La gira de la bloguera cubana

15
La bloguera y activista cubana Yoani Sánchez durante su intervención en el encuentro organizado por profesionales de las redes sociales y comunidades "online", celebrado la semana pasada en Madrid. / Ballesteros (Efe)

Yoani Sánchez entra rápida, veloz, como un torbellino,  optimista, y su presencia invade la escena. En un gesto recoge la mata de pelo que le llega a la cintura y sus labios escupen ideas, sentimientos y pensamientos. El brillo de sus ojos  se pelea con su verborrea en intensidad. “¡Qué bueno verla¡”, se le escapa antes de sentarse en la mesa en la que esperamos. Se hace raro verla en España.

La bloguera y activista cubana intentó durante años un permiso del régimen castrista para viajar fuera de Cuba y recoger los numerosos premios otorgados en su carrera. En 2007 arrancó su blog Generación Y, un escaparate al mundo de lo que sucedía en Cuba. Una visión ácida, crítica y feroz contra el régimen cubano. Un año después de su nacimiento la concedían el Premio de Periodismo Ortega y Gasset. En 2009 el blog fue elegido uno de los 25 mejores del mundo por Time y la cadena norteamericana CNN. No pudo recoger este premio. Ni los que llegaron después. Ahora, la reforma aprobada por Raúl Castro ha flexibilizado las condiciones para salir del país de forma que los cubanos pueden permanecer fuera de la isla hasta un máximo de dos años. “Ahora tenemos permiso para salir, pero no pasaporte, imprescindible para obtener el permiso. Ellos deciden quién consigue el pasaporte y deciden quién sale”, explica. Aún así se muestra satisfecha porque muchos luchadores contra el régimen cubano como ella han logrado ese "salvaconducto". “Salir de la isla es la forma de los cubanos de luchar contra el régimen”, dice. En la calle sigue reinando el miedo; el mutismo aunque, poco a poco,  la lucha por "el cambio" está calando en la gente.  “Ahora  muchos ya no miran para el otro lado. La gente ya pone la cara”, añade mientras saca el móvil y su dedo febril se pone a tuitear. “Ya saben que soy una tuitera compulsiva”, ríe. En un país en el que el ciudadano tiene restringido el acceso a Internet, la bloguera se las arregla para mantener su perfil desde determinadas embajadas, entre las que no se encuentra la española, casi invisible, y escribe su blog muchas veces dictando por teléfono su contenido a “amigos” que están en el extranjero.

Como dice la propia bloguera tendemos a adjudicar a cada ciudad un rostro y a cada lugar una personalidad. Quizás pueda decirse que su voz crítica es la más escuchada de toda la disidencia cubana. Y Cuba se asocia a su rostro igual que lo hacía con el fallecido Oswaldo Payá. Fuera de las fronteras cubanas ha encontrado el calor de otras voces del exilio cubano; frente a las críticas se apoyan aunque no defiendan los mismos planteamientos. Todos quieren el cambio en Cuba y prefieren aunar fuerzas que restarlas. Yoani representa un voz fresca, moderna, progresista, que ha permitido dar a conocer al mundo las carencias democráticas del régimen cubano. Por eso su agenda echa humo y está repleta de encuentros con blogeros, periodistas, políticos, premios y actos para presentar su último libro WordPress o su participación en el evento Netthinking en Galicia. Una lista interminable de compromisos que la han llevado ya por EEUU (donde criticó en el Senado el embargo estadounidense a Cuba), Nueva York, Brasil, Perú (allí probó la mejor cocina y tuvo su primera experiencia 3D), Miami, España... 80 días. 11 países. Casi una vuelta al mundo. "Mi plan no es emular a Willy Fog y sus 80 días", se ríe. Brasil quizás fue junto a Miami su plaza más difícil. Casi 100 manifestantes obligaron a cancelar uno de sus actos. Yoani improvisó un debate con los críticos. Esa misma noche tuiteó: “Esta noche he participado en un debate que yo catalogo de ‘gritos contra argumentos’, de ‘consignas contra ideas’”. Y se creció. Ante momentos difíciles y preguntas complicadas, se precia de regalar respuestas lúcidas y afiladas.

En España ha seguido de cerca un pleno en el Congreso de los Diputados y se ha reunido con diferentes fuerzas parlamentarias, un intercambio de opiniones que en su tierra le estaría vetado. En la reunión notó la ausencia de Izquierda Unida. ·"Es incomprensible que una parte de la izquierda esté de parte de un régimen autoritario y no de la sociedad civil; de los derechos humanos”, dice.

