Adiós Londres, hola Rio de Janeiro

2

Pablo Villalobos *

Uno de los saltos que dieron la cuarta plaza en altura a la atleta española Ruth Beitia en los JJOO de Londres. / K. Okten (Efe)

Es difícil cerrar unos Juegos Olímpicos, resumirlo, las épicas luchas, récords, medallas de las 47 pruebas entre masculinas y femeninas, que componen el programa olímpico del Rey de los Juegos, el atletismo. Acaba Londres pero no acaba todo. Con el relevo de la bandera olímpica Rio de Janeiro asoma en el horizonte y muchos atletas, vencedores y vencidos en Londres, se habrán conjurado estos días en estar allí para intentarlo de nuevo.

Publicidad

Pero no todo son Juegos Olímpicos y en el próximo ciclo nos esperan, como grandes competiciones al aire libre, los mundiales de Moscú en 2013, los europeos de Zurich en 2014 y de nuevo mundiales, pero en Pekín, en 2015, antes de un nuevo asalto olímpico.

Los Protagonistas

En féminas está claro que destaca la heptaatleta Jessica Ennis, recordwoman mundial en pista cubierta y que se hizo con el título olímpico incluso luchando por un record mundial en la primera jornada. Desde el punto de vista local fue la gran protagonista y encendió la mecha de la atención de los británicos en el estadio. A nivel internacional la etíope Dibaba, aunque no pudo con su compatriota Defar en los 5.000m, se hizo con el oro en los 10.000m acumulando cinco oros olímpicos entre las pruebas de 5.000m y 10.000m, en las que hizo doblete en Atenas 2004 y Pekín 2008 y en Londres consiguió un nuevo oro y un bronce (5000m).

Por el lado masculino los multimedallistas, Mo Farah, el británico de origen somalí y entrenado por Alberto Salazar en USA ha confirmado que es el mejor fondista del momento colgándose los oros de las dos pruebas más largas del anillo y casi cumpliendo un trío histórico, ya que fue oro en los europeos de Barcelona en 2010 en 5.000m y 10.000m, Oro y plata en los mundiales de Daegu en 2011 y doble oro en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, en su casa.

A nivel internacional está claro, no puede ser otro que Usain Bolt, tres oros olímpicos que se suman a los tres de Pekín 2008 y con un record mundial (4x100m) y otro olímpico (100m). El jamaicano ya puede estar seguro de que pasará a la leyenda del atletismo y habrá que ver que nuevos retos le pueden mantener en el máximo nivel.

Los récords

Los records mundiales no están en peligro de extinción y en Londres han brotado frescos y fuertes. Además del record mundial de los 4x100m para Jamaica (36.84 para Carter, Frater, Blake y Bolt) hay que sumar los de pruebas individuales en los 800m masculinos por parte del keniano David Rudisha (1:40.91) y en los 20 kilómetros marcha femenino por parte de la rusa Lashmanova (1:25.01).

Las sorpresas

Es difícil acotar este término pero está claro que en las grandes competiciones hay sorpresas, vencedores inesperados, jóvenes que serán los futuros dominadores o experimentados porque hayan sabido aprovechar las circunstancias para hacerse con una victoria.

En Londres destacaré al lanzador de jabalina de Trinidad y Tobago Walcott, atleta junior, menor de 19 años que venía de vencer en el mundial junior celebrado hace un mes en Barcelona y que se ha hecho con el título olímpico.

Seguro que hubo otros muchos entre los medallistas y finalistas que darán que hablar en próximas competiciones o en los próximos Juegos Olímpicos.

Los españoles

La cosecha española en atletismo en los Juegos de Londres se ha venido con el medallero a cero, como pasara en Pekín 2008. Momentos complicados a este nivel para nuestro atletismo, que jubila a su mejor generación sin que la siguiente esté aún madura para luchar por grandes éxitos, pero estos llegarán y en pruebas más técnicas que de largo aliento. Los Cienfuegos en martillo, Peleteiro en Triple, Jover en longitud, entre otros, son mimbres que con algo de suerte y mucho trabajo darán sus frutos, pero más para ese posible Madrid 2020 que para Río 2016.

