Muere el expolicía franquista ‘Billy el Niño’, condecorado y sin ser juzgado por sus crímenes

1

El paso del tiempo es el enemigo de la búsqueda de justicia de las víctimas del franquismo. Y en esta ocasión el coronavirus ha contribuido a que la impunidad permanezca. El expolicía franquista Antonio González Pacheco, alias 'Billy el Niño', ha fallecido este jueves por la enfermedad del coronavirus. Se ha marchado con cuatro condecoraciones por “méritos policiales” y sin ser juzgado por sus crímenes, aunque hay cientos de testimonios terroríficos que acreditan sus torturas.

'Billy el Niño', que tenía 73 años, era temido durante la década de los 70 por su brutalidad en las torturas de los calabozos de la Dirección General de Seguridad Nacional, en la Puerta del Sol, un centro de detención de la dictadura. Allí se extraía la información de cualquier sospechoso de ser contrario al régimen con los peores métodos. Por allí pasaron cientos de jóvenes activistas, militantes de izquierdas y algunos rostros conocidos como Willy Meyer, Lidia Falcón o Paco Lobatón. Por malos tratos y coacciones a este último, el expolicía tuvo que pagar una multa. Ese fue su único castigo.

La Transición depositó sobre sus crímenes un manto de impunidad. Todos los procesos contra él se sobreseyeron con la Ley de Amnistía aprobada en 1977. Después pasó a integrarse en la recién creada Brigada Central de Información, donde como inspector se especializó en perseguir a los miembros de los GRAPO. Más tarde continuaría su carrera en la seguridad privada. Era aficionado a los maratones y participó en ellos en ciudades como Madrid, Nueva York y Budapest al menos hasta 2010.

Pero 'Billy el Niño' no solo se benefició de la impunidad, sino que fue premiado por su carrera. Tenía hasta cuatro condecoraciones por las que recibía también una recompensa económica que le hacía aumentar su pensión económica en un 50%. Y hasta en la última etapa de su vida también recibió el apoyo y reconocimiento entre sus compañeros de profesión. Según adelantamos en cuartopoder, se le pudo ver en un acto oficial en una comisaría de la Policía Nacional hace tan solo dos años.

Mientras los tribunales españoles evitaban sentarle en el banquillo, la Justicia argentina le perseguía por delitos de lesa humanidad en la única causa abierta en el mundo contra la dictadura. En 2013 la jueza María Servini dictó una orden de búsqueda y captura contra él por un delito de torturas contra entre 1971 y 1975 a varias personas. No obstante, la Audiencia Nacional rechazó su extradición al considerar que los delitos estaban prescritos, el mismo argumento que se ha utilizado después para rechazar otras querellas interpuestas contra él y que, en total, suman una treintena.

Aunque el nuevo Gobierno se había comprometido a modificar la legislación para arrebatarle las condecoraciones, 'Billy el Niño' fallece con todos los méritos. La enfermedad de la covid-19 también acabó en marzo con la vida de Chato Galante, quien fue su víctima y era uno de los activistas más comprometidos en la lucha contra la impunidad de los crímenes del franquismo desde la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina, donde se agrupan muchas víctimas de la dictadura.

1 Comment
  1. Miguel says

    Una rata menos pero que se escapó de la » ¿¿¿ justioia española …??? » .
    Gracias P$o€ por vuesta inestimable colaboración ; recitarán l@s » ……….. » ( reconvertid@s…) .

Leave A Reply

Your email address will not be published.