Sor María: ‘primer round’

3
Sor María, tras su comparecencia ante el juez por el 'caso de los niños robados'. / Juanjo Martín (Efe)

Alejandro Alcalde no pagó por su hija. Según este padre adoptivo, sor María Gómez le explicó que la madre biológica "había decidido darla en adopción porque era joven,  no tenía medios y no podía atender a su hija". Así se lo ha confesado al juez Adolfo Carretero, que investiga la supuesta sustracción del bebé que adoptó en 1982. En la causa figura imputada la monja por un delito de detención ilegal y falsedad en documento público. Es la primera acusada en la conocida trama de los bebés robados. Sin embargo, sor María se negó a hablar ante el juez , pero no ante la opinión pública. Lo hizo horas después de pasar por el juzgado a través de una carta y para defender su inocencia.

Publicidad

"Me repugna en lo más hondo de mi ser, considero inadmisible e injustificable en ninguna circunstancia y jamás he tenido conocimiento de la separación de un recién nacido de su madre biológica, realizada bajo coacciones y amenazas. He dedicado toda mi ya larga vida, pues acabo de cumplir hace dos días 87 años, a ayudar a los más necesitados de manera desinteresada, como forma de hacer realidad mis profundas convicciones religiosas", se leía entre excusas ante los medios de comunicación y agradecimientos.

Publicidad

La monja es la primera acusada tras 1.500 denuncias interpuestas en fiscalías de toda España por madres que creen que les robaron a sus hijos tras el parto. Para ellas es más que un caso; es una forma de decirles que puede haber Justicia tras el archivo de sus causas. Pase lo que pase, este procedimiento se tomará como un precedente y como una esperanza o como un carpetazo a este drama.

Alejandro y su mujer querían adoptar e iniciaron el largo camino de la adopción. Buscaron. Llamaron a innumerables puertas y la encontraron a ella. No fue fácil. Les pidió datos. Les hizo preguntas; su religión, su situación económica, laboral… y pidió que probaran cada uno de aquellos datos. El testigo describe a su interlocutora como una mujer de férrea voluntad y seguridad. "Era una mujer de una terrible frialdad, pero yo le estaba inmensamente agradecido porque me había dado una hija", explica. "Estaba convencido de que todo era mentira. Ahora no sé qué pensar". Ella puso en sus brazos a una niña a la que llamaron Pilar.  Nació enferma y les ofreció esperar otro bebé. No quisieron.

En el otro lado estaba la madre, María Luisa Torres, que había dado a luz el 31 de marzo en la clínica de Santa Cristina de Madrid a una niña a la que, según asegura en la denuncia, le arrebató sor María bajo la amenaza de quitarle también a su otra hija "por adúltera". María Luisa confió en su palabra. Creía que le iba ayudar acogiendo a su hija en una guardería donde podría visitarla hasta que pudiera hacerse cargo de ella. "Cuando despertó, ya no estaba. Primero le dijeron que estaba muerto. Después que la iban a dar en adopción. No pude hacer nada. Ya había firmado un papel renunciando a mi hija. Lo único que recuerda es haber firmado un documento para no tener que pagar los gastos de hospitalización". 29 años después de aquel parto, madre e hija se han reencontrado. "Si no lo paga aquí, lo pagará arriba”, dijo Pilar en el juzgado.

Alejandro abonó en total  unas 100.000 pesetas, aunque lo hizo por la estancia en el hospital, el quirófano, el papeleo... y,  a pesar del tiempo transcurrido,  asegura que tiene factura de todo aquello. Para Alejandro, todo parecía lógico. Una madre sin recursos, una pareja ansiosa por tener un hijo. Nada era ilegal. Y aquella monja les había ayudado. Incluso llevó a Pilar a visitar a su bienhechora cada año. Del supuesto robo asegura que no puede decir nada. Sí tiene claro que "los padres adoptivos deberían ayudar a buscar a sus hijos a sus padres biológicos". Tienen derecho a saber quiénes son. Él lo hizo cuando su hija cumplió quince años y empezó a preguntar. Alejandro la acompañó a ver a la monja para que les ayudara. "¿Por qué la buscas?", fue su reacción. "Podría estar metida en drogas, o ser prostituta, probablemente no quiera saber nada de ti”, añadió. Alejandro contrató a un detective y a una abogada. No logró ni una pista. Creyó que la monja les ayudaría, pero no obtuvo ni un dato con el que empezar. También le pidió a otra monja que hablara con ella e intercediera. "¡Es muy dura! Me ha dicho que no y que no!", me dijo. La última vez que vi a sor María fue hace tres años. Me acababan de diagnosticar una enfermedad y fuí a verla desesperado. Le mintió y le dio una pista falsa para ahuyentarle y despistarle. Ya no le recibió más. Diez años, persistencia y mucho dinero permitieron que madre e hija se reencontraran. El juzgado determinará si su dureza encubría un rapto o no.

La batalla judicial no es la única. El Gobierno anunció la semana pasada, mientras la religiosa imputada se negaba a declarar, la creación de un grupo de trabajo, que coordinará el Ministerio de Justicia, y en el que intervendrá también Interior y Sanidad para, entre otras medidas, acometer la realización de un censo completo de afectados que permitan cruzar los datos de historias clínicas u otros documentos en poder de los centros sanitarios. También se facilitará la obtención de determinados datos del Registro Civil, como nacimientos y posibles fallecimientos de recién nacidos anotados en los últimos 50 años además de poner a disposición de los afectados el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.

