Los jubilados mantienen el pulso con Rajoy: “Los hoy timados, mañana votamos”

Este lunes, los jubilados han vuelto a salir a la calle para reclamar pensiones dignas en varias ciudades españolas. Las subidas que el Gobierno anunció hace unas semanas no han convencido a los indignados más veteranos, que las consideran parches para desmovilizarles. En Madrid, algunas de las pancartas que se han lucido en el recorrido de la Plaza de Nertuno a Cibeles han sido de lo más sugerentes. “Los hoy timados, mañana votamos”, decía uno de los carteles en referencia al Partido Popular.

Manifestacion - jubilados
Pancartas en uno de los árboles de la Cibeles, donde ha acabado la manifestación. / C.P.

Anuncio

Publicidad

Cientos de personas han acudido a la convocatoria de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones este lunes. Algunos de los presentes repitieron, después de haber asistido el domingo a la protesta convocada por Comisiones Obreras y UGT. Siguen reivindicando la subida de las prestaciones ligadas al IPC, la derogación de las reformas en esta materia o la entrada en vigor del factor de sostenibilidad.

“Ciudadanos y PP están bloqueando la subida de las pensiones ligada al IPC”, explica el portavoz de la coordinadora Leopoldo Pelayo sobre la doble cara de ambos partidos, que anuncian subidas mientras desatienden sus reivindicaciones fundamentales. Consideran sus promesas “migajas” y piden nuevas reformas que garanticen “de forma integral la viabilidad del sistema público de pensiones”. Incluso, cree que estos anuncios podrían ser un intento del Ejecutivo de “intentar dividir” a los pensionistas. De hecho, uno de los lemas coreados ha sido “hay que echar al Partido Popular”.

ticketea

La generación que construyó la democracia española

Lola, de 63 años, le pide a Rajoy que tome nota y si no, “ya sabe que en las próximas elecciones se arriesga a salir del Gobierno”. Esta extrabajadora es consciente del peso electoral que tienen los más mayores y le recuerda al presidente del Ejecutivo que su generación es la que “ha sacado a este país adelante”.

Tras llevar trabajando 46 años, se prejubiló y se encontró con la penalización, el pago al IRPF y el “19% de pérdida de poder adquisitivo”. Pero no es la única razón por la que acude a estas citas. También por el futuro que les quedará a sus hijos y a sus nietos. “Nosotros hicimos la Transición, salimos de una dictadura y construimos muchos de los derechos sociales que ahora nos están quitando. Hoy los empresarios pueden hacer lo que les de la gana con los trabajadores”.

manifestacion-jubilados-pensionistas-madrid
Otro de los carteles de la manifestación. / C.P.

Los jubilados tienen claro que estas manifestaciones son una carrera de fondo. A veces, llena de baches, otras llena de “zanahorias” con las que el Ejecutivo espera satisfacer la demanda de los que llenan las calles. Sin embargo, los manifestantes apuntan a la estructura y evitan distraerse en anuncios puntuales. “Primero intentaron desmantelar la sanidad, luego la educación. Ahora lo último que les queda es intentar frenar las pensiones públicas. Por eso he venido”, comenta Tomás, un extrabajador del sector ferrovial.

En esta ocasión, los pensionistas incluyeron en sus reivindicaciones críticas al producto paneuropeo de pensiones individuales (PEPP) . Sospechan que tras el discurso tan repetido de que “las pensiones no son sostenibles” hay en realidad una intención de desviarlo a los fondos privados. “Yo creo que hay un plan para quedarse con los beneficios de gestionar la financiación de las pensiones. Por eso, pedimos un plan de pensiones público y blindado”, razona Tomás.

Publicidad