¿Qué se puede esperar del Mobile World Congress 2018?

Se espera que la nueva edición del Mobile World Congress congregue a más de cien mil visitantes profesionales en Barcelona. / Foto: GSMA

El próximo lunes arranca en Barcelona una nueva edición del Mobile World Congress, el mayor escaparate mundial del sector de la telefonía, en el que cada edición los principales fabricantes de dispositivos móviles presentan los que serán sus ‘primeros espadas’, los terminales que acapararán todos los flashes a lo largo del año. Junto a ellos, se mostrarán las más punteras tecnologías y se celebrarán todo tipo de eventos, conferencias y talleres prácticos que, durante cuatro días, convertirán a la Ciudad Condal en la capital global de la tecnología.

En realidad, casi son cinco las jornadas, puesto que el domingo, dia previo a la apertura oficial del Mobile World Congress, es aprovechado por numerosas compañías para mostrar ya sus novedades. Este año, algunas de las que más lanzamientos prometen, como Samsung, Sony o Telefónica, entre otras, aprovecharán el día festivo para mostrar al mundo las cartas con las que llegan a Barcelona. ¿Qué podemos esperar de la edición 2018 del Mobile World Congress?

Publicidad

Este año la feria llega a su inicio con cierta polémica, como viene siendo habitual, por otra parte. La inestabilidad política que ha experimentado Cataluña en los últimos meses llegó a ensombrecer la celebración del evento, hasta el punto de que fuentes de la GSMA -la sociedad organizadora del mismo- incluso amenazaron con trasladar la sede del salón a otra gran capital europea.

No es la primera vez que circulan este tipo de rumores desde que Barcelona es anfitriona del evento desde hace más de una década, pero la situación de este año hacía temer lo peor. Sin embargo, en las últimas horas la GSMA ha manifestado su intención de que el Mobile World Congress de 2019 también se celebre en la Ciudad Condal, para perjuicio de Múnich, París y Milán, eternas candidatas a albergarlo, que ya se frotaban las manos.

Además, los taxistas de la capital barcelonesa, que habían amenazado con boicotear el evento si no se tomaban ciertas medidas contra los vehículos privados con conductor y se mejoraban los accesos a la Fira, recinto donde se celebra el Mobile World Congress, han asegurado que harán lo posible por que esta edición sea un éxito, sabedores de que Barcelona no puede permitirse perder uno de sus mayores escaparates internacionales en la actualidad.

Así las cosas, parecen disiparse los nubarrones que empañaban la celebración de la feria para dejar paso a los que deben ser verdaderos protagonistas de cada edición: los dispositivos. ¿Cuáles serán los que más llamarán la atención este año? El plato fuerte sin duda se presentará mañana domingo. Es un secreto a voces que el nuevo Samsung Galaxy S9 se estrenará en Barcelona, como también lo son ya la mayor parte de sus características, tras meses de filtraciones y rumores.

El Galaxy S9 se mostrará al mundo por primera vez a las seis de la tarde en el Palau Sant Jordi y tendrá dos versiones, Galaxy S9 y Galaxy S9+, con pantalla AMOLED de mayor tamaño (5,8 y 6,2 pulgadas, respectivamente). Ambos contarán con el nuevo procesador Exynos 9810, un nuevo chip de fabricación propia desarrollado por la firma coreana. La cámara, por primera vez, será dual, con sensores de 12 mpx y lentes de F/1.4 y f/2.4 de apertura gradual. Altavoces estéreo, reconocimiento facial, una familia propia de emoticonos… muchas serán las cualidades que estos teléfonos incorporen para lograr el objetivo de batir al eterno rival: Apple y su iPhone X.

Pero, aunque la presentación de Samsung es la que, a priori, se considera el plato fuerte del Mobile World Congress de este año, se esperan también otras novedades interesantes. Por ejemplo, Sony también mostrará en la feria los primeros Xperia de 2018. Serán teléfonos muy duraderos, con la resistencia al agua como seña identificativa, y sus formas rectangulares. Es posible que aumenten considerablemente de tamaño e incluso que llegue a producirse el lanzamiento de una nueva Xperia Tablet, dispositivo que la japonesa no ha actualizado desde hace un par de ejercicios.

Durante el resto de días de feria podrán verse los nuevos lanzamientos de Alcatel, que mostrará tres terminales de gama media (Alcatel 1, Alcatel 3 y Alcatel 5) y algún que otro dispositivo sorpresa. Nokia, desterrada del sector hace un par de temporadas, regresa al Mobile World Congress, donde podría mostrar al mundo su primer teléfono con sistema operativo Android, tras haber firmado la exclusividad con Windows Phone hace años al ser comprada por Microsoft, lo que la llevó prácticamente al olvido.

Habrá seguro más presentaciones, pero también se echarán de menos grandes ausencias, y es que tanto Huawei como LG, que estarán en la feria y mostrarán terminales de gama media, no presentarán sus teléfonos más punteros en Barcelona. Huawei lanzará el P11 a finales de marzo en París, aunque es posible que sorprenda en la ciudad condal con una tableta de alta gama y un nuevo lápiz táctil.

Otra compañía china, ZTE, sí que mostrará en Barcelona su Atom M, un dispositivo con doble pantalla abatible, aunque ya fue estrenado en Estados Unidos a finales de año. Por su parte, la coreana LG ha confirmado que el LG G7 no estará listo para la cita de Barcelona. Sí que mostrará un renovado LG V30, así como los LG K8 y LG K10, dos dispositivos con buenas prestaciones pero de gama media.

El Mobile World Congress será el estreno para una firma que llega con stand propio por primera vez al salón, Xiaomi, tras haber entrado en el top 5 de fabricantes a nivel mundial. Sin embargo, no lo hace con buen pie, ya que la feria le ha obligado a abonar una fianza de 200.000 euros por llevar a Barcelona dispositivos bajo los que pesa la sospecha de infracción de patentes, tras haber sido denunciada la compañía china por una startup española, Top Power Control.

Polémicas aparte, durante los próximos días Barcelona volverá a reinar en el universo de la tecnología. Además de los citados lanzamientos se conocerán con total seguridad otras innovaciones en el ámbito del 5G, del Internet de las Cosas, de la Realidad Aumentada… que harán las delicias de los más de cien mil visitantes profesionales que se espera que pisen los pabellones de la Fira de Barcelona estos días, así como de los millones de espectadores curiosos que desde todas partes del mundo fijarán sus ojos esta semana en la Ciudad Condal.