DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA LGTBIFOBIA / Iniciativas para combatir una lacra social

Ideas contra la LGTBIfobia: campamento de verano para adolescentes y Trans Art Cabaret

0
Imagen con los artistas que participaron, el año pasado, en el último Trans Art Cabaret. / CulturaTrans

BARCELONA.- C0n motivo de la celebración del Día Mundial contra la LGTBIfobia, cuartopoder.es habla con el activista Miquel Missé, miembro de colectivos como Cultura Trans y Espai Trans en Barcelona. Missé nos cuenta los detalles de dos interesantes proyectos, el primero de ellos se trata de un campamento de verano para adolescentes LGTBI, conocido como Oasis, que se celebrará desde el 11 al 16 de julio en el municipio barcelonés de Mura. Es el único campamento para jóvenes LGTBI que se celebra en el Estado. El segundo, el Trans Art Cabaret, un espectáculo escénico en el que los artistas son personas trans, y que tiene como objetivo visibilizar la transexualidad y encontrar nuevos referentes artísticos de este colectivo.

Publicidad

Este será el tercer verano en el que se celebrará el Oasis. Missé explica cómo surgió la iniciativa: “Echábamos de menos proyectos en los que los jóvenes LGTB estuvieran incluidos y tomamos modelos de proyectos de otros países”. En el Estado español hay alguna asignatura similar con jóvenes trans, pero este campamento es el único destinado a todo el espectro LGTBI. El objetivo es claro, generar un espacio en el que estos adolescentes no sean una minoría, que se sientan incluidos desde el primer momento. “Un espacio de iguales, en el que pueden hablar de cómo se sienten, en el que no son la minoría una vez más”, asegura, recordando que estos jóvenes “llegan del instituto donde la vida es hostil y tanto en verano como en actividades extraescolares se vuelven a enfrentar a la discriminación”.

Publicidad

“No se trata de construir un ghetto, nadie evita que vayan a otros campamentos, pero es que muchos de estos adolescentes, si no fuera por estos Oasis, no irían a otros campamentos. Aquí encuentran un espacio seguro para pasar unos días con gente”, comenta. Para ello, todos los referentes del campamento de verano son referentes positivos, todas las personas del campamento son LGTBI y los compañeros de juegos y convivencia, también, tejiendo, de esta manera, redes de amistad. “En los campamentos proporcionamos a los adolescentes herramientas frente al acoso, todos los que han participado en los dos años anteriores han tenido experiencias de acoso en el ámbito escolar, en grados distintos”, describe este activista.

Durante los días de campamento, los participantes desarrollan juegos y actividades como en todos los encuentros de verano para adolescentes. Actividades corporales, experienciales, circo, gymkanas… Pero, además, se desarrollan talleres sobre cómo superar el bullying, sobre sexualidad, y celebran la diversidad, se proyectan películas de temática LGTBI, etc. “Queremos que vivan la experiencia de forma positiva”, asegura Missé, para quien una de las consecuencias más positivas de este campamento es que se crean grupos de amigos que “con el paso de los años algunos se van a vivir juntos, comparten piso, se generan redes afectivas y de amistad que son difíciles de conseguir en ambientes más hostiles".

Cartel anunciador del campamento de verano para adolescentes LGTBI
Cartel promocional del campamento de verano para adolescentes LGTBI. / oasislgtb-org

Otra función que desarrollan en estos Oasis es el acompañamiento y asesoramiento a las propias familias de los adolescentes LGTBI. “En la mayoría de los casos no son familias militantes y empoderadas, incluso les supone serias dificultades el traer a sus hijos a las colonias”, asegura este activista. “Durante el último día de campamento, hacemos un taller con las familias, cuando vienen y ven a sus hijos espléndidos y tan felices, les supone una experiencia muy potente”, explica. “Con ellas, hablamos de qué y cómo se puede acompañar este proceso, hacemos que se abran y hablen de qué miedos tienen con respecto a sus hijos”, prosigue Missé, quien asegura: “Suelen temer que sufran rechazo, porque en muchas ocasiones ya lo han sufrido, ya han visto cómo han acosado a sus hijos y entonces les da miedo que vuelva a pasar”.

La otra iniciativa en la que Missé participa activamente es en la organización del Trans Art Cabaret, impulsado por Cultura Trans, que lucha por visibilizar la cultura del colectivo transexual y transgénero en Barcelona. Mediante este cabaret, que se celebrará el próximo 3 de junio en el Auditorio del Instituto Francés de Barcelona, buscan nuevos referentes trans en el mundo de las artes escénicas, y es que los referentes trans escasean debido a la invisibilidad social a la que se ven sometidas estas personas.

“La primera edición de este cabaret fue en el 2011, y desde entonces hemos celebrado uno o dos cada año”, relata Missé, añadiendo: “Desde la primera vez que lo celebramos, la gente nos decía que les había servido más que 30 charlas o documentales para comprender lo que es la diversidad de género, por ello decidimos seguir adelante con la organización de este acto”. “Además, desde esta iniciativa tratamos el tema de la transexualidad de una manera crítica, no creemos que ninguna persona haya nacido en un cuerpo inadecuado, ni que el cerebro no sea el suyo, creemos que el problema está en las estructuras sociales y culturales que impone la sociedad”, continúa explicando este activista trans.

“No compartimos que la transexualidad sea una anomalía ni trastorno. Es una riqueza y está muy bien que haya una gama de grises entre el concepto de hombre y mujer tradicional. Es una forma de expresión de la complejidad humana”, explica Missé antes de añadir: “Nos parece importante cuestionar la normatividad en la cuestión trans, que se hace más aceptable socialmente cuando se va normativizando, cuanta más normatividad, más aceptación hay”, describe, poniendo el siguiente ejemplo: “Cuando pensamos en Carmen de Mairena o La Veneno, por ejemplo, sigue pareciéndonos horroroso. Eran más transgresoras aquellas formas que ahora, cuando son transiciones de chicas y chicos perfectos. Ahora la transexualidad es invisible”. “Nos gusta que la gente trans quiera modificar su cuerpo como consideren, pero no porque piensen que está mal su cuerpo o su persona. La sociedad es muy rígida en este sentido y hay una gran diversidad en esta cuestión”, prosigue.

Este año, el Trans Art Cabaret contará con Jordan Gray, cantante en el programa televisivo La Voz del Reino Unido que desde el principio dijo que era trans. También participará Juli Aponen, performer de Suecia que reflexiona sobre las intervenciones médicas a las que se ha sometido en su transición de género. Otro artista que intervendrá es el cantautor Kai Etxániz, quien nos explica por qué participa en esta iniciativa: “Es importante generar nuevos referentes en lo trans. Hasta hace poco los referentes eran muy marginales y eso es preocupante, por eso participo”. Etxániz ha sacado nuevo disco, Impulso antes de saltar. Lo presentarán en una actuación de 15 minutos en el Cabaret Trans y al día siguiente en el Teatre Maldad, también Barcelona, a las 12:30 horas. “Son canciones que hablan de lo que he vivido en los tres últimos años de una manera costumbrista. Es un disco muy introspectivo, producido por Adrián Schinoff”, describe el cantautor. No se pierdan este cabaret.

Leave A Reply

Your email address will not be published.