DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA LGTBIFOBIA / Informe anual Rainbown Europe de la organización ILGA Europe

España registra la peor nota en cuatro años en protección de derechos LGTBI

2
Mapa con el nivel de aceptación del colectivo LGTBI en todos los países de Europa.
Mapa con el nivel de aceptación del colectivo LGTBI en todos los países de Europa. / ilga-europe.org

España ha dado un paso atrás en la protección de los derechos LGBTI durante 2016, aunque se mantiene entre los 10 primeros países mejor valorados, según el informe anual Rainbown Europe (PDF en inglés) que la organización ILGA Europe publica con motivo del Día Internacional contra la LGTBIfobia. Nuestro país registró una puntuación del 67 por ciento, frente al 70 por ciento del año anterior. La de 2016 es la nota más baja en los cuatro años en los que se ha publicado esta clasificación europea en el actual formatoEl documento también recoge que el Brexit y las corrientes populistas son las nuevas amenazas que han surgido en el viejo continente para el colectivo LGTBI.

El informe muestra preocupación por el trato dado por España a los solicitantes de asilo LGBTI y contiene varias citas recogidas durante 2016 de prominentes miembros de la Iglesia católica española contra la comunidad LGBTI, que ha calificado de “tendencia negativa” y “discurso de odio”. Entre ellas destacan las palabras del arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, quien dijo que existía un “imperio gay” que promovía una legislación contraria a la familia. Además, un obispo de Córdoba y tres de Madrid son también mencionados en el informe.

Publicidad

La organización HazteOír, en el ojo del huracán en las últimas semanas tras fletar un autobús con mensajes que atacaban a niños transexuales, también aparece en el informe de ILGA-Europe como ejemplo negativo de discriminación en España tras haber distribuido el año pasado un folleto propagandístico en más de 16.000 colegios españoles. En él se alegaba que la legislación española que protege a los LGBTI se estaba aprobando a la fuerza y que los heterosexuales acabarían siendo ciudadanos de segunda.

La amenaza del 'Brexit'

“Tras conocerse la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea aparecieron en los medios informaciones sobre delitos de odio, entre los que se produjo violencia homófoba y transfóbica, en varias partes de Reino Unido”, narra ILGA-Europe en su informe, en el que muestra su preocupación por la posibilidad de que estos incidentes supongan el inicio de  un futuro incierto para los derechos de la comunidad en Reino Unido, especialmente en las regiones donde ganó por mayoría el Brexit.

ILGA-Europe, que coordina desde Bruselas los esfuerzos de 480 ONG de 45 países europeos, señala que los ataques que se están produciendo a instituciones democráticas como son los medios de comunicación y los tribunales afectan directamente al activismo LGBTI, puesto que de esa manera se limitan las opciones de la comunidad a una mayor visibilidad y al acceso a la justicia.

El discurso populista

“El crecimiento del discurso político ‘populista’ en toda Europa, y más allá, también plantea serias cuestiones para la comunidad LGBTI, en un momento en el que los políticos están utilizando a la comunidad como un chivo expiatorio o directamente apelan a sus votos en un intento de mostrar sus ‘credenciales de derechos humanos’”, añade la organización europea en su informe.

Para la elaboración del Rainbow Europe se ha medido la protección legal y las políticas públicas necesarias para la erradicación de la discriminación contra las personas LGBTI en los países europeos. Una puntuación del 100 por ciento supone un completo respeto por los derechos humanos y la igualdad de las personas LGBTI, mientras que el cero por ciento de puntuación señala la violación completa de sus derechos humanos y una discriminación total.

Las peores situaciones que atravesaron los LGBTI en 2016 se produjeron en Azerbaiyán y Rusia, que registraron puntuaciones del 5 y 6 por ciento respectivamente. En ambos lugares, la amenaza de violencia física contra homosexuales y transexuales fue constante y leyes como la de “antipropaganda gay” rusa mantuvieron un vacío jurídico que permitió la violación constante de derechos de la comunidad LGBTI.

En cambio, la nota positiva la dio Malta y Noruega, con puntuaciones del 88% y del 78 % respectivamente, por su labor legislativa sin descanso durante 2016 a favor de la igualdad y protección de la comunidad LGBT, lo que se suma a los avances ya conseguidos en años anteriores.

ILGA-Europe ha recomendado a España que aumente la protección de las personas LGBTI ante discriminaciones en el entorno laboral y que incluya específicamente la orientación sexual, la identidad de género y las características sexuales en la legislación que prohíbe la discriminación en los ámbitos de educación y de sanidad.

Clasificación de los países de la UE en función del grado de protección de los derechos LGTBI.
Clasificación de los países de la UE en función del grado de protección de los derechos LGTBI. / https://rainbow-europe.org
2 Comments
  1. Y más says

    Hombre, no está nada mal, comparando con el resto de Europa. La noticia podría haber sido positiva con un ligero retoque en el titular. Pero una buena noticia no es noticia, ¿verdad?

  2. diegofisher says

    Cualquier retroceso es una mala noticia. Un autobús propagandístico y más 16.000 puntos de propaganda por centros educativos de toda España, que ataca a un colectivo de niños, con información completamente incorrecta, es una muy muy mala noticia. Poco o nada se dijo sobre que la ciencia tiene evidencia de que los cerebros de los transexuales poseen de nacimiento estructuras de género y características funcionales del género opuesto, sin contar con que incluso existe evidencia de que el cableado del sistema nervioso de los transexuales sería del sexo opuesto al de sus «pitos» y sus «vulvas» (que no te engañen). Se salieron con la suya proclamando sus sandeces motorizadas como ciencia, y la ignorancia de medios y colectivos solo supo gritar incongruencias y censurarlos, en vez de contra argumentarlos con algo más que buen rollismo. Ergo, los reforzaron a ojos de mucha gente, que vieron carta blanca para proclamar que el odio científicamente iletrado era equivalente al sentido común, o lo que es peor, que aquel aborto de la lógica era «ciencia». Son malas noticias para un colectivo que sigue siendo vulnerable (en sus niños, en sus casas, en sus colegios e institutos). 16.000 colegios y centros educativos son una ola de propaganda del odio monumental, y todos deberíamos estar avergonzados y preocupados con semejante ejercicio de idiotez y ensañamiento.

Leave A Reply

Your email address will not be published.