Las Adoratrices, colaboradoras del franquismo, premiadas por defender los DDHH

13
Felipe_VI_Premio_Adoratrices
El rey Felipe VI y la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, aplauden a la superiora general de las Adoratrices, Teresa Valenzuela, tras la entrega del premio, el pasado día 13, en la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid)

La vida tiene caminos de ida y vuelta que nos llevan a conocer situaciones que no dejan de ser paradójicas. Un ejemplo lo hemos tenido con la entrega del Premio de Derechos Humanos Rey de España, que ya sólo el nombre da para un par de folios. El premio, concedido por la oficina de la Defensora del Pueblo y la Universidad de Alcalá de Henares, ha significado a asociaciones de defensa de los derechos de las personas de América Latina pero, sobre todo, reconoce a entidades prestadoras de servicios de atención a la infancia y a las personas más desfavorecidas. Otra característica que destaca es que en muchas ocasiones tienen una relación directa con la iglesia católica. El premio de esta V edición fue entregado por Felipe VI, el pasado 13 de abril, a las monjas Adoratrices -Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad-.

Y por qué hablar aquí de las Adoratrices, se preguntará alguien. Pues porque esta congregación lleva años cuestionada por el papel que jugaron dentro del Patronato de Protección a la Mujer, un nefasto organismo creado en 1902 bajo la denominación Patronato Real para la Represión de la Trata de Blancas y que disuelto durante los años de la II República, fue retomado por el franquismo en 1941, presidido por Carmen Polo, y a partir de 1942 se convirtió en una herramienta más al servicio de la dictadura para el sometimiento de las mujeres, de las mujeres más jóvenes, a cuenta de una supuesta desviación moral que el propio Patronato decidía. Sin eufemismos, constituyó una red de centros de tipo carcelario, donde Adoratrices, Oblatas, Capuchinas, Orden del Buen Pastor o Cruzadas Evangélicas, entre otras, dirigían supuestos conventos, sanatorios o colegios en los que muchachas mayores de 16 años, a veces entregadas por la propia familia, a veces ‘caídas’ o ‘en riesgo de caer’, vivían privadas de libertad, trabajando gratis y, en el mejor de los casos, recibiendo alguna formación para cuando salieran tras cumplir la mayoría de edad establecida por el propio Patronato, que era a los 25 años, aunque la mayoría de edad legal fuera a los 21.

En aquella época, desaparecida de los archivos, las causas por las que encerraba a las mujeres en estos centros estaba en un embarazo, y había centros específicos para ellas, o en la prostitución. Pero también las había entregadas por sus padres para que se corrigieran, entre otras Consuelo García del Cid que en 1974, tras acudir a una manifestación en defensa de Salvador Puig Antich fue enviada por padres a Madrid y estuvo dos años en el convento de las Adoratrices de la calle Padre Damián. Allí, según cuenta en su libro "Desterradas hijas de Eva", se impartían cursos de auxiliar de clínica dirigidos exclusivamente a las que estaban en régimen de pago (sus padres pagaban por su estancia regeneradora). La sorpresa es que los cursos los impartía el doctor Vela, muy conocido hoy por la causa de los ‘bebés robados’.

El caso de los reformatorios dirigidos por religiosas no es exclusivo de España. De la actividad de ‘reeducación’ que hicieron las monjas irlandesas tenemos conocimiento gracias a la película “Las hermanas de María Magdalena” (ver vídeo, abajo), y de sus homólogas francesas en la menos conocida “Almas perdidas”. En ambas se retrata con claridad el sistema de opresión, despotismo y violencia con el que eran tratadas las chicas, que en ocasiones llevaban a la muerte ‘accidental’ y a los suicidios, lo mismo que se relata en Madres Olvidadas, una web creada por mujeres que estuvieron en los centros del Patronato de Protección a la Mujer, no suprimido hasta 1984.

Las Adoratrices, como las Trinitarias o las Cruzadas Evangélicas, que ya entonces se presentaban como cobijo y corrección para las mujeres traficadas,  o las jóvenes madres solteras, siguen a estas alturas del siglo XXI, dedicadas a estas faenas a través de sus  fundaciones, y prestando servicios subvencionados por gobiernos locales (Gijón) y autonómicos (Madrid, Baleares), entre otros. Es decir, lo mismo que hacían cuando estaban en la red del Patronato, aunque si les han dado un premio de Derechos Humanos, así, con mayúsculas y todo, entendemos que las formas han cambiado, a pesar de no haberse pronunciado nunca sobre la prostitución que es la causa de la trata, porque las trafican para prostituirlas. Por tanto, la prostitución respetuosa con los Derechos Humanos no es, por mucho que la quieran legalizar Albert Rivera y Esperanza Aguirre.

No obstante, sin perdón ni intención de reparación a las víctimas, un premio de estas características es un poco exagerado y marca la falta de pudor que estamos alcanzando en este país aconfesional...

io0sweetdreams0oi  (YouTube)

loading...

13 Comments
  1. juanjo says

    Si el Estado español fuera aconfesional, ¿Cómo iba a ser posible un jefe del Estado tan descaradamente supersticioso y apoyando la superstición de la secta más barroca, más supersticiosa, más opresiva y tan indecentemente acaudalada, como Felipe VI?.

