López Aguilar y el mito de las denuncias falsas

20
Imagen de la web parlamentaria del eurodiputado Lopez Aguilar. / Ángel Medina G. (Efe)
Captura de la web parlamentaria del eurodiputado Juan Fernando López Aguilar. / Ángel Medina G. (Efe)

La llegada de la primavera nos ha traído un culebrón protagonizado por un eurodiputado como estrella principal. Y sin quererlo, sin que nos hayan preguntado, tenemos la posibilidad de escuchar toda una retahíla de despropósitos que, de momento, parecen tener como objetivo victimizar a nuestro protagonista y culpabilizar a su supuesta víctima.

Publicidad

No soy miembro del tribunal que juzgará este caso, por tanto, no voy a juzgar ni a la estrella ni a la protagonista femenina (su exesposa). Preferiría hablar de tanto secundario (y secundaria) que  ha salido de pronto con un excelso conocimiento de la intimidad de la pareja y con títulos en peritaje de violencia de género, secundarios que se aprestan a decir lo bueno que es el supuesto maltratador; lo normal que es en el trato, lo educado, mientras dejan caer insinuaciones sobre la actitud de la supuesta víctima. Y vemos que da igual de quién se trate, pobre o rico, anónimo o público. Siempre hay gentes dispuestas a sembrar dudas que nos devuelven al rancio algo habrá hecho dirigido hacia las mujeres.

No es Juan Fernando López Aguilar el primer político implicado en un caso de violencia de género. Antes ha habido alcaldes, concejales de un partido y del otro, y hasta de otros más, que aquí no prima el bipartidismo. Casos que se han producido en el ámbito de la intervención social, sindical... Pero el caso de López Aguilar es el que implica al cargo más alto, por aquello de su paso por el Ministerio de Justicia coincidiendo con la elaboración y aprobación de la Ley integral contra la violencia de género,

Y es un caso de libro. Lo hemos visto, recientemente, en el ámbito deportivo con Rubén Castro, el jugador del Betis. Javier López Madrid sería el ejemplo en el ámbito empresarial y, si nos vamos al ejército, tenemos al único juzgado y condenado, el coronel Isidro José de Lezcano-Mújica. En todos ellos se ha presentado al varón como víctima de una mujer perversa: la afición bética insultando a la víctima –al menos, víctima de esta afición-; las insinuaciones sobre la actitud despechada de la dermatóloga Elisa Pinto y la atracción fatal de López Madrid, como si acosar sexualmente fuera una actitud irrefrenable. Poco queda por comentar del caso de la comandante Zaida Cantera, donde hemos visto como hasta en el propio juicio se presentaba a Lezcano-Mújica como víctima. Y en todos los casos aparece también la comparsa, el grupo de palmeros sin los que el maltratador  o el acosador (dos caras del mismo desprecio hacia las mujeres, dos formas de ejercer la violencia de género) no sería más que el miserable que parece. Igual que el rival que aprovecha para echar leña sobre el árbol caído, pero que calla cuando la acusación está en sus filas.

No sé si López Aguilar es culpable o no de un delito de violencia de género. Pero si es culpable de encender el ventilador de la perversidad de las mujeres: la denuncia falsa. No aprendió del varapalo que se llevó Toni Cantó, el ex UPyD. López Aguilar es culpable de soberbia, de intentar defenderse acusando a las mujeres de mentir para beneficiarse; culpable de presentar como un hecho normalizado la supuesta maldad de las mujeres, que amenazan con denunciar a sus maridos para obtener mayores beneficios en los procesos de divorcio. Esto lo inhabilita para la representación política, porque ha abierto, en provecho propio, una línea de defensa que sabe cargada de mentiras y falsedades. Porque tiene que conocer, por sus responsabilidades pasadas y presentes, que la denuncia falsa es un mito creado por maltratadores para su exclusivo beneficio, y para seguir maltratando a su víctima. Los datos dan fe de ello. Según la Memoria 2014 de la Fiscalía General del Estado, las denuncias falsas son irrelevantes. Desde que se empezaron a analizar y contabilizar en 2009, y hasta 2013, ningún año superó el 0,0090% del total de denuncias. Insisto, en la Memoria se pueden comprobar todos los datos.

Por cierto, no estaría de más que en una futura y necesaria regulación de aforamientos se eliminaran aquellas situaciones no vinculadas al ejercicio de la función pública que, al ritmo que vamos, cualquier día en lugar de un protagonista de culebrón nos sale un James Bond.

