Lo peor de «lo» de Murcia es que lo quieren repetir

4
El concejal del PP Fernando Berberena, a su llegada, ayer, a la Gerencia de Urbanismo. / Israel Sánchez (Efe)

Nueva vorágine legal en Murcia con ocho imputados, detenidos, registros, posibles delitos de cohecho, negociaciones prohibidas, tráfico de influencias, etc. Todo con el leit motiv habitual desde hace unos años en España de estos casos: la especulación inmobiliaria y la urbanización salvaje de lo que haga falta.

Esta vez no es en la costa, sino en la mismísima capital de la Región, y entre los protagonistas están el concejal de Urbanismo, Fernando Berberena, y el dueño del Real Murcia y de Santa Mónica Sports, la empresa que controla los derechos de publicidad de la Real Federación Española de Fútbol, Jesús Samper.

Por en medio aparecen también algún empresario y algún técnico de éxito, algún alto funcionario municipal ya imputado en otro caso similar y alguna “esposa de” que también es funcionaria.

El presidente de la Comunidad, una de las que más especulación urbanística ha registrado en los últimos quince años y una de las que mayor tasa de paro tiene ahora, Ramón Luis Valcárcel,  se ha apresurado a decir que la cosa no tiene nada que ver con el Partido Popular gobernante. Quizá se refiera a que el PSOE opositor votó con el PP hace diez años a favor de los desarrollos urbanísticos origen de este escándalo judicial. El alcalde de la ciudad, Miguel Ángel Cámara, preboste muñidor de los acuerdos con Samperpara esos desarrollos urbanísticos alrededor del nuevo estadio de fútbol, dice que quiere que se aclare todo cuanto antes.

Lo grande del caso es que los mismos que podrían ser considerados responsables políticos de este turbio asunto están en vías de repetirlo con la supuesta instalación en la Comunidad de un macroparque temático bajo etiqueta Paramount Pictures, idea lanzada por el consejero del Cultura, Pedro Alberto Cruz, sobrino político de Valcárcel, fomentada por éste y que tiene como principal pivote empresarial a Santa Mónica Financial Services de la que es dueño….. Adivinen. Sí, han acertado: Jesús Samper.

Resulta que el consejero-sobrino consiguió, previo pago de unos cuantos miles de euros, a través de un grupo de capital con sede en el Golfo Pérsico la franquicia para que la Paramount Pictures ceda su marca para un gran parque temático. Pero, de momento nadie pone un duro.

Samper, cuyas gestiones urbanísticas con el Ayuntamiento de Murcia y el histórico club han dado tan buen resultado como que no se ha desarrollado nada y el equipo está en Segunda B, es el encargado de captar inversores para sumar a los 80.000 euros que pone su empresa y los 10.000 que ponen respectivamente la Consejería de Cultura y la de Universidad y Empresa para completar el capital inicial de 100.000.

Se trata de que empresarios interesados inviertan en la nueva sociedad del parque temático Paramount, a través de la sociedad de Samper, para que haya capital con el que construirlo y desarrollarlo y atraer a decenas de miles de turistas. No importa que Port Aventura (Tarragona) vaya como vaya y que Terra Mítica (Benidorm) esté en la cuerda floja desde que se inauguró. Ni que la Disneyland parisina siga suscitando dudas. En Murcia lo van a hacer mucho mejor y lo van a conseguir.

De momento, el primer problema lo ponen los bancos (CAM, Bancaja y Banco de Valencia, fundamentalmente) que se quedaron con los terrenos y propiedades de Polaris World, el gran y fracasado emblema de la política urbanístico-inmobiliaria del presidente Valcárcel. Quieren esos banqueros poner los terrenos que embargaron a Polaris para que se instale la Paramount y ser compensados así por evitar que el gran grupo de Pedro García Meroño –quien, por cierto, vive ahora felizmente en Miami–, principal exponente y protegido de la política urbanística de Valcárcel, fuera a la quiebra, lo que hubiera supuesto una muy mala prensa para la Región. Ahora parece que la Murcia oficial confía en Samper para revitalizar la misma línea de actuación. Si es que los registros, detenciones e imputaciones de ayer en el Ayuntamiento de Murcia no tienen consecuencias.

4 Comments
  1. vicente el pensionista says

    Los puntos cardinales de la corrupción valenciana del PP, son; Valencia limita al norte, con Fabra, al sur, con mercalicante, sus basuras y Murcia con sus “cosillas” al oeste, con la trama madrileña del Gurtel y al este, con el muy “Honorable y mas Honesto del mundo” el Sr. Campssssss… Ycomo dice una antigua canción; todos juntos votaremos, votaremos al pepe, cueste lo que cuesteeee se ha de conseguir.
    Los chorizos; a la cárcel, sinvergüenzas

  2. Joselillo says

    Aquí no pasará nada hasta que alguna persona decente, a lo mejor alguno de los que no tragaron, Gines Navarro o Pedro Morillas concejal y gerente de urbanismo respectivamente, quisieran contar porqué se fueron. O mejor todavía alguna persona que hubieran dejado fuera del negocio y se sintiera «un pelin» despechada.

  3. gollum says

    Que desastre! vimos desaparecer la huerta de los alrededores de la ciudad, han crecido centros comerciales, tranvías que no van a ninguna parte (a los centros comerciales) y ahora se destapa lo que muchos pensábamos, que había tomate, que esos centros comerciales que nos daban modernidad a la ciudad han nacido para enriquecer a unos cuantos y pretenden seguir enriqueciéndose con el negociete de la Paramount.

Leave A Reply

Your email address will not be published.