretario de Organización, Pablo Echenique, el próximo lunes. “¿Consideras que Pablo Iglesias e Irene Montero deben seguir al frente de la Secretaría General de Podemos y de la Portavocía Parlamentaria?”. Las bases decidirán si deben seguir al frente o abandonar todos sus cargos, incluidas sus actas de diputados en el Congreso, ha anunciado el líder de la formación.

Montero ha mantenido que al adquirir una casa en Galapagar y una hipoteca a 30 años ambos han actuado de “una manera coherente” y acorde con “el Código Ético de Podemos”, así como con el Congreso, donde dieron cuenta de sus bienes 48 horas después de adquirir la vivienda. Sin embargo, ha reconocido que se ha abierto “un debate” y que a ninguno de los dos les corresponde juzgar su comportamiento. “Los inscritos y las inscritas deben valorarlo”, ha indicado.

Publicidad

Ambos se consideran, como ya han repetido en muchas ocasiones, blanco de más críticas que el resto de líderes políticos, algo que aceptan como desafío de ser dirigentes de una formación como Podemos aunque creen que es un aspecto importante a resaltar. Montero ha indicado que “lo personal es político”, aunque en este caso “se han traspasado todos los límites de la intimidad”. En ese sentido, ha lamentado que se hayan conocido absolutamente todos los detalles de su nueva vivienda y varios aspectos de sus vidas privadas. “Hay compañeros suyos paparazzis que nos persiguen cuando salimos de una ecografía. No deseamos a nadie que viva una situación como esta”, ha comentado ante los periodistas la portavoz parlamentaria de Podemos en el Congreso.

Ambos dirigentes han manifestado su deseo de continuar en sus cargos, aunque valoran que es una decisión de los inscritos. Montero ha manifestado que ninguno de los dos dejará la política sea cual sea el resultado, aunque ha recordado que “en la política institucional” están “de paso”, al servicio de la limitación de mandatos de ocho años a la que se comprometieron y a la voluntad de las bases. Al respecto de las críticas que han volcado sobre ellos otros miembros de partido como el alcade de Cádiz, José María González ‘Kichi’, han resaltado que todos los compañeros tendrán la oportunidad de manifestar su opinión en la consulta.