20 Comments
  1. la novata says

    Las denuncias falsas existen, pocas, es verdad. También existe la provocación hasta el extremo al maltratador y por supuesto existe un enorme problema de maltrato hacia las mujeres. López Aguilar se está defendiendo, como sabe o como puede. O debe ponerse de rodillas y confesar su culpabilidad, solo porque ha sido ministro? La realidad no es blanca ni negra hay mil grises y este hombre ya ha sido condenado antes de que haya juicio

  2. unomas says

    Claro que las hay, y somos muchos los afectados, otra cosa es que no interese y no se quiera ver.

  3. Encarna Signes says

    Calladito podria haber estado mejor

  4. Antonia Tobajas says

    Las falsas denuncias no sólo existen, sino que son la inmensa mayoría. Todos los abogados lo sabemos, y en privado ya ni lo niegan quienes viven de ellas. En público, es verdad, nadie se atreve a decirlo, porque es tanto el poder en la política y en los medios del «feminismo» (lo pongo entre comillas, porque que en realidad sería más apropiado llamarlo «hembrismo»), que nadie que quiera vivir tranquilo se atreve a llevarle la contraria. Por otra parte, también es cierto que el concepto de «violencia de género» es tan absolutamente elástico que, de acuerdo con él, ningún hombre podría ser jamás inocente. Tal y como se define en la encuesta oficial sobre violencia de género que periódicamente realiza el Instituto de la Mujer, basta con que un hombre «ironice» (sic) sobre las «opiniones políticas o religiosas» (sic) de su compañera, para que sea clasificado como maltratador. Yo comprendo que hay personas, como Berta Cao, que han convertido la lucha contra los hombres en su medio de vida, pero es espeluznante que toda la sociedad se deje llevar a una guerra de sexos de la que sólo pueden salir perjudicados hombres y mujeres.

    Lo que le está pasando a López Aguilar no es más que un caso de justicia poética (tristemente infrecuente): va a ser devorado por el monstruo que él mismo alimentó. Se lo tiene, desde luego, bien merecido, este Maquiavelo de vía estrecha, que buscando los votos y los aplausos del hembrismo no dudó en decir que las falsas denuncias eran «un coste asumible».

  5. que dios me pille confesao says

    tremendo asunto, situacion familiar conflictiva, habladurias y sensacionalismo afin, denuncia si pero no, policia, fechas electorales, ex ministro que bebe de su medicina y ataque directo o indirecto al colectivo mas afin a esas politicas, con el consiguiente retroceso virico; ley cuestionable en todos los sentidos y fechas delicadas para el pp. menudo coctel.

  6. Antonia Tobajas says

    Por cierto, dado que se sigue insistiendo en que la violencia de la pareja es un fenómeno en el que las mujeres siempre son víctimas y los hombres siempre son verdugos (o, como mucho, se admite que puede haber alguna rara excepción), sería bueno que se divulgara el resultado del último estudio que se ha hecho en España sobre la violencia entre las parejas jóvenes. Sus resultados, por cierto, no vienen más que a confirmar lo que desde hace decenas de años han venido diciendo los estudios hecho en diversos países occidentales: las mujeres son tan agresivas, o más, que los hombres en las relaciones de pareja.

    Estas son las cifras: «El 44,6% sufrió alguna situación de violencia de pareja no percibida, fundamentalmente por «desapego» (30,0%) y «coerción» (25,1%). Toda forma de violencia de pareja fue más perpetrada por las mujeres. La mayor diferencia según sexo se encontró en «castigo emocional» (sufrido por el 20,9% de los varones y el 7,6% de las mujeres) y en «violencia física» (6,6% y 2,3%, respectivamente). El 28,7% se sintió atrapado/a, el 11,8% tuvo miedo y el 6,3% se percibió maltratado/a. Los varones se etiquetaron con más frecuencia como atrapados, pero con menos miedo y maltratados. Las forma de violencia de pareja más asociada con la sensación de atrapamiento fue la coerción, tanto en hombres (odds ratio [OR]=3,8) como en mujeres (OR=5,7).»

