Elenco de estrellas

0
Kobe Bryant (de rojo) anotando para la Conferencia Oeste en el Partido de las Estrellas de la NBA disputado el domingo en Orlando, Florida. / Erik Lesser (Efe)

El pasado fin de semana se celebró en Orlando el All-Star game de la NBA. Uno de los mejores productos deportivos que nos ofrece la factoría americana. La conferencia Oeste se llevo el triunfo por un ajustadísimo 149 a 152. El máximo anotador de la NBA Kevin Duran fue el MVP con 36 puntos y 7 rebotes. El otro protagonista fue Kobe Bryant que se convirtió con sus 27 puntos en el máximo anotador de la historia de los All-Star superando al mismísimo Air Jordan.

Hace años probablemente lo que mas atraía era el Concurso de Mates. Estrellas del calibre de Michael Jordan, Dominique Wilkins, Clyde Drexler, Vince Carter o alguno mas recientes como D.Howard hacían las delicias del público que puntuaba cada acción como si de un ejercicio de gimnasia se tratara. Este año ninguna superestrella ha querido participar por riesgo a lesionarse o porque probablemente es un escenario en el que hay poco que ganar y mucho que perder. Lo cierto es que el concurso decepcionó mucho. Jeremy Evans ganó gracias a los votos vía Twitter, aunque para mí fue un error quitar este año la votación del jurado de leyendas.

También se celebraron otros concursos en los que los jugadores mostraron sus habilidades individualmente. Kevin Love, una de las sensaciones de la Liga, se llevo el concurso de triples por encima de jugadores como Durant o Jones. Tony Parker fue el mejor en el desafío de habilidades con el balón y New York, guiados por la muñeca de Allan Houston, ganaron el shooting stars.

Uno de los mejores momentos del All-Star es el partido de los rookies en el que se enfrentan los mejores debutantes y jugadores de segundo año entre sí. A pesar de que todas las miradas estaban puestas en el Shaq team por la tripleta Lin-Rubio-Griffin, los hombres del Chuck team se llevaron la victoria por 146 a 133, con un Kirie Irving espectacular. Anoten este nombre.

Los ÑBA -Marc Gasol y Ricky Rubio- debutaron con éxito. Marc convirtió 4 puntos y 3 rebotes formando parte del combinado ganador del Oeste y Ricky cuajó una sensacional actuación con los Rising Stars convirtiendo 12 puntos y repartiendo 7 asistencias. Además batió el record Guinness de canastas convertidas de forma consecutiva con 18.

Entiendo que de cara al próximo All-Star de Houston habrá cambios.

Es sensacional ver como los americanos enfocan estos eventos. Despliegue de luces, decibelios, shows, mascotas y todo tipo de entretenimientos alrededor del propio espectáculo, hacen que durante este fin de semana mágico todas las miradas se centren en las estrellas. Mucho mas si es en el estado de Disney.

El concepto de show-business está muy arraigado en la cultura americana. Bien sea Superbowl, Final Four de la NCAA o cualquiera de los macro-eventos deportivos que se celebran en USA, se cuida hasta el mínimo detalle. Todo esta pensado por y para el business. Tiendas por todos los recovecos de las instalaciones y lugares para comer son típicos dentro de los estadios. Además, también se colocan todo tipo de atracciones para que niños y adultos disfruten y gasten por doquier.

Yo diría por las experiencias que he tenido que, mientras que en Europa y Sudamérica los hinchas mueren por animar a sus equipos, en las canchas USA lo que se valora es la diversión y el entretenimiento. Incluso por encima de la victoria del equipo. Lo que aprecian los aficionados es ver un buen espectáculo y tener acceso a todo tipo de atracciones, comida o merchandising.

El público americano es un respetable muy comedido. Siempre visten camisetas o gorras de sus equipos o ídolos, beben y comen como cosacos pero rara vez llegan a animar hasta la extenuación y prácticamente nunca entran en la descalificación.

Por el contrario, el aficionado en Europa o Sudamérica se desgañita animando a su equipo con bombos y platillos, bocinas o carracas, y, por supuesto, lo mas importante es la victoria. Quizás lo que menos me guste de esta parte sean las faltas de respeto que se producen en muchas ocasiones, aunque no cabe duda que vivir el ambiente de un partido importante en un encuentro en Grecia, Yugoslavia, Israel o España no es comparable a nada.

Mates increíbles, triples imposibles y todo tipo de espectáculos protagonizados por algunos de los mejores jugadores de basket del Mundo son visionados en casi todo el planeta. La marca NBA sigue exportando espectáculo y sigue expandiéndose hasta lugares recónditos en los que cualquier niño puede vestir la camiseta de su ídolo. Verdaderamente son únicos en ello.

Parto rumbo a Besiktas para ver a mi Mad Croc Fuenlabrada. Seguro que el recibimiento será calentito. Os puedo asegurar que tendré que ver el partido tapadito y de pie. Eso si, me llevo mis tapones y por supuesto mi bocata.

Leave A Reply

Your email address will not be published.