Vuelve el fútbol: en un mes, sin público y ¿sin fotoperiodistas?

  • La vuelta del deporte más seguido en nuestro país va a tener unas características particulares. La principal y más obvia es que será sin público
  • Las asociaciones de informadores gráficos denuncian que La Liga se ha quedado con el monopolio de las imágenes de entrenamientos y partidos
  • Víctor Lerena, presidente de ANIGP-TV calcula que 4.000 o 5.000 familias viven del periodismo deportivo en nuestro país y se pueden ver afectadas por la medida

0

¿Cuándo vuelve el fútbol? Seguro que muchas personas han buscado en las fases de la desescalada la respuesta a esta pregunta. Durante los últimos días los futbolistas profesionales ya han vuelto a los entrenamientos dentro de la Fase 0. Se hacen por turnos y de manera individual, es decir con el ya habitual distanciamiento social provocado por la pandemia de coronavirus. Será dentro de la Fase 2 cuando se permitan los partidos. La fecha por las que apuesta La Liga y los equipos es el 12 de junio aunque el Gobierno, que tiene la última decisión, parece partidario de retrasarlo al menos una semana más. Sea como fuere, la vuelta del deporte más seguido en nuestro país va a tener unas características particulares. La principal y más obvia es que será sin público. Pero, además, otro aspecto está pasando más desapercibido y afecta a un sector laboral relevante, el de los fotógrafos deportivos.

Alemania celebró ayer sus primeros partidos de fútbol profesional desde el comienzo de la pandemia. Las normas serán muy parecidas a las que se han establecido aquí. En Francia se decidió suspender las competiciones. Italia e Inglaterra miran y esperan. La mayoría de aficionados se han resignado ya a solo poder el fútbol desde las pantallas de sus televisiones. No parece que haya vuelta atrás en este asunto por la emergencia sanitaria y el riesgo evidente que suponen los eventos masivos. Pero desde que se ha ido conociendo la decisión, varios grupos de aficionados han querido dejar patente su rechazo a esta decisión.

Bajo la etiqueta en redes sociales de #SinAficionadosNoHayPúblico se han difundido diferentes comunicados de peñas o colectivos rechazando esta medida. En uno de ellos, que reivindica el carácter del fútbol popular, señalan lo siguiente: “Una vez más el fútbol deja de ser deporte para obedecer únicamente a intereses económicos (…) El fútbol es y debe seguir siendo de los aficionad@s y para los aficionad@s. Si por motivos de salud pública las aficiones no pueden acceder a sus campos de fútbol, no tiene sentido que se disputen los encuentros, ya que se aísla de su esencia y se convierte en un mero negocio, en un producto televisivo para ser consumido como cualquier otro, sin esencia, sin identidad”.

También esta misma semana otros grupos, algunos de ellos ultras, lanzaron a nivel europeo un comunicado denominado 'United supporters of Europe'. La declaración está firmada por más de cien grupos de países como España, Alemania, Italia y Francia que se oponen al reinicio, denunciando que los intereses financieros se han puesto por encima de la salud. "Pedimos encarecidamente a la UEFA y las federaciones nacionales que detengan las competiciones de fútbol hasta que llenar los estadios vuelva a ser un hábito libre de riesgos para la salud pública", solicitaron en su texto.

Los fotógrafos no pueden entrar

Un aspecto que seguramente pase más inadvertido para el gran público es la situación que vivirán muchos profesionales si el protocolo de la Liga se lleva a cabo tal y como está concebido hoy en día. Es el caso de los fotoperiodistas. Así lo han denunciado numerosas organizaciones profesionales como la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y TV (ANIGP-TV).  Ayer mismo, de hecho, lanzaron un comunicado junto con varias asociaciones profesionales rechazando la prohibición de que no puedan realizar su trabajo en los entrenamientos actuales. Y todo apunta a que tampoco podrán hacerlo cuando comiencen los partidos.

“Reiteramos al Ministerio de Sanidad que suprima el artículo 39.6 -referido a que no pueden asistir los medios de comunicación a los entrenamientos en las ligas profesionales- de la Orden SND/399/2020, de 9 de mayo, publicada en el BOE, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad”, destaca el mencionado comunicado.

