Rosalía Mera, ‘patrona’ de los indignados

16

Imagen de archivo de Rosalía Mera. / paideia.es

En alguna caja fuerte de la empresa Inditex (Industria de Diseño Textil, SA), propietaria de Zara, entre otras marcas, debe guardarse a buen recaudo un voluminoso dossier en el que se narran las peripecias y “prácticas laborales”, nobles y no tan nobles, de esta multinacional en Marruecos. En este informe, que tardó varios años en elaborarse después de un exhaustivo trabajo de campo, se recogen, y se dejan entrever episodios que le sacarían los colores a esta señora, doña Rosalía Mera —ex mujer de Amancio Ortega, fundador de Inditex, y una de las principales accionistas de esta compañía, presidenta de la Fundación Paideia, y la mujer más rica de España, según la revista Forbes—, si tuviese vergüenza y respeto por quienes desde las acampadas en las plazas de España sueñan con cambiar el mundo o, por lo menos, que sea un poco mejor. Pero como parece que no la tiene, va ahora y se atreve a decir que respalda “sin fisuras” el Movimiento 15M. Y se queda tan fresca.

Publicidad

Porque es sabido —así se describe en el dossier— que en los numerosos centros de producción, asociados y propios, que esta compañía textil tiene en Marruecos se cometen toda clase de tropelías y abusos. Abusos laborales: no se les paga ni siquiera el salario mínimo interprofesional a muchas de las trabajadoras. Abusos en la ubicación de talleres y fábricas: con frecuencia estos se encuentran en sótanos insalubres o en lugares escasos de luz o con deficiente ventilación y difícil acceso. Abusos por parte de los propietarios de algunos de estos talleres o de sus encargados que persiguen y acosan a las trabajadoras más vulnerables para satisfacer sus caprichos y vicios más rastreros e inconfesables. Abusos en los horarios: no se respetan, por lo que las empleadas tienen que trabajar con frecuencia más horas que las que luego se les paga. Abusos, en fin, empleando a menores por unas monedas; empleos estos que, como se sabe, están expresamente prohibidos por la ley; no sólo aquí, en España, también en Marruecos.

Que ahora aparezca doña Rosalía Mera exhibiendo sonrisa y poniéndose incondicionalmente al lado de los Indignados no creo que sea de recibo. Más bien se me antoja una falta de ética y una inmoralidad. Claro que, para entenderlo, hay que aceptar que vivimos tiempos difíciles y de confusión, en los que parece que todo vale. Tiempos de charloteo que se adoban con ruido y vulgaridad. Y si no ya se ve. Ahí están los voceros políticos, los economistas agoreros de malos presagios, los mercados, los expertos de todo tipo, los tertulianos siempre sabios, los divulgadores de mensajes no importa qué se quiera divulgar... Todos dispuestos a decir lo que sea con tal de seguir manteniendo vivo el cotarro y llenándose las alforjas.

¡Y no pasa nada! Una sociedad adocenada y pasmada, pensando siempre en el ocio, deambula por el borde del abismo que está a punto de abrirse ante este país. ¡Y no pasa nada!, insisto. Doña Rosalía Mera afirma, sin ningún rubor, que “tenemos que estar muy indignados, los que están acampados y la mayoría de la población”. Y lo dice como si ella fuera una más de las víctimas de esta crisis-depresión que ha dejado sin empleo a varios millones de personas y sin ninguna esperanza a algunos miles más. Lo dice ella que es “la mujer más rica de España”, con una fortuna amasada a partir de las plusvalías que generan esos centros de producción donde —no faltan casos— la explotación de las trabajadoras es evidente, como se desprende del informe citado.

