Un récord para lord Sebastian Coe

Pablo Villalobos *

El atleta keniano David Rudisha celebra el oro y el récord mundial conseguido en los 800 metros durante los Juegos Olímpicos de Londres. / Juanjo Martin (Efe)

Los Juegos Olímpicos de Londres podrán ser recordados por muchos aspectos,  pero para los ingleses tendrá un significado muy especial que, seguro, recorrerá el imaginario de generaciones y generaciones. En el atletismo, deporte rey de los Juegos, tras la jornada mítica de las tres medallas de oro para el atletismo inglés, ayer caía un récord mundial de una forma impresionante y en una prueba especial para los ingleses y más para su cabeza visible, lord Sebastian Coe, los 800 metros.

Publicidad

En el calendario estaba anotada la fecha del jueves 9 de agosto como un día clave con tres posibles plusmarcas mundiales en la palestra. El primero en frustrarse fue el de decatlón. El estadounidense Eaton, tras batirlo hace poco más de un mes en Eugene, en los Trials USA, ya dejó claro que en Londres iba a por el oro, no a por el rècord mundial, porque no tenía tiempo de recuperarse del esfuerzo y competir de nuevo al 100% en los JJOO.

El segundo estaba sembrado de dudas, los 200m, pero tras los 9.63 de Bolt en la final de los 100m cuatro días antes, se podía pensar en un ataque en toda regla y hubo que esperar hasta la línea de meta. El récord no cayó. 19.32 para Bolt, que recolecta un repóker de oros olímpicos con todos los records mundiales en vigor, y todavía puede caer el sexto en el relevo 4x100m. Añadir el triplete histórico para Jamaica en esta prueba copando 5 de las seis medallas de la velocidad pura, el 100m y el 200m.

La tercera oportunidad venía de la mano de los 800m masculinos, la prueba en la que, a pesar de llegar a tener el récord mundial, se le resistió a Sebastian Coe la medalla de oro olímpica, en Moscú y Los Ángeles consiguió el oro pero en los 1500m y sólo llegó a la plata en los 800m. Pero ahí estaba el gigante keniano, Rudisha, para hacerle un regalo al Sebastian Coe atleta, al Coe presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Londres, unos de los principales responsables de que los Juegos estuvieran celebrándose allí en esos momentos.

No hubo momentos de vacilación, desde el disparo de salida David Lekuta Rudisha, con su poderosa zancada, se lanzó hacia la victoria, más aún, hacia el récord mundial. Era su objetivo y en cabeza, en solitario con unos parciales tremendos, paraba el crono en un fantástico 1 minuto 40 segundos y 91 centésimas, récord mundial en una carrera electrizante de principio a fin.

Ayer brilló el rayo “Bolt” pero dando más luz a un récord mundial emotivo más allá del prodigio.Tampoco quería dejar pasar la ocasión de comentar las dos medallas olímpicas de hoy para el deporte español, por sus similitudes y por sus diferencias, una deporte de equipo, waterpolo, otro deporte individual, la lucha, ambas en féminas, las reinas de los Juegos para la delegación española, ambas partiendo del anonimato deportivo, de creer en lo que uno hace por encima de todo, un equipo, el de waterpolo, del que no hace mucho oía palabras como renovación, juventud, materia prima para trabajar a largo plazo, y se han convertido en subcampeonas olímpicas. Enhorabuena Maider, enhorabuena a las chicas del waterpolo español.

(*) Pablo Villalobos es atleta. Fue 5º en el campeonato de Europa de maratón de 2010 y campeón de España de maratón en 2011.