  2. Patronio says

    Bien, señora, ha hecho usted un somero repaso de la historia más negra de las Adoratrices y se ha parado en 1974. Más allá de esa fecha no le ha interesado proseguir en su sesudo estudio. ¿Sabe usted a qué se dedica hoy esta congregación? ¿Sabe usted o ha intentado averiguar cuál es la razón de que se le haya concedido un reconocimiento a los derechos humanos (aunque según usted ya sea sospechoso por el mero hecho de llevar el nombre del rey) en el año 2015?
    No lo ha hecho, claro qe no, y si lo ha hecho prefiere no decirlo. Yo tampoco lo sé y por eso mismo me hubiera gustado leer algo un poco más objetivo y documentado. Pues hay que ser más riguroso y menos tendencioso, señora. Ya se lo he dicho en otra ocasión, que manipular la información está muy feo.

  3. Patronio says

    ¿Y a ti quién te dice que el rey Felipe VI es un hooligan de esa secta supersticiosa, Juanjo, tienes trato directo con él?
    No hay nada que me joda más que esta izquierdona histérica, radical e indocumentada, porque son los que nos acarrean la mala fama a los que, además de ser de izquierdas, procuramos hacer de la sensatez, la inteligencia y el conocimiento, nuestras armas.

  4. Estupefacta says

    Homenajean a sus héroes. Hace apenas dos semanas el ayuntamiento de Madrid ha bautizado el salón de actos del Centro Cultural Conde Duque con el nombre de Torcuato Fernández Miranda, quien fue Secretario General del Movimiento -el partido único del régimen del franquismo-; tutor político del heredero de Franco, Juan Carlos; vicepresidente y posteriormente presidente del gobierno franquista tras la voladura de Carrero.

  5. Hekate says

    Para que a una organizacion se le otorgue tal premio Patronio, tienen qie reconocer danyos causados Iindemnizar a las victimas y pronunciarse clara y comtundentemente ppr los derechos humanos…con acciones concretas. Llamar ‘senyora’a alguien con intencion de rebajar solo por diferir en opinipn no te hace suprior. Cuandp esta prden me revele que fue del bebe ke me arrebatarpn ye omdnize por yreinta anyps de danyps sicologicos a mi y a miles de mujeres podemos empezar a hablar…enterao!

  6. juanjo says

    Respondo a Patronio:
    Que es hooligan de esa secta tan supersticiosa y barroca no cabe la más mínima duda: Su boda tuvo lugar en una catedral y fue dirigida por un hechicero de muy alto copete, luego lo hemos visto visitando a no sé cuantas vírgenes (por supuesto, de esas que tienen ojos pero no ven, boca pero ni comen ni hablan, oídos pero no oyen, etc..), hace ofrendas a la gran mentira de Santiago (ejecutado en Jerusalén y enterrado en Compostela.) y rinde pleitesía a dos hechiceros mayores, al Benedicto y al Francisco.

    ….Y, en fin ya me jode un montón que mi Jefe de Estado sea supersticioso, porque a la hora de tomar decisiones se dejará llevar de sus supersticiones y adoctrinar por sus hechiceros.
    …Pero es posible que, como sujeto individual y concreto, tenga derecho a impetrar a los dioses que le plazcan

    Pero, me jode mucho más que en lugar de hacerlo de forma recatada y discreta, lo haga pública y ceremoniosamente.
    ..
    Y para finalizar, ¿Quién te ha dicho a ti que la sensatez, el sentido común y el rechazo de la superstición y las virtualidades de los hechiceros sean de izquierdas?

  7. yosi says

    Las Adoratrices en los años que yo las conocí tan solo era una niña de 15 años, venia de otro colegio que lo cerraron, a las chicas que no habíamos tenido contacto con la calle, se comportaron de otra manera, pero era una cárcel, sin haber hecho nada.
    en aquellos tiempos no tan lejanos, conocí a una amiga de mi tia, que sí estuvo por haber tenido un hijo, y éso era pecado entonces, y ahora no lo es tanto, pero la persecución continua por parte de organismos que nunca se cerraron y llevan otros nombres, dirigidos por las mismas mentes de antaño.
    Es una pesadilla, saber , que eres propiedad del gobierno y no eres un ser libre, y la religión y la politica están compinchados,para hacernos a las mujeres de menos, cuando somos dadoras de vida. cuando un puñado de aquellas fanáticas religiosas, se olvidaron que también ellas fueron hechas por un hombre y una mujer, y paridas por una madre. gentuza frustrada de la vida, seguramente pasaron por las mismas cosas, se entregaron a un dios de madera que nunca conocerían el Amor carnal, hicieron vivir el infierno en la tierra a miles de mujeres y niños y a muchas les robaron sus hijos. no merecen mas que la desolación, el remordimiento , y una muerte mala.

  8. Patronio says

    Hekate, si te diriges a mí en español o en alguna lengua comprensible, a lo mejor te entiendo y te respondo.

    Juanjo, tienes una diarrea mental de muchos quilates.

  9. Hekate says

    Yosi, desgraciadamente en el momento de publicar el ultimo comentario my PC no funcionaba. Mirando ahora veo que aun cuando puse palabras al reves con buena voluntad es legible. desgraciadamente la gente abusiva siempre se fija en los defectos y desvian la relevancia de lo publicado. LO voy a repetir por si acaso…el premiar a una institucion que nos destruyo y traumatizo para el resto de nuestras vidas es una hipocresia de campeonato…y si hay faltas de ortografia son mucho menos dignas de recriminacion que los abusos, robos de ninyos y heridas inflingidas a ninyos y ninyas que pasaron por los reformatorios regidos por adoratrices…y repito: enterao!

  10. janox says

    mala obra de oblatas.

  11. Adoratrices says

    las adoratrices eran carceleras que tenían a las internas trabajando sin cobrar en sus talleres y era un régimen penitenciario oculto con lavado de cerebro y celdas de aislamiento hasta 1978, si cambiaron, que no lo dudo, deberían asumir primero su pasado y pedir perdon

Leave A Reply

Your email address will not be published.