    El estudio completo puede leerse aquí:
    http://www.gacetasanitaria.org/es/percepcion-etiquetado-experiencia-violenta-las/articulo/S0213911114002039/

  7. Ana Paula says

    Hay maltrato en el hogar, de hombre a mujer (el más habitual en cuanto a maltrato físico), de mujer a hombre (menos el físico, pero también sicológico), de hijos a padres, de hijos a abuelos, de padres a abuelos etc. Encuentro una aberración que se culpabilice más al hombre, que podamos meterlo en la cárcel sin otra palabra que la nuestra, que se nos desiguale argumentando la tradición machista española. Contra el machismo hay que luchar, pero no saltándonos la igualdad ante la ley. Y claro que hay denuncias falsas, no verlo es «corporativismo» femenino.

  8. la bella durmiente says

    Por si os interesa aquí adjunto la ista de mujeres asesinadas por violencia de género desde 1999, puede ser que exista la denuncia falsa pero estas muertes (y muchas otras que no aparecerán aquí) son una realidad y una vergüenza para unos políticos que no saben educar a la ciudadanía y que no se implican para desterrar esta lacra. La denuncia falsa no es el problema, el problema es la violencia del hombre hacia la mujer que acaba en asesinato o en un maltrato continuado imposible de soportar

    http://wiki.15m.cc/wiki/Lista_de_asesinatos_relacionados_con_violencia_machista

  9. TomaFrasco says

    Toma frasco de tu propia medicina, MISERABLE. Por cierto, para saber de verdad lo que han pasado cientos de miles de hombres gracias a tu Ley, falta que te saquen esposado de tu casa delante de tus hijos, que pases un par de noches en el calabozo, etc. O sea que para lo deleznable que eres, resultas ser un PRIVILEGIADO. Da gracias.

    Por cierto, que se aplique la doctrina de tu partido por la cual todo MALTRATADOR (nos da igual si inocente o culpable) no sólo pierde la posibilidad (remota, también gracias al PSOE) de poder obtener la custodia compartida de los hijos, sino el régimen de visitas. Espero que el juez, con la doctrina PSOE, te prive de poder visitar a tus hijos.

    Y con eso no pagas ni el 10% del daño que has hecho, y que seguirás haciendo, porque este Gobierno es la misma basura que el vuestro.(y por cierto, a los de Podemos tampoco se les ha visto muy contrarios a esta Ley).

  10. javier mateo says

    Em Canarias como em España las cosas son así: Quien mandó entrar em la cochina política? Ahora TODOS LOS PUROS, CONTRA TI.

  11. Antonia Tobajas says

    «La bella durmiente» nos aporta el dato «oficial» del número de mujeres asesinadas por sus esposos o compañeros. Es fácil conocerlo, porque hay no una, sino varias instituciones oficiales encargadas de recogerlo y divulgarlo. Sin embargo, no nos podrá aportar el número de hombres asesinados por sus compañeras, porque no sólo no existen instituciones encargadas de recogerlo, sino que existen instituciones encargadas de ocultarlo. Como ya se señaló en su momento, con datos contundentes en la página del periodista Arcadi Espada, las cifras oficiales de hombres asesinados son manifiestamente falsas:

    http://blogs.elmundo.es/elmundo/2009/04/16/elmundopordentro/1239871863.html

    Por otra parte, como acaba de demostrar (una vez más) un estudio académico realizado entre los/las jóvenes españoles/as, las mujeres agreden más que los hombres en las relaciones de pareja:

    «toda forma de violencia de pareja fue más perpetrada por las mujeres. La mayor diferencia según sexo se encontró en «castigo emocional» (sufrido por el 20,9% de los varones y el 7,6% de las mujeres) y en «violencia física» (6,6% y 2,3%, respectivamente).»

    (Aquí puede consultarse el estudio completo: http://www.gacetasanitaria.org/es/percepcion-etiquetado-experiencia-violenta-las/articulo/S0213911114002039/)

    He dicho que este estudio ha demostrado «una vez más» que las mujeres agreden más que los hombres dentro de las relaciones de pareja, porque esto es lo que vienen concluyendo una y otra vez, desde hace al menos treinta años, los estudios académicos y las encuestas oficiales realizadas en países que, como Estados Unidos, Reino Unido o Nueva Zelanda toman en consideración tanto las agresiones masculinas como las femeninas. Si quiere encontrar una recopilación de tales estudios (académicos y oficiales), puede ir a las siguiente página:

    http://www.escorrecto.org/la_violencia_en_la_pareja_anexo1.pdf

    http://www.escorrecto.org/la_violencia_en_la_pareja_anexo2.pdf

    Si cada vez que una mujer asesinara a su marido o a sus hijos se le diera la misma importancia en los medios de comunicación que cuando el culpable es un hombre, hace ya mucho tiempo que la sociedad española habría comprendido que lo que sí es un mito es el de la intrínseca bondad femenina. No habríamos tenido que esperar a que un millón de hombres fueran humillados en tribunales especiales, y el resentimiento entre sexos no habría alcanzado las cotas a que ha llegado. Pero esto, desde luego, no le habría gustado a quienes han convertido en su profesión, en su fuente de ingresos, la siembra del odio entre hombres y mujeres.