Pero en Londres brillamos a nuestro nivel en algunas pruebas: mejor destacar lo positivo que los errores ya están escaldados y lamiéndose las heridas.

En féminas la más destacada es nuestra gran saltadora Ruth Beitia, que estuvo a punto de despedirse a lo grande de la alta competición con una medalla olímpica: No pudo ser, pero el oro de Helsinki fue fantástico y un 4º puesto olímpico, aunque amargo, es un grandísimo resultado para la cántabra que saltó más que nunca en un gran evento al aire libre.

En chicos el mejor fue el marchador Miguel Ángel López, del granero murciano de la marcha atlética, con su 5º puesto en Londres, en los 20km marcha. Por su juventud nos esperan grandes cosas en el futuro.

Actuaciones muy positivas para las chicas de la marcha, 8ª  y diploma olímpico para Beatriz Pascual; 10ª María Vasco en sus 5º Juegos y 12º Mariajo Poves. También en disco, aunque no estuvo Pestano, Casañas consiguió un meritorio 7º puesto para un lanzador muy regular.

Eso en cuanto a puestos, pero no me quiero dejar en el tintero, aunque más retrasados en las clasificaciones, grandes carreras de Diana Martín en los 3.000m obstáculos y Judit Pla en los 5.000m con marcas personales; los chicos del 800m que lucharon por colarse en la final más potente de todos los tiempos, el pertiguista Igor Bychkov, que se coló en una grandísima final de pértiga, 12º del mundo, o un jovencísimo Cienfuegos que sigue mejorando y ya fue en Londres 16º del mundo.

Muchos de estos nombres y otros más ya han comenzado su camino hacia Río de Janeiro 2016, cuatro años de trabajo por delante para mejorar y volver a intentarlo.

Para acabar, unas líneas de mi visión de estos Juegos Olímpicos, los primeros que he presenciado en vivo. Respecto a los deportistas, que decir, la ilusión por el sueño olímpico existe en la Villa y fuera de ella. Deportistas y aficionados hacen de estos Juegos Olímpicos un evento único en el que se encuentra lo mejor del deporte y del ser humano. La otra cara, la más fría y a veces oscura que acompaña estas grandes organizaciones. Los deportistas no siempre son los protagonistas y, desde luego, no son la prioridad.

Otra reflexión, también en doble lectura, por un lado ver un país volcado con sus Juegos, por lo menos en los alrededores de los Juegos, en el centro de Londres, en los estadios. Viviendo el deporte en la cuna del deporte moderno, estadios llenos, gran interés mediático, y la otra lectura, el monstruo en el que se han convertido unos Juegos Olímpicos que deben vivir en simbiosis con la ciudad que los recibe y organiza. Desde luego, y enlazando con lo anterior, quizás haya otros puntos en los que recortar en lugar de en atletas.

Ese creo, después de vivir los de Londres, que fue el secreto de Barcelona 1992. La ciudad, los barceloneses, los catalanes, los españoles, vivieron esos Juegos como suyos y fue cierto que aportaron mucho, más de lo que se llevaron. Hay que buscar el equilibrio y saber hacer llegar esos beneficios, tangibles e intangibles, a las personas que sustentarán los Juegos sobre sus ciudades y vecindarios. No se pueden hacer unos Juegos de espaldas a la gente. Tomen nota para Madrid.

(*) Pablo Villalobos es atleta. Fue 5º en el campeonato de Europa de maratón de 2010 y campeón de España de maratón en 2011.
2 Comments
  1. air jordan gamma 11 says

    APIt s not often that a punt returner gets flagged and fined for facemasking, but that s what happened to Philadelphia s DeSean Jackson.
    air jordan gamma 11 http://jordangammablue.liveblog.com/

  2. Reynaldo Estrada says

    POR FAVOR NECESITO PODER COMUNICAR CON ALBERTO SALAZAR. DE PARTE DE ENTRENADOR CUBANO.
    email: reynaldoec@grm.uccfd.cu

Leave A Reply

Your email address will not be published.