Yoani se niega a que la califiquen de política. Lo suyo es el periodismo. Un periodismo alternativo, de activista. Entre sus proyectos futuros está el de montar un periódico digital; un anti Granma, el periódico oficial cubano, porque “hay muchas ganas de contar”. Y regresar a Cuba. Allí está su vida y Reinaldo, su marido, y Teo, su hijo, que decidió acompañar a su madre al aeropuerto aunque sabía que las cámaras recogerían su imagen por primera vez. Se haría visible. También en Cuba está su futuro a pesar de que, como decía aquel poeta cubano, en la isla “la maldita circunstancia del agua en todas partes”. Pero está convencida de que se avecinan nuevos tiempos y allí quiere estar. “El Gobierno se ha apropiado de la agenda de la oposición. No habrá una revolución, pero llegará el día en que el sistema se habrá desmoronado", afirma. Y allí estará ella. Y notará las ausencias, la de Oswaldo Payá quien, a su juicio, era el líder natural para liderar la transición.

15 Comments
  1. Memoria frágil says

    Bueno no está tan «perseguida» cuando la dejan salir de gira financiada no se sabe muy bien por quién.

    Lo de esta mujer tiene poco de «disidente» y más de estrella financiada por el capital mundial. Mucha hipocresía hay con Cuba cuando el PP pacta con el Partido Comunista Chino diversos acuerdos de colaboración y no les exige nada respecto a la sistemática violación de derechos humanos en China, claro como esa violación, sobre todo el de libre sindicación, favorece a las empresas explotadoras españolas y europeas, todos callan. El ejemplo claro es el terrorismo empresarial de Bangladesh con casi 400 muertos y 900 desaparecidos, trabajadores explotados en condiciones lamentables y sueldos de miseria para las grandes empresas europeas. De las violaciones de derechos humanos en ese país cometidas por orden del capital europeo y yanke, nadie habla. No hay «yoanis» de bangledhs ni pakistan que financiar. Alí no salen de gira, los asesinan igual que en colombia o mejico.

  2. Patricio Dueñas Barra says

    ¡¡¡… Qué curiosa «dictadura» esa, donde los «perseguidos-exiliados» (cada vez que el gobierno de EEUU les autoriza), quieren venir a pasar las vacaciones, y en ella encuentran las puertas abiertas para entrar y salir, cada vez que quieran…!!!

  3. Patricio Dueñas Barra says

    Yoani, apúrate que se te acaba el tiempo, y aún estás calentando motores.
    En 60 días te hemos visto reunida con políticos enemigos de Cuba, en entrevistas con algún medio escogido, en coloquios de 50 ó 60 incondicionales, en alguna institución europea recibiendo una recompensa, o con algún funcionario de gobierno.
    Pero aún no te vemos en una central de trabajadores, en una federación de estudiantes, en una asociación de profesores, en una reunión de vecinos, o en una entrevista libre de prensa, donde puedas responder a tantas inquietudes que están pendientes de respuestas.
    Tu gira parece navegar hacia un evidente fracaso.

  4. Enrique Duro says

    Hubiera sido extraño que «parte de la izquierda» hubiera rendido honores a quien los peperos autoritarios han colmado de parabienes, a quien no se ha percatado del «miedo» creciente que aquí padecemos

  5. gente corriente says

    Muy de acuerdo con todos los comentarios. Lo de Yoani y la dictadura cubana es puro postureo. Se te ve, mijita

  6. carlosg says

    Qué pena que un medio como éste publique un artículo tan acrítico de esta señora que utiliza los altavoces que la ofrecen para arremeter contra la izquierda española. Decepcionante.

  7. danae says

    Es bastante decepcionante que éste diario le de cabida a semejante personaje.

  8. dignidad says

    ¡Qué penita! Con lo que me gusta Cuarto Poder y se les cuela este peloteo a Yoani. A lo mejor convendría hablar de los papeles de Wikileaks donde ella sale y las críticas justificadas que se le hacen, en lugar de poner sólo una parte.

    Lástima

  9. Ángel says

    ¡Qué pena da ver las reacciones tan sectarias al reportaje sobre alguien que, en lo que conocemos, lo único que hace es defender sus ideas!
    Ante tanta miseria moral e intelectual como demuestran los comentadores, es inútil un debate sobre ideas. Su «religión» se lo prohíbe. Sólo hay que excomulgar, copiando los tics de los que dicen criticar.

  10. Jose says

    Decepcionante 4ºpoder. No será tan 4º ni tan poderoso.

  11. Laura says

    Curioso como se desatan los sectarios. Esto no es Cuba donde sólo se publican las opiniones del régimen. La libertad es lo que tiene; diversidad de opiniones

  12. Patronio says

    Se me han revuelto las tripas. ¿Puedo vomitar?

  13. LIBELULA says

    Yoani, ¿Has respondido a las 40 preguntas que se te formularon?. Me gustaría conocerlas. Muchas gracias

  14. elpiratabarbanegra says

    esta señora esta a sueldo del imperio, y la derechona internacional, entre otros el progresista Pais. es una medicre aupada por la derecha mediatica y politica

  15. Daniel says

    ¿Alguna crítica hacia la falta de derechos humanos en Guantánamo?
    Yo no creo que Yoani esté a favor de la tortura y de la abolición de los derechos individuales, pero no dice nada en contra de ello. Esto es una paradoja.

Leave A Reply

Your email address will not be published.