Jorge, víctima de una agresión homófoba: “Es paradójico que el World Pride sea en Madrid”

1
Jorge, con múltiples lesiones en la cara provocadas por el vaso que el agresor le rompió en la cara
Jorge, con múltiples lesiones en la cara provocadas por el vaso que el agresor le rompió en la cara. / Jorge

El pasado domingo, de madrugada, Jorge (45 años) salía de un bar en el barrio madrileño de Chueca en compañía de unos amigos cuando se topó con un hombre que salía del mismo local y los insultaba al grito de “maricones”. Él reaccionó y le contestó: “Ellos serán maricones como tú y como yo, porque salimos del mismo lugar, que es un bar gay”. Entonces, el individuo se le acercó, le estampó un vaso de cristal en la cara y le propinó un golpe que lo derribó al suelo. Unos días después y gracias al apoyo de la asociación Arcópoli, la víctima ha conseguido reunir fuerzas para denunciar este ataque homófobo y, al otro lado del teléfono, explica a cuartopoder.es su deseo de difundir su caso para que no vuelva a ocurrir. “Dentro de tres meses se celebra el World Gay Pride (Orgullo Gay Mundial) en Madrid y es paradójico que se haga en una ciudad donde hay una agresión al día”, subraya.

Después de haber tomado una copa con dos amigos, Jorge salió del bar Black & White. “Voy muchas veces a este sitio desde hace años y nunca he tenido ningún problema”, explica. Por otros motivos, tenía dos esguinces – uno en la rodilla y otro en el tobillo – y, como caminaba despacio, decidió adelantarse a sus compañeros. A la salida, el portero no estaba y el agresor salió del local con un vaso de cristal. El hombre insultó a sus amigos y Jorge decidió contestarle. Al ver la reacción de su agresor intentó protegerse con su bastón, pero no lo logró. “Me rompió el vaso de tubo que llevaba en la cara. Tengo lesiones en la ceja, la nariz, el labio y la garganta. Me empujó y me tiró al suelo, caí por el lado de los esguinces y me rompí el brazo derecho”, explica.

Publicidad

El agresor iba con otro hombre y ambos salieron corriendo. Una vez que la víctima había sido atendida por el Samur, la Policía intentó localizar al individuo en los alrededores, pero fue imposible. Jorge estuvo tres días en casa sin salir, con miedo, hasta que finalmente se puso en contacto con la asociación LGTBI Arcópoli. “Ellos me animaron a denunciar”, explica. También indica que tomará medidas contra el local porque considera “una negligencia” que nadie le impidiera a su agresor sacar un vaso de cristal del bar.

Jorge, con el brazo escayolado, tras la agresión homófoba que sufrió el pasado domingo. / Jorge

El caso de Jorge no es único ni aislado. El año pasado al menos 316 personas fueron víctimas de agresiones homófobas o transfóbicas en Madrid, según las cifras de las personas que atendió Arcópoli. En lo que va de año ya van 32 ataques, según ha confirmado la asociación. No obstante, es probable que muchos de los casos se desconozcan porque las víctimas tienen vergüenza, miedo de volver a ser agredidos o no quieren que sus casos salgan a la luz porque su familia desconoce su condición sexual. De los incidentes que atendió el año pasado la organización, un 75% no fueron denunciados.

Jorge se encuentra cansado, tiene mucho dolor, los médicos le han dicho que su brazo tardará unas seis semanas en curarse y tiene que estar vigilando cada pocos días los puntos de la cara. Sin embargo, saca fuerzas para contestar a las preguntas. “Quiero dedicarle tiempo a esto para que no vuelva a ocurrir aunque inevitablemente volverá a ocurrir”, augura. “Yo he decidido que no voy a tener miedo, lo que quiero es verles en la cárcel”, sentencia.

(*) María F. Sánchez es periodista.
1 Comment
  1. James Rodriguez says

    ¿Es cierto que Arcópoli ha pedido retirar todas las subvenciones a Hazte Oir? ¿Recibe subvenciones Arcópoli de la comunidad de Madrid de Cifuentes? ¿Cómo es posible que el movimiento gay de Madrid se lleve mejor con Cifuentes y con el PP que con Carmena?

Leave A Reply

Your email address will not be published.