DOS INVESTIGACIONES ACADÉMICAS Y WEATHERTREND COINCIDEN

España e Italia sufrieron más el impacto de la covid-19 por su mayor contaminación atmosférica

  • Las predicciones de enero ya indican para febrero alta contaminación en el sur de Europa, disipada en el Norte por fuertes vientos  
  • Alemania tuvo un 57,15% más vientos de lo habitual, lo que coincidió con menos infectados  

0

Dos nuevas investigaciones académicas muestran una correlación entre la contaminación atmosférica y las muertes por la pandemia de coronavirus. Ambas coinciden en considerar la contaminación como un factor precursor inicial en el empeoramiento de las diversas enfermedades respiratorias que han facilitado las muertes por coronavirus. Sus resultados coinciden con los primeros indicios difundidos la semana pasada por la Agencia Estatal de Meteorología y el Instituto de Salud Carlos III. Los tres estudios han sido avalados por las predicciones efectuadas efectuadas en enero por Weathertrend y que se cumplieron en febrero: altas contaminaciones en el sur de Europa, coincidieron con el mayor impacto del covid-19 en Italia y España, y disipación de las mismas por los vientos.  

La primera de las investigaciones académicas, liderada por Yaron Ogen¹ en la Universidad de Halle-Wittenberg (Alemania,) muestra una correlación entre la contaminación y la mortalidad causada por coronavirus. Para ello se analizaron concentraciones de NO2 troposférico extraídas del satélite Sentinel-5P,  indicativas de niveles muy altos en dos puntos clave, Madrid y el norte de Italia. 

En estos dos puntos, las condiciones atmosféricas predominantes durante el mes de febrero 2020 ayudaron a incrementar sus niveles de contaminación, siendo durante varias semanas los más altos de Europa. Yaron, en su investigación, concluye que la larga exposición a este contaminante puede favorecer problemas respiratorios severos, inflamación, hipertensión, diabetes y problemas cardiovasculares en la población, siendo estos un factor importante en la alta tasa de defunciones por COVID-19, para las zonas estudiadas. 

El segundo estudio realizado en la Universidad de Harvard y liderado por Xiao Wu² y Rachel Nethery muestra que la mortalidad del coronavirus aumenta en zonas con mayores concentraciones de partículas en suspensión de menos de 2,5 micras (PM2.5).

Los primeros indicios de correlación entre variables meteorológicas y propagación de la enfermedad COVID-19 y del virus SARS-CoV-2 en España fueron apuntados por los resultados preliminares del trabajo conjunto de la Agencia Estatal de Meteorología y el Instituto de Salud Carlos III, indicativos según ellos de que en nuestro país el índice de afectación aumenta a menor temperatura promedio. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación, investigan conjuntamente qué variables meteorológicas pueden ser consideradas de interés al analizar la incidencia y propagación de la enfermedad COVID-19 y del virus SARS-CoV-2 en España.

Las condiciones atmosféricas juegan así según las tres investigaciones un papel fundamental en las concentraciones de diversos contaminantes, pues los contaminantes pueden ser precursores de incrementos en los factores de riesgo que incrementan las mayores tasas de infectados y muertes por coronavirus de Italia y España, países que a mediados de marzo empezaron a registrar las mayores estadísticas de infectados y muertes del mundo, posiciones en las que solo han sido adelantados por la mayor población de los Estados Unidos. Este jueves, a las 17,30 horas, las estadísticas comparativas mundiales aún mantienen a los EEUU el primero en infectados (843.937), España segunda (213.024) e Italia tercera (187.327).

¿Se puede pronosticar?

La consiguiente pregunta que dejan en el aire ambas investigaciones académicas es: ¿Se puede pronosticar con meses de antelación zonas vulnerables a mayores tasas por coronavirus? La respuesta de los equipos de meteorología de la empresa Weathertrend es que sí, según demostraron las predicciones efectuadas durante el mes de enero por esta empresa, luego confirmadas por las condiciones meteorológicas registradas en febrero y principios de marzo.

Weathertrend está especializada en las previsiones a medio y largo plazo, gracias a su innovadora metodología, basada en una combinación entre los modelos estacionales y análisis de análogos de años pasados. Mediante este sistema, pueden prever con varios meses de antelación variables como el viento, temperatura y precipitación a varios meses vista, tal y como indican desde esta empresa . Así lo indicaron los tres siguientes trabajos efectuados por esta empresa:

En efecto, en enero de 2020 Weathertrend obtuvo indicadores que el mes de febrero podría ser propenso a periodos con viento muy bajo sobre la Península Ibérica e Italia, lo que podría favorecer semanas con altas tasas de contaminación. El posible escenario planteado por Weathertrend fue:

Finalmente, en febrero 2020 se observaron periodos con viento muy bajo, lo que favoreció el incremento en las concentraciones de NO2. A continuación, mostramos las cantidades observadas por el satélite Sentinel-5P:

En cambio, sobre la mitad norte de Europa se produjo uno de los febreros más ventosos de los últimos 30 años. Un ejemplo es el análisis que llevó a cabo Weathetrend sobre la anomalía de la producción eólica observada en Alemania. Para ello, Weathertrend ha desarrollado una metodología innovadora para calcular la producción eólica mensual desde 1979, teniendo en cuenta los parques eólicos instalados en  la actualidad. Este análisis nos mostró que febrero 2020 fue un 57,15% más ventoso de lo habitual (media climática últimos 30 años). Este mes más ventoso de lo habitual favoreció una disipación de la contaminación atmosférica tal y como se puede apreciar en aquí.

Por lo tanto, existe una clara correlación entre la contaminación y las tasas de muertes por coronavirus. Al mismo tiempo, las concentraciones de contaminación dependen de las condiciones atmosféricas, por lo que es necesario una previsión meteorológica a largo plazo, que pueda ayudar a la gestión de la pandemia y minimizar sus efectos.

Referencias científicas: 

¹.Assessing nitrogen dioxide (NO2) levels as a contributing factor tocoronavirus (COVID-19) fatality. YaronOgen.The Department of Remote Sensing and Cartography, Institute of Geosciences and Geography, Von-Seckendorff-Platz 4, Room: H4 2.23, Martin-Luther University Halle-Wittenberg, Halle (Saale)06120, Germany

².Exposure to air pollution and COVID-19 mortality in the United States
View ORCID ProfileXiao Wu, View ORCID ProfileRachel C. Nethery, Benjamin M. Sabath, Danielle Braun, Francesca Dominici

3.Primeros indicios de correlación entre variables meteorológicas y propagación de la enfermedad COVID-19 y del virus SARS-CoV-2 en España

Aportaciones  de Weathertrend:

Escenario planteado en enero para el norte de Europa:https://ars.els-cdn.com/content/image/1-s2.0-S0048969720321215-gr1_lrg.jpg

Escenario planteado en enero para el sur de Europa: http://www.esa.int/ESA_Multimedia/Videos/2020/03/Coronavirus_nitrogen_dioxide_emissions_drop_over_Italy

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.