  12. Patronio says

    Los datos oficiales lo único que confirman, señora Berta, es que solamente una parte insignificante de los hombres que son absueltos tras haber sido acusados de maltrato, deciden interponer demanda por denuncia falsa contra quien les denunció. Documéntese mejor y manipule menos, señora Berta.

  13. Eva says

    De manera que este tipejo ha puesto a todos los hombres a parir con su ley y ahora resulta que le cogía la cabeza a su mujer y le daba contra el suelo o le pegaba a sus propios hijos cuando estaba mosqueado…. bueno, pues que vaya preparando el culo, que la cárcel es muy dura.

  14. Marieta says

    Denuncias falsas por desgracia hay y más de lo que muchos creen, conozco algunos casos en verdad sangrantes. Y Natalia de la Nuez ella mismita con sus declaraciones nos lo está demostrando. No hace falta ser un lince, Analicen despacio y con tranquilidad.

  15. Jana says

    » el miserable que parece. Igual que el rival que aprovecha para echar leña sobre el árbol caído, pero que calla cuando la acusación está en sus filas»… Qué pena de argumentación: todavía no se ha investigado, ni juzgado, y ya se está condenando a este hombre ¿porque es hombre? ¿Porque es mayoritario el caso de la mujer maltratada frente al hombre que presume de inocencia? ¿Acaso la justicia se vuelve idiota para no pecar de blanda con los hombres acusados de maltrato? ¿O es que el que hayamos nacido mujeres nos convierte en inocentes? Qué argumentos tan pobres estais esgrimiendo, cuando tendríamos que tener tanta solidez en nuestra defensa de la justicia, la veracidad, el realismo. Deprimente.

  16. Valldeflos says

    Novata primero no se quien tiene razón,pero si en vez de llamarse López ex Ministro se llama López a secas duerme en el calabozo y no se va ha su empresa a defenderse,ni suelen tener el veneficio de la duda.El usa el congreso para defenderse de una cosa particular pregonando su inocencia,las leyes son iguales para todos y él tenía que dar ejemplo ya que fue quien la izó,solo me da coraje que parece que las leyes no son para ellos.

  17. susana covas says

    A mí lo que menos me cierra de la defensa de López Aguilar es el argumento de que en su momento ella nunca ha denunciado los hechos que describe…¿acaso no sabe el señor Aguilar cuál es el proceso por el cuál muchas mujeres maltratadas no denuncian? ¿Cómo se atreve a mostrar tal desconocimiento que le permite creer que esa puede ser una prueba de su inocencia? Con la utilización que está haciendo de su situación privilegiada…es tan extraño pensar que si de verdad es un maltratador no debe haber sido muy fácil tomar la decisión que a muchas mujeres se les complica aún con parejas anónimas?

  18. Edu says

    sil las denuncias falsas son un 0,0090% todos los denunciados son 99,99% culpables.Que ni les juzguen directamente a la hoguera.
    Que estadísticas tan raras

  19. FERNANDO says

    A todo cerdo le llega su San Benito. Si es una denuncia falsa que se la coma, como me la comí yo 8 años con antecedentes penales, ordenes de alejamiento, etc, etc, con el unico propósito de sacarme hasta las entrañas me quede en la puñetera calle, sin importar pruebas, testigos, etc, etc, estaba condenado antes de entrar a juicio, y a la calle como un perro a dormir bajo un puente, sin poder ver a mi hija de 4 años, sin mi casa, sin mi dinero, y lo mejor de todo que al día siguiente de ser tirado como un perro y delincuente a la calle al dia siguiente en mi cama estaba durmiendo otro individuo, maltratada? me rio de la ley y el Sr. Aguilar que apechugue que llevamos muchos años diciendo que es inconstitucional, ahora si nos jodemos nos jodemos todos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.