Y prueba de que reina la confusión por encima de todo, de que ya no hay línea clara que separe lo que está bien de lo que está mal, lo ético de lo inmoral, es lo que ocurre estos días, sin ir más lejos, con la toma de posesión de los recién elegidos alcaldes y concejales, donde un número considerable de estos está imputado por corrupción. Y aún sabiendo la gente que son, cuando menos, sospechosos (los imputados) de no haber obrado bien, y que por eso el juez de instrucción les imputa, miles de personas les han votado. Algunos, incluso, han obtenido más votos en esta ocasión que en las elecciones  celebradas hace cuatro años. Así que, ¿de qué nos quejamos? La señora Mera dice las tonterías que dice —“yo participaría, sin ninguna duda”, responde cuando se le pregunta si se sumaría a las movilizaciones de los acampados— y se queda tan ancha. Y los medios de comunicación recogemos sus huecas palabras porque las consideramos noticia; cierto. Pero no colocamos al lado las de otras fuentes que, sin duda, la pondrían en su sitio señalando “su populismo”. Alguien debería responderle a esas frases hechas, obscenas.

Mientras, Rosalía Mera sigue amasando fortunas con las prendas que se venden en sus tiendas por todo el mundo, en las fábricas oscuras y miserables que las producen, miles de mujeres se dejan jirones de piel y sufren la explotación cada día. Podría decirse que del dolor nace la rosa y, con el dulce néctar que expele, la señora Rosalía Mera se dedica al compadreo de la solidaridad con desheredados e indignados. Cualquier día de estos planta su tienda en la Puerta del Sol.

16 Comments
  1. Ramón says

    Que detengan, juzguen y encarcelen a esa individua por delitos patronales. Creo que así tendría motivo para estar indignada.

  2. anick says

    No hace falta irse muy lejos, todo el mundo sabe en Galicia que la empresa que tantos beneficios le ha dado utilizaba costureras que trabajaban en casa, por una miseria y sin pagar los seguro sociales de estas empleadas cuyo taller clandestino era el propio domicilio. Gobierno central y autonómico sabían pero no perseguían el fraude. La consecuencia es que ahora hay en galicias cientos de mujeres sin derecho a una jubilación y no por que no trabajaran si no porque sus empleadores, la menda y su exchurri dedicaron el dinero a otra cosa y nadie les sacó los colores como se merecía. Ahora en lugar de una pensión contributiva, cobran estas mujeres una no contributiva a cuenta de todos los gallegos. Lo que se quedaron la señora y el señorito que les ayudó a comenzar su fortuna, lo pagamos entre todos los contribuyentes ahora. !Nadie se ha hecho nunca multimillonario trabajando honradamente!!Ni esta ni el de microsof, ni nadie!

  3. Treparriscos says

    A esta la veo presidiendo la CEOE, con Esperanza en el tendido de sombra.

  4. indignadamarujaculta says

    ¡YO SI ESTOY INDIGNADA Y ESPERO QUE EN NOMBRE DE LA LIBERTAD DE EXPRESION DE LAS ACAMPADAS ME PUBLIQUÉIS ESTE ARTÍCULO!
    ¡Cuánta sabiduría!
    – Las personas que “sí” tienen contacto con ella personalmente y “no” solo se hacen una imagen basada en sus perjuicios y estereotipos, saben cómo es realmente Rosalía: una señora con un talante luchador, humilde, austero, defensora de la mujer, de Galicia y a la vez con visión universal, emprendedora y con los pies en la tierra. Y esto no se lo ha dado el dinero. La “clase”, la personalidad y la generosidad no se compran, y “lo tienes o no lo tienes”. Hay muchos millonarios “hechos a si mismos”, emprendedores, normalmente después de fracasos y tropezones, (nada es gratis y sin esfuerzos, a pesar de las historietas que se cuenten producto de la envidia). Otra cosa es que más tarde el crecimiento e internacionalización de la empresa en un mercado global hayan llevado en cuanto a su gestión y rentabilidad a buscar el máximo beneficio. Pero muchas veces las condiciones de vida en los mismos y las remuneraciones en aquéllos países efectivamente comparados con los de aquí son lamentables. ¿Creéis que Rosalía sola puede controlar ésto? Ya hace lo que puede desde la Fundación apoyando p.ej. a las mujertes en el ámbito rural para que puedan sacar adelante sus proyectos como emprendedoras. Y seguro que ha participado y participa activamente y de forma anónima en otros que no se saben. Ha empezado a aparecer de forma pública hace unos cuantos años (cosa que tiene un precio para su deseo de anonimato) saólo porque entendió que su «imagen» y «poder» quizás podrían contribuir a apoyar mejor los proyectos de su Fundación y otras causas como las que por aquí se le critican.
    ¡Tócate las narices! ¿Dónde están los grandes intelectuales, artistas, abanderados de izquierdas, etc. que han salido en la foto como luchadores e imagen de la conciencia democrátrico-ético-social-renovadora? ¿Acampando? ¡Ja-ja-ja! Rosalía nunca se ha casado con ningún carnet. Sabe de donde viene (no olvidemos que su origen no es más que el de un barrio humilde) y a dónde va. No hay yate ni pay-pay que la abanique; ni supercoche ni chófer; y fliparíais sabiendo que va a trabajar todos los p—-s días. ¿Viajes en avión? Clase turista.
    A estas alturas en que la arruga es bella no tiene que fingir ante nadie.
    Vive en un pequeño pueblo porque le da la gana, pudiendo hacerlo en cualquier otra parte del mundo. Y con menos parafernalia y mucho más normalidad y de andar por casa que muchos de los que aquí opinan.

