CATALUÑA / La principal razón, según una sexóloga, es que el sexo ayuda a liberar tensiones

Los catalanes tienen más sexo desde que empezó el procés

0
más sexo desde que empezó el procés
Obra del artista urbano Tvboy, pintada en en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, que muestra un beso entre Rajoy y Puigdemont. /Twitter

Podríamos pensar lo contrario: que las camas catalanas se han vuelto gélidas desde septiembre para acá, pero no, o al menos eso defiende una encuesta: un 25% de los encuestados dice haber aumentado sus relaciones para liberar tensiones. E incluso hay quien afirma ligar en las manifestaciones. Toma ya independentismo.

Hay cosas que uno debiera quitarse de encima cuando se “encama” con otra persona, y no nos referimos solo a la ropa: que si la moral, que si los prejuicios, que si la ideología política porque a ver, ¿para qué añadir tensión, que en este país hay mucha últimamente, a algo como el sexo que debe ser sobre todo, liberador?

Publicidad

De un tiempo a esta parte los medios y los políticos nos machacan día sí y día también, con el procés, Cataluña, los Jordis, Puigdemont.. ¡y ahora las elecciones! como para no tener pesadillas. Pero, ¿cómo afecta todo esto al sexo, amigos? ¿el procés está pasando factura a la vida sexual de los catalanes? ¿es mejor o peor que antes de todo este vodevil? Podríamos pensar que el procés le está pasando factura al fornicio en Cataluña, que haya afectado seriamente a aquello del “sábado sabadete, cena y polvete”, máxime si a ti te gusta Albiol y a tu pareja Oriol Junqueras, porque oye, para gustos, colores… Pero parece ser que no, y esto es motivo de alegría, no nos digan lo contrario. Una encuesta realizada por la tienda erótica Platanomelón pone de manifiesto que en las camas catalanas hay más calor desde septiembre para acá: un 25%, ojo, 1 de cada 4 de los que respondieron al cuestionario afirma haber aumentado sus relaciones entre septiembre y octubre pasado. ¿La principal razón de darle más gusto al cuerpo? Pues liberar tensiones, claro que sí, porque estamos todos muy tensos.

Otro dato inesperado: un 83% de los encuestados asegura que la polémica no ha afectado a su vida sexual. O sea, ni fú ni fá, ni frío ni calor, pero no sabemos si esto es así porque no tienen vida sexual (y por eso no les afecta) o porque cuando llegan a la cama saben disfrutar a tope abstrayéndose de lo que dice TV3 o el telediario de la uno. Anhelamos que sea esta segunda opción.

Otro dato alentador, sobre todo para aquellos que no confiamos en las apps de ligoteo sino que somos más de bares: un 7% confiesa haber ligado en alguno de los actos públicos organizados, ya sea a favor de la independencia o a favor de la unidad de España. Y eso está bien, coño, permítanme el exabrupto. Porque al final lo que importa es que estemos unidos. Imaginamos que habrán ligado entre simpatizantes de la misma causa, claro está, pero nunca se sabe, también es posible el amor entre un ferviente defensor de la Cup y un votante de Ciudadanos, porque la vida a veces es mágica.

Eso sí, hay un preocupante 17% que afirma que el procés ha influido en sus relaciones sexuales: para estas personas, la tienda erótica lanza unos consejos muy prácticos:

-- No te lleves la política a la cama: “Ver un debate político antes de ir al dormitorio no llama al acercamiento íntimo”. Suscribimos. Tampoco te lleves el móvil, añadimos.

-- “Si no llegas a un acuerdo sobre temas políticos con la pareja, es mejor dejar el tema político”. Cierto: y añadimos, si ya tenemos bastante con las cenas en familia que se acercan, que siempre generan fricción, chico, ¿para qué quieres meterte en otros jardines?

-- “Si tu pareja no para en casa porque se apunta a todas las manifas, usa el whatsapp para enviarle mensajes picantes”. Sí, buena idea, pero ten cuidado no te confundas y lo mandes al chat de padres del colegio.

La sexóloga Raquel Graña nos explica por qué el sexo ayuda a quitar hierro a la política: “El vínculo afectivo y la liberación de hormonas harán que nos sintamos fenomenal y que nos dé igual qué ha sucedido en la política ese día o incluso esa semana. Los orgasmos pueden ser mucho más sanadores de lo que pensamos”, explica. “El sexo también es liberador porque es un momento de desconexión: Olvidas lo que ha sucedido antes y te centras en el momento presente - algo que muy pocas veces hacemos”, finaliza.

Así que ya saben: ante tensiones inesperadas, denle al sexo (siempre con protección). Y por favor, no olviden que hablamos de una encuesta y que en general mentimos como respiramos cuando nos preguntan algo, a ver si no cómo se explica que en este país pocos dicen votar al PP y luego la geografía aparece llena de gaviotas

Leave A Reply

Your email address will not be published.