3 Comments
  1. gotasdelluvia says

    Un día en el Ministerio de Justicia 12 Abril 2012
    RESUMEN DE UN DÍA EN EL MINISTERIO DE JUSTICIA

    Francisco Gonzalez de Tena así como Miguel Angel Rodríguez Arias experto en Derecho Penal Internacional, estuvieron en la reunión con los Ministros en representación del Colectivo Sin Identidad, las conclusiones y su versión personal del clima existente en la Mesa de Diálogo Ministerio de Justicia, están a su disposición para que las puedan leer en http://adoptadosbilbao.blogspot.com.es/2012/04/un-dia-en-el-ministerio-de-justicia-12.html

  2. gotasdelluvia says

    RESUMEN DE UN DÍA EN EL MINISTERIO DE JUSTICIA

    La intervención de Miguel Ángel Rodríguez Arias (ya habíamos acordado que me precediera en el uso de la palabra) fue de una rotundidad tremenda que dio un giro inesperado a la discusión posterior. Estamos hablando de ciudadanos afectados por “un sufrimiento permanente, propio de delitos de lesa humanidad”. Este planteamiento lo llevó hasta el final aduciendo numerosos antecedentes legales, ya enunciados en su libro Los casos de los niños perdidos del franquismo (editorial Tirant lo Blanc, agotado), a lo que añadió un dato que sobrecogió al auditorio y que repitió en la SER: “por lo hasta ahora recogido de testimonios vivos, sólo en Canarias existen un mínimo de 800 casos, tantos como en toda Argentina cuando se puso en marcha la investigación que llevó a prisión a la cúpula militar de la dictadura”. Sin respuesta posible.

    http://adoptadosbilbao.blogspot.com.es/2012/04/un-dia-en-el-ministerio-de-justicia-12.html

  3. Kenan says

    Glazed SalmonINGREDIENTS1/2 cup olive oil1/3 cup molasses2 teopoasns minced garlic1 1/2 teopoasns grated lemon peel4 (6 ounce) salmon fillets DIRECTIONSIn a small bowl, combine the oil, molasses, garlic and lemon peel; set aside half of the mixture for serving.Before starting grill, coat grill rack with nonstick cooking spray.Grill salmon, uncovered, over medium heat for 6-8 minutes on each side or until fish flakes easily with a fork, basting frequently with molasses mixture.Serve with reserved molasses mixture.~~~~~~~~~~~~~~~Grilled Whole Salmon1 whole salmon, cleaned, about 8 poundssalt3 to 4 tablespoons olive oil1/4 cup minced fresh parsley1/2 cup melted butter (4 ounces)juice of 1 large lemon, about 3 tablespoonslemon wedgesPREPARATION:Wash salmon and pat dry all over with paper towels.Split the salmon and rub both sides with salt and olive oil. Grease grill well.Place fish on grill flesh side down; close grill lid.Cook over moderate coals 5 to 10 minutes, or until just browned.Meanwhile, mix parsley, 1/2 cup melted butter, and lemon juice.Turn fish carefully.With skin side down, rub top side with butter mixture.Close lid and cook for 25 minutes or until fish flakes easily with a fork.Skin and debone while fish is still warm.Serve warm with lemon wedges.To clarify butter, melt over low heat in a small saucepan. Skim off foam and carefully pour the clear butter into a container; discard milky substance GRILLED WHISKEY SALMON (not to worry, the alcohol cooks off and just leaves great smokey flavor!!)4 8oz salmon fillets1/2 cup whiskey1/4 cup light soy sauce1/4 cup orange juice2 tablespoons vegetable oil2 cloves garlic PREPARATION:Mix together whiskey, soy sauce, orange juice, oil and garlic. Place fish in a shallow dish and pour mixture over. Let salmon sit in the refrigerator for 1 hour or more. Oil cooking grate and preheat grill. Place fish on hot grill fleshy side down first, and cook for 5 minutes. Flip and cook another 5 minutes, skin side down. The salmon is done when it flakes easily and has faded in color. Carefully remove fish from grill and serve -GRILLED SALMON salmonenough mayonnaise to cover the salmonpeppergarlic saltseason saltSpread mayonnaise all over the salmon, then cover with the spices; put on greased foil lined grill at medium-low heat and cook for 30 minutes or until done. Remove from grill; place on serving tray, then enjoy! GRILLED MARINATED SALMON 2 c. oil1 c. dry white wine2 tbsp. soy sauce2 cloves garlic, minced1 tsp. paprikaSalt and pepper to tasteFor 6 1/2 lb. salmon steaksPlace salmon in marinade at least 2 hours before grilling. Turn at halfway point. Oil bar of the grill to minimize sticking.Place steaks on hot grill for approximately 4 to 5 minutes, then turn. Lower heat to medium and continue cooking 10 minutes for each inch of thickness.You may have to turn steaks over again. Serve with melted butter and lemon juice.GRILLED SALMON WITH CABERNET SAUVIGNONSAUCE FOR THE SAUCE:1/4 tsp. fresh squeezed lemon juice2 tbsp. olive oil1/2 c. Cabernet sauvignon wine1/2 c. beef stock1/2 c. chicken stock2 shallots2 tbsp. butterSalt pepper to taste6 portions of salmon fillet, 8 oz. eachChop shallots and place in a saucepan with the wine. Reduce by about 2/3. Add beef and chicken stock and reduce by 1/2; set aside. Brush the salmon fillets with olive oil and season with salt and pepper. Place on a grill for about 2 minutes on each side. Return sauce to the stove and incorporate butter; strain and add the lemon juice. Place salmon fillets on plates and nap with the sauce

Leave A Reply

Your email address will not be published.