    Encantadoramente sencilla y accesible. Pero no tonta. Por último decir que sus tendencias políticas han sido expresadas directamente por ella, y dado su talante, no tendría por qué mentir: se siente de izquierdas por su origen humilde. Empezó a trabajar con 13 años, como otros de su época. Tampoco me parece justo que se piense que su dinero es todo “gracias” al Sr. Ortega…¿quién estaba con él, le apoyó, le aguantó, le motivó, inició la andadura y la emprendeduría empresarial junto a él y al resto de la familia? ¿es que ella no aportó nada? ¿no arrimó el hombro, su sudor, sus horas de amas de casa y angustias bancarias, su dedicación con su hija en una cesta al lado mientras cosía y pasaban calamidades y angustia…Ella reconoce y aplaude el mérito del Sr. Ortega siempre, y le admira por ello, pero digo yo…Mujer de…¿como siempre? ¿Es que su trabajo no contriubuyó? Bien se lo merece. Con un hijo discapacitado al que se dedicó (como han hecho muchas otras madres), pero también pudo delegar esta ardua labor a “cuidadoras”, no dedicarse a la Fundación para discapacitados y centrarse en el negocio de otra forma. Mil posibilidades más. Madre ante todo y comprometida, y con sus penas y altibajos, supongo. Hay cosas que el dinero no compra.

    Resumiendo: ¿De verdad todos los que aquí critican tan fácilmente dedicarían su vida y su dinero a causas altruistas si realmente lo tuvieran? De todos modos está claro que en lugar de estar orgullosos en nuestro país de nuestra gente que triunfa, sin causar daño a nadie (en el contexto de la época de los talleres cuando surgieron en Galicia se dieron muchos puestos de trabajo y la economía sumergida siempre ha existido, y esto no lo controla esta señora directamente; por otro lado las propias mujeres reclamaban esta salida para su economía familiar; hoy la búsqueda de mano de obra barata en China, Vietnam, etc. no sólo proviene de esta empresa en la que es accionista, sino de todas las empresas multicionales no sólo del sector textil, debido a que la mano de obra es evidentemente más barata, y la ley de la competencia es así inevitablemente…). Por otro lado muchas pequeñas empresas subsidiarias y colaboradoras del gran coloso empresarial han crecido paralelamente gracias al tirón extyraordinario del mismo y afortunadamente ello ha creado más riqueza paralela para las mismas y más puestos de trabajo, pero esto no se ve. ¿Ustedes que harían con su propia empresa?¿De todos modos cuántos miles de trabajos se crean en Galicia, en España y en el resto del mundo diariamente gracias a esta empresa gallega líder en el sector? ¿No existen otros muchos puestos de trabajo bien remunerados, muchos planes de carrera de promoción interna, etc?¿Le tiramos más piedras por su éxito o vemos también lo positivo?
    – No tengo nada que ver con ninguna empresa, ni con la Fundación, ni he hablado con la Sra. Mera más que intercambiado un apretón de manos una sola vez. Sólo tengo la suerte de conocer a alguien de su familia, que tampoco sabe que estoy escribiendo en este foro. Y quizás es por la actitud desinteresada y porque “jamás” hablan de estos temas, sino porque le conozco hace ya 10 años, por lo que escribo éstas lineas, ya que creo que se lo merecen, ella y los más cercanos a su entorno.

