BERTA CAO | Publicado: - Actualizado: 6/1/2017 18:04

colonia_protesta_racismo_sexismo_efe
Hombres y mujeres protestan frente a la Catedral de Colonia contra el racismo y el sexismo. / Oliver Berg (Efe)

Los infames hechos de la noche de fin de año en Alemania han puesto sobre la mesa el desprecio que viven las mujeres, evidenciado no sólo en el ataque masivo, sino en el desinterés de la policía en actuar y en abrir diligencias para la detención y resolución de estos delitos, más el despropósito de no informar, primero la policía, luego la televisión pública regional, a lo que se suman unas más que desafortunadas intervenciones políticas.

Que alrededor de mil hombres queden para celebrar el fin de año y la policía no tome medidas para evitar posibles trifulcas, o problemillas de medio pelo, parece imposible desde la óptica de un país como el nuestro, con nuestra ley mordaza y eso. O quizás porque estamos en alerta terrorista y aquí, por controlar y registrar, hasta se cachea a la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, a su entrada a la tribuna de invitados del Congreso de los Diputados.

Alemania, como es una sociedad mucho más libre que la nuestra, con un gobierno mucho más abierto, no tiene necesidad de tener alertas terroristas y si la policía ve cientos de hombres con rasgos árabes o pinta de ser del norte de África, bebiendo y metiéndose lo que sea, no se preocupa. Sigue de largo. Aunque para otras cosas, la policía alemana es más como la de aquí antes: recibe denuncias de mujeres por robos y agresiones sexuales y no hace caso. Es más, no informa a la opinión pública por si ha sido un ataque masivo ¡hasta pasados cuatro días! Y cuando lo hace, directamente les echan la culpa a los refugiados.

A partir de aquí, supongo que darían gracias, porque siendo los sospechosos sirios, árabes, etc., han tenido la suerte de que delinquieron sobre todo en bagatelas, aunque “tras abusar del alcohol y de las drogas, llegó el exceso de violencia, que acabó con hombres haciendo realidad sus fantasías de poder sexual”, según declaró Rafl Jäger, ministro del Interior del gobierno de Renania del Norte-Westfalia, que no sabe la suerte que ha tenido. Porque si en lugar de tener entre el numeroso grupo de “fiesteros” a delincuentes sexuales tuviera a elementos de Estado Islámico, hablaríamos de una catástrofe de dimensiones bíblicas, y en toda Alemania, una vez que conocemos que en Hamburgo y Stuttgart también hay denuncias de mujeres por agresiones sexuales.

Tremendo resulta leer a la alcaldesa Henriette Reker -que no ha dimitido, en eso se parecen también a este país nuestro- aconsejando a las mujeres “mantener la distancia para prevenir posibles agresiones”, en un indisimulado intento de desviar el problema.

Euronews en español (YouTube)

Y el problema es que da igual que sean árabes o cristianos. El problema es que las víctimas son mujeres y, por tanto, invisibles también en Alemania, como lo son en Suecia, donde al calor de la crisis alemana nos hemos enterado de agresiones sexuales en actividades públicas, como las que sufrieron decenas de preadolescentes en el festival de verano “We are Sthlm” en Estocolmo, donde fueron agredidas por un grupo de jóvenes afganos. Para mayor preocupación, la policía sueca ocultó las agresiones, lo que alimenta su reiteración.

El periódico La Vanguardia informa de delitos sexuales cometidos por hombres en situación de asilo o refugio también en Holanda, aunque como se centran en los delitos que comenten “otros”, omiten mencionar los que se comenten desde el “nosotros”. Sin ir más allá, las agresiones sexuales en las fiestas de San Fermín, donde desde hace años se han venido denunciando estos delitos,  realizados por nacionales y por no nacionales que, en lugar de refugiados, son turistas. Quizás por eso, el verano pasado algunos ayuntamientos organizaron campañas de respeto para unas fiestas libres de violencias machistas, que tendrán que continuarse durante 2016 y siguientes. Ya, no hablamos de quedadas de mil, pero sí de las acciones.

No se cómo vamos a hacer (perdón por la ironía en un tema tan delicado) cuando lleguen, si llegan, los refugiados y vean que aquí no se interviene ante los ataques a la dignidad de las mujeres. Cuando sepan que un grupo puede ir a un campo de fútbol y colocar una pancarta insultando a una mujer y no pasa nada. Como con esa ignorancia que rodea a algunos seguidores del Español, que no saben que las mujeres no somos de nadie. Shakira no es de todos porque no es de nadie más que de ella.

Es muy posible que si en una ciudad española mil hombres atacaran a la vez a mujeres, la respuesta de las mujeres, de los hombres, de la policía, de la prensa sería otra pero, ¿qué van a pensar las refugiadas que lleguen a España, cuando se enteren de los niveles de violencia que hay aquí? 5 mujeres asesinadas en lo que llevamos de 2016.

¡Es tan terrible saber que fuera como dentro, en Alemania como aquí, los cuerpos y las vidas de las mujeres son tan poco respetados! Da tanto asco leer el refinamiento para evitar la responsabilidad que tienen los sistemáticos maltratadores, que en días como estos, y viendo lo que estamos viviendo, hasta parece que los asesinos que se suicidan después tiene 0,0001 de dignidad frente a los que asesinan a su esposa, se van a dar una vuelta y llegan a pedir socorro en un intento de “yo no fui”.

Ahora, que si viene bien pensar que la culpa es de los refugiados, sigamos con las cortinas de humo tan habituales, aunque a algunas nos den ganas de imitar a José Antonio Labordeta y decirle a más de uno “váyase usted a la…”.

[yuzo_related]
  • Juanan

    Con todos mis respetos vaya gilipollez de articulo, la policia (al igual que las feministas) no actuo y oculto lo ocurrido por que los culpables son inmigrantes y es ir en contra de lo politicamente correcto. Hay miedo de llamar a las cosas por tu nombre y que te llamen racista, la gente no es libre de opinar y de pensar que los inmigrantes se comportan mal, decir esobte puede costar muy caro, la gente prefiere no pensar en ello y hacer como si no hubiera pasado nada ni mas ni menos

  • Rebecoles

    El propio tono despectivo que usa el comentarista, deja a la vista, el propio interés que podemos tener los demás sobre su comentario. A mi el artículo me parece interesante porque refleja varios hechos que están ocurriendo en toda Europa y no se les está dando la importancia que se merecen

  • nicri

    Como mal dice Juanan, la gente prefiere hacer como si no pasara nada. Lo malo es que el tiempo pasa y las cosas no cambian, las mujeres seguimos siendo títeres y muñecas en manos de muchos hombres que se creen que pueden hacer con nosotras lo que les venga en gana. Pero claro , no pasa nada, ni la policia ni los poderes públicos se mueven, NO ES PARA TANTO, deben pensar, son unas histéricas, etc, etc, BASTA YA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  • Pingback: » De otras fuentesHOMBRES IGUALITARIOS()

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend