Primer título de la temporada en juego

0
Leo Messi celebra su gol conseguido de penalti, frente al Real Madrid, durante el partido de ida de la Supercopa. / Albert Olivé (Efe)

Ganó el FC Barcelona en el primer clásico de la temporada. A pesar de que el Real Madrid se puso por delante en el marcador, con gol de Ronaldo, los blaugrana fueron capaces de recomponerse y remontar el resultado adverso con tres goles seguidos de Pedro, Messi y Xavi. Solo un fallo de Valdés, en el minuto 86, posibilitó a Di María una ocasión de marcar que el argentino no desperdició. Con el resultado final de 3-2, la eliminatoria queda totalmente abierta. El próximo miércoles, a las 22:30h , en el Bernabeu, se celebrará el partido de vuelta, con el título de la Supercopa de España en juego.

Tras el polémico partido del año pasado y el debut de Tito Vilanova como entrenador del FC Barcelona se esperaba un encuentro más movidito en el Camp Nou. Hemos visto un buen partido de fútbol, sobre todo en la segunda mitad, pero aún dista mucho de lo que viviremos en el futuro próximo. Quizás, la ausencia de Pepe, el momento de la temporada y los vínculos que entrelazan a los componentes de la Roja verano a verano hayan hecho que el clásico haya sido algo descafeinado.

Publicidad

Mucha posesión del Barcelona (67%) y un esquema de juego muy similar al de la temporada pasada. El Barça dominó en la primera mitad, pero le faltó llegada a puerta. Fue en la segunda parte cuando el gol de Cristiano espoleó a los azulgrana, que se vinieron arriba y cuajaron sus mejores minutos. Justo un minuto después de recibir el tanto, Pedrito empató, a pase de Mascherano. Tras el empate cayeron otros dos goles en menos de 25 minutos (Messi y Xavi) y no llego el cuarto porque apareció la mano milagrosa del ‘Santo Casillas’.

Cuando el partido parecía sentenciado, un error garrafal de Víctor Valdés en un control de balón provocó que Di María le robase la cartera y anotase a placer el 3-2.

Es tremenda la igualdad mostrada por ambos conjuntos a lo largo de la historia: Real Madrid y Barcelona se han enfrentado en 220 partidos oficiales, saldados con 87 victorias blancas, 87 triunfos azulgranas y 46 empates. En la Supercopa de España los blaugrana son ligeramente superiores -10 títulos de los azulgrana por 8 de los blancos-.

A pesar de que el Barça ha ganado las últimas 5 finales de Supercopa que ha disputado (2005, 2006, 2009, 2010 y 2011), las tres últimas, además, de manera consecutiva, tiene en el Real Madrid a su bestia negra. En las 5 finales que han disputado culés y merengues, el Real Madrid ganó las cuatro primeras (1988, 1990, 1993, 1997) y tan solo perdió la última (2011).

En este primer clásico ninguno de los dos astros del fútbol Mundial ha estado brillantes. A pesar de que ambos han marcado, no han sido determinantes. Se nota que aún no están a pleno rendimiento.

Sí quiero apuntar que Cristiano Ronaldo ya ha marcado en los 4 últimos clásicos disputados en el Camp Nou (Supercopa 2011, Copa 2011-12, Liga 2011-12 y Supercopa 2012). Ningún jugador del Real Madrid lo había logrado antes (Leo si llegó a marcar en 5 partidos seguidos en el Bernabeu). Por su parte, Messi ya es el máximo goleador de la Supercopa con 9 tantos y el mejor artillero del Barça, en clásicos, -junto a Cesar- (14 tantos). El argentino llevaba 4 clásicos seguidos sin marcar, su peor racha desde que debutó en el Barcelona. El argentino no cuajó un partido excelente pero se quitó la espinita clavada marcando desde los 7 metros.

En referencia a nuestros internacionales: Iker Casillas y Xavi han sumado, con el de hoy, su clásico número 31º, convirtiéndose así en la pareja, de compañeros o rivales, con más clásicos compartidos. Personalmente me he quedado con ganas de ver a David Villa unos minutos, aunque poco a poco irá entrando en el equipo –será el mejor fichaje del Barça esta temporada-. El mejor del partido, de nuevo, ha sido Andrés Iniesta.

Parece que la historia juega ligeramente a favor de los blancos en esta Supercopa: Ningún club ha ganado 4 años seguidos este torneo (Real Madrid también ganó 3 consecutivas en 1988, 1989 y 1990). Además, tradicionalmente es mas probable que se lleve el título de Supercopa el campeón de Liga (9 de 12 en las últimas ediciones del torneo).

Veremos, si el equipo dirigido por Tito Vilanova es capaz de batir un nuevo registro y ganar su título número 15 de 20 posibles. A mi personalmente me pasa como a Tito, “no se si esto es hegemonía”.

Tengo claro que el partido del próximo miércoles será diferente. Espero que nadie haga piquetes de ojos, ni se vuelva a caer en la chabacanería y marrullería pero, a buen seguro, que se vivirá un partido de mayor intensidad. El primer título de la temporada está en juego y, aunque Mourinho parece no darle demasiada importancia, habrá mas en juego de lo que se pinta.

Leave A Reply

Your email address will not be published.