    Gracias y que cada uno pìense lo que quiera. Tampoco creo que a ella le importe mucho. Además seguramente sólo ella sabe su verdad y lo demás sea pura leyenda y rumorología. Incluso lo que yo opino.

  5. Perniculás says

    Señora Indignadamarujaculta no dudo de sus palabras, y por tanto acepto que doña Rosalía Mera es una de las mejoras personas del mundo que usted conoce. Puede que lo sea para todos; no tengo porqué dudar. Pero lo que a los Indignados les llega es que esta señora, que es “la más rica de España” según la revista Forbes, manifiesta “su totalidad solidaridad con ellos y sus acciones”, cuando a primera vista, ¿¡sólo a primera vista!?, parece que está en el polo opuesto; vamos, en la antípoda. El menos en cuanto a empleo y dinero se refiere.
    Por otra parte, si su calidad humana e integridad moral son como dice usted (de la que, le repito, no dudo un ápice, a tenor de sus palabras), bien podría echar unos granitos de arena, aunque sólo fuera unos granitos, en el saco del Deber para que todas esas mujeres que trabajan en condiciones infrahumanas en sus empresas mejorasen un poco su miserable vida. No es Dios por ser Dios bondadoso, sino por sus obras… Y, visto lo visto, desconfío bastante de Él.
    Ah!, y en cuanto su recorrido, triunfo y éxitos de mujer…, celebro con usted ¡¡¡y estoy de acuerdo!!!, que los méritos de doña Rosalía Mera son exclusivamente suyos. Sólo suyos. Si se le cita en el artículo como “ex” de don Amancio Ortega, es simplemente a título informativo; él por ahora es más conocido. Pero sí, ella seguro que ha sido en la sombra esa gran mujer que usted pondera.
    En fin, gracias por su comentario.

  6. fina says

    indignadamarujaculta, por que no les preguntas a los trabajadores de la fundacion paideia si estan felices y contentos con su jefa?

  7. indignadamarujaculta says

    Perniculás: No estoy divinizándola, sólo es humana, con defectos, como Ud. y yo. Pero igual que nadie es culpable de nacer en un país-entorno-contexto familiar pobre y sin oportunidades, casi ni de existir o luchar por subsistir y/o mejorar, tampoco hay que «crucificar» o «etiquetar» de frívola, pasota y a su bola, descerebrada, materialista, etc. a alguien por el «maldito parné» y hacer que llore el «hay pena, penita, pena» dándose golpes en el pecho y pidiendo perdón.

    Que los demás piensen que todos los que tienen dinero sólo se dedican a jugar todo el día al Monopoly en versión real puede ser comprensible, pero no justifica no aceptar un apoyo de este tipo en el que sólo ha dicho lo que piensa, y además seguro que antes piensa lo que dice. Te lo aseguro. ¿Qué gana ella con lo que ha manifestado? ¿Popularidad? ¿Apoyo de otros megaricos? ¿Apoyo y gratitud de los acampados? No buscaba nada de esto. Dice lo que siente y punto pelota.

    Fina: ¿Por qué no se lo preguntas tu misma a los de la Fundación? Y si lo sabes por referencias directas o eres uno de ellos y no estás de acuerdo con el perfil que se ha dibujado deberías decirlo, porque quizás la conozcas mejor. Además todas las perspectivas son interesantes y nadie está libre de que se le critique o de caerle más o menos bien a alguien, pero con fundamento. No por el «me imagino que con tanta pasta….»

