Baleares, Canarias y Andalucía registraron los peores datos de violencia machista en 2015

Una mujer porta un cartel contra las violencias machistas durante la marcha del 7N. / Efe
Una mujer porta un cartel contra la violencia machista durante la marcha del 7N. / Efe

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acaba de publicar, como cada año, la estadística sobre Violencia de Género en España. El 2015 deja cifras alarmantes: un 2% más de denuncias que en el periodo anterior. Durante 2015 se presentaron 129.123 denuncias por 123.725 mujeres. Es decir, 339 mujeres denunciaron cada día ser víctimas de violencia machista. Estas cifras completan un año que ha destacado por un aumento también en las mujeres asesinadas por violencia machista: 60 mujeres, seis más que en 2014. Hasta hoy, 11 mujeres han sido asesinadas; el doble que en el mismo periodo del año pasado, según las cifras oficiales del Ministerio de Sanidad.

Publicidad

Denuncias por cada víctima 

La novedad estadística de este año reside en que, además de ofrecer datos sobre denuncias presentadas, el CGPJ también aporta datos de víctimas únicas de violencia machista. Esto permite conocer, por ejemplo, que en Palencia, Ciudad Real y Almería una sola víctima ha tenido que denunciar en más de una ocasión a su agresor. También desliza el resumen que solo en 10 de las 52 provincias, la relación mujeres y denuncias es 1 a 1: la misma víctima ha denunciado solo en una sola ocasión a su agresor.

52 de cada 10.000 españolas son víctimas de violencia machista

El año pasado cerró con 129.129 denuncias interpuestas por agresiones machistas. Esto supone que 52 de cada 10.000 mujeres españolas han sufrido violencia de género y lo han denunciado. Las regiones españolas con peores cifras se repiten respecto a años anteriores: Islas Baleares, Canarias y Andalucía, concretamente la zona oriental, albergan los mayores ratios de víctimas por población, con más de 70 mujeres víctimas por cada 10.000.

Un 11% de las víctimas renuncia a seguir con el proceso

Durante 2015 se presentaron 15.321 renuncias al proceso por violencia de género, lo que supone un 11% del total de casos abiertos. Este dato refleja el número de mujeres que han decidido abandonar la causa abierta por múltiples razones. En datos provinciales, Soria, Vizcaya y Guadalajara son las tres áreas que peores cifras han registrado, con más de un 20% de renuncias.

Que 1 de cada 10 denuncias acabe sin llegar a término abre varios interrogantes, como los motivos por los que estas mujeres deciden abandonar el proceso contra su verdugo o si la legislación ayuda a estas víctimas a seguir hasta el final. Este porcentaje se mantiene similar a los de años anteriores, por lo que parece ser un problema sin soluciones efectivas aparentes. 

(*) Ana Isabel Cordobés es periodista.