Víctor Lerena, presidente de ANIGP-TV, destaca a cuartopoder que han calculado que 4.000 o 5.000 familias viven del periodismo deportivo en nuestro país. Y que, a diferencia de otros informadores, el periodismo deportivo es muy específico, es decir, muchos no podrán realizar su trabajo en otros ámbitos. El Real Decreto habla además de todos los deportes. “Si en el Santiago Bernabeu pasaban 80 fotógrafos, es cierto que va a tardar mucho en que lleguemos a esa cifra. Pero en los huecos que quedaran libres entre otros trabajadores se podrían ir metiendo fotógrafos”, explica.

Desde el sector se han encontrado con la negativa de La Liga respecto a sus peticiones. “Ellos han contratado una agencia para distribuirlas ellos o los fotógrafos de los clubes”, explica Lerena. “Nosotros creíamos que en alguna fase nos iban a dejar trabajar, pero no tiene visos de que eso pase”, añade.

La ANIGP-TV ha contactado con todos los agentes implicados. “Es una pescadilla que se muerde la cola porque La Liga ni nos ha contestado a las cartas. El Consejo Superior de Deportes (CSD) nos ha contestado que todo depende del Ministerio de Sanidad. De momento hay una negativa taxativa”, comenta Lerena. Además, pone en valor que son una de las profesiones que más medidas de seguridad frente al contagio está tomando. “Es poco lógico que podamos entrar en morgues u hospitales y no podamos entrar en un campo de fútbol”, afirma. “Podríamos sentarnos incluso en la grada”, concluye.

Algunos profesionales denuncian además que de momento ni siquiera La Liga está generando puestos de trabajo en todos los sitios. Así lo afirma Vanessa Casteleiro, fotógrafa e integrante del sindicato CNT, que pone como ejemplo el caso de los entrenamientos del Deportivo de La Coruña, donde es el club quien manda las fotos por exigencias de La Liga.

Casteleiro comenta la precariedad habitual de muchos profesionales, que están como falsos autónomos en los diarios. “Esto sumado a la nueva situación deja a mucha gente sin trabajo de forma permanente. Ni siquiera el comunicado de La Liga que llegó a las redacciones ni siquiera marcaba la temporalidad del estado de alarma, por lo que parece una decisión que durará”, afirma. “Ellos deciden qué información sale, qué imágenes. La Liga tiene un monopolio total que se carga el sector”, añade. Para esta fotógrafa, además, La Liga se esta adueñando de un espacio público en el caso de algunos estadios que son propiedad municipal. “Vemos que hay una intención a mayores, que no es solo seguridad. Siempre notamos con La Liga un poco de presión los fotógrafos, cada vez hemos tenido mas restricciones”, apunta.

Sobre el asunto, también se ha pronunciado la Federación de Sindicatos de Periodistas (FESP) mediante un comunicado. Y apuntan también a los propios medios de comunicación. “Esta decisión supone un grave perjuicio para los y las profesionales de la información y una vulneración al derecho a la información de la ciudadanía, ya que los medios recibirán solo aquello que interese a la Liga y a los clubs. Esto será posible gracias a la complicidad de las empresas de comunicación, que han aceptado estas normas pese a que degradan la calidad de la información que proporcionan a la ciudadanía”.

El BOE publicó ayer algunas especificaciones en las restricciones de la Fase 2. En él se especifica que “se permitirá la entrada de medios de comunicación para la retransmisión de la competición”. Este punto ha sido interpretado por algunos medios deportivos como una apertura a que entren los fotoperiodistas. Así lo recoge el diario Sport: “El texto es un tanto ambiguo, al no especificar si se refiere únicamente a medios audiovisuales que retransmitan en directo los partidos, aunque la lógica indica que se refiere a todo tipo de medios de comunicación, incluidos los fotoperiodistas, a los que La Liga ha apartado de la actividad diaria”. La solución definitiva, en poco más de un mes.


loading...

Leave A Reply

Your email address will not be published.