  8. anick says

    ahora seguro que peor persona que Botín no es, otra cosa es que ni el cántabro ni la gallega han hecho su fortuna si no es explotando, malpagando y defraudando a la Seguridad Social y el estado. Y los primeros en saberlo son ellos mismos.

  9. nvisibol says

    Buenas,

    Para indignadamarujaculta: no dudo de la capacidad emprendedora de esta señora, pero si en las empresas que están bajo su manto violan las leyes de los países en los que están implantadas o los propios derechos humanos, ella, como responsable, debe pagar y, si de paso muestra su vergüenza tratando de enmendar la situación, entonces será elogiable (también por mí). Para mí no necesita acampar en la Puerta del Sol, me vale con que cumpla la parte que le toca.

    El mundo tiene una capacidad limitada de generar bienes y riqueza, si una persona gana mucho, otra/s pierde/n mucho; si lo mucho que gana lo hace muy rápido, la/s otra/s lo pierde/n de la misma manera. Ningún empresario tiene una plantación de billeteras que le den dinero así como así, ese dinero es una contrapartida por un bien generado que será más o menos rentable en función de su valor material o de lo poco que le haya costado al empresario generarlo.

    Un saludo.

  10. Joe Lion says

    Ciertamente, Inditex no es, ni de lejos, la peor empresa multinacional. Lo digo de buena tinta. Dicho eso, tampoco vamos a abrir champán porque esta empresa respete los salarios mínimos de Marruecos (menos de 150 euros al mes), ni porque respete las condiciones laborales de los trabajadores de ese país (condiciones ínfimas, incluso por ley).
    ¿Por qué ha deslocalizado, si no, gran parte de su producción en esos países? ¿Por generosidad con esos pueblos?

  11. Loke Aikeoir says

    Soy coruñés, conozco a muchísima gente que trabaja para zara en todos los departamentos, y aunque no me hagan puta gracia las multinacionales, he de decir que Zara es, con mucho, la mejor de ellas. Tiene un departamento que trabaja exclusivamente para evitar eso mismo que denuncia el artículo, la explotación de gente en otros países, las ‘costureras que trabajaban en casa en talleres clandestinos’ eran costureras en régimen de cooperativa, que aunque ahora han cerrado muchas porque se llevaron el tinglado a otro sitio más barato, ganaban sus sueldos decentes, cobrando su SS y todo lo que había que cobrar. Y no es por nada, pero la mitad de las cosas que hace la empresa ni se saben. Sin ir más lejos, hace 3 semanas que enviaron una delegación a Lorca para ayudar a las empleadas que se habían quedado sin casa.

    No digo que no haya irregularidades, pero están a años luz del resto de multinacionales españolas, y no digamos del resto de grandes y medianas empresas en cuanto a trato al empleado. Trabajo en un país europeo moderno y tal y cual, y la única empresa española que conozco con la idiosincrasia que se ve por Europa adelante es zara. Y ya digo, ni me paga zara, ni tengo nada que ver con ella, y soy de los que ponen a parir a las empresas y empresarios en cuanto abro la boca. Pero al César, lo que es del César.

  12. Loke Aikeoir says

    Y no es por nada, pero Rosalía Mera empapeló su casa con banderas de Nunca Máis cuando allá por lo del Prestige, Aznar y sus amigos celebraron un consejo de ministros justo enfrente, en el ayuntamiento de Coruña, cuyo alcalde (socialista) les cedió con muchísimo gusto y honra.

  13. Ciudadano says

    Sra Mera, le propongo que hable con Botín y Diaz Ferran, tambien puede invitar a Zapatero, Rajoy y Camps. Los 6 podrian salir a la calle el domingo con una pancarta que diga: No somos mercancía en manos de políticos y banqueros. Estoy seguro que millones de ciudadanos les seguirían.

  14. LaVerdad says

    Cuanto os pagan los de Mango o de Cortefiel?; De que vas Mayordomo? No tienes ni idea, arrastra lapices, mentiroso, fantasma e manipulador.

Leave A Reply

Your email address will not be published.