Ofensiva oficial contra las desalinizadoras a la espera de que llegue otra sequía

2
Aspecto que presentaba el pasado viernes, días 16, el embalse de Cecebre, en Cambre (A Coruña). / Cabalar (Efe)

Con una nueva sequía en ciernes, a pesar de las tímidas lluvias que prometen los meteorólogos para este puente, debida a que España ha tenido el invierno más seco desde 1947, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que dirige Miguel Arias Cañete parece haber iniciado una ofensiva en toda regla contra las desalinizadoras funcionando y en construcción, cuya punta de lanza son los trasvasistas surestinos.

El objetivo es volver a “demostrar” que el programa AGUA que auspició Cristina Narbona no sirve para satisfacer las necesidades de la agricultura mediterránea, para el que estaba pensado, ni complementar las del consumo humano. Consecuentemente, lo que verdaderamente se necesita, según esta visión, es volver al pasado y reponer en el Plan Hidrológico Nacional la construcción del canal del Trasvase del Ebro al Segura para que las cosas vuelvan al sitio del que ellos creen que nunca se debían haber movido.

En esto hay una especie de resarcimiento de otra versión de los conspiranoicos que tan entretenidos están removiendo lo que no deben en torno al 11-M. Pues la derrota de Mariano Rajoy aquel 14-M de 2004 tuvo como efecto inmediato y necesario la derogación ese pretendido trasvase del Ebro al Segura.

Así, los conspiranoicos hidrológicos hablan de que el denostado presidente socialista se cargó el Plan Hidrológico Nacional. No es cierto. Simplemente, lo cambió: eliminó aquel faraónico proyecto de trasvase, cuyos costes de construcción, ambientales y mantenimiento hubieran superado con creces y en el tiempo los de las plantas desalinizadoras del Programa Agua.

El caso ahora es que las casi 30 instalaciones para depurar agua marina y subterránea están terminadas y los agricultores rechazan comprar el agua, jaleados desde determinadas confederaciones hidrográficas y por el PP porque les sale muy cara. De forma que, en esa estrategia de revivir el gran canal mediterráneo, Arias Cañete y sus adláteres se aplican con fruición a airear la inutilidad de las plantas y alguno, como el inefable consejero agrícola de Murcia, Antonio Cerdá, ha llegado a proponer que sean vendidas “a los árabes”.

Pero, claro, si los agricultores levantinos rechazan comprar aquel agua por su carestía es, por un lado, porque les sigue llegando la del trasvase Tajo-Segura. Es decir, si no hay sequía, no la tienen por imprescindible puesto que la del canal que se nutre de los pantanos de Entrepeñas y Buendía les sale más barata y la de determinados pozos no controlados más aún.

Mientras la haya, obviamente. Porque en este seco invierno que contempla la “ofensiva” contra las desalinizadoras del ministro que ya en su momento se mostró tan aficionado a los paseos militares todavía no causa preocupación directa el abastecimiento de agua. Porque los pantanos mediterráneos están todavía con unos niveles aceptables consecuencias de anteriores años hidrológicos satisfactorios.

Sin embargo los meteorólogos no pronostican que vayamos a tener una primavera lluviosa que cambie la perspectiva. Lo que puede indicar que cuando este año hidrológico termine en octubre la sequía sea algo ya tangible. Con esa previsible escasez, volverán las diatribas y las divergencias sobre la cantidad de hectómetros cúbicos a trasvasar desde la cabecera del Tajo al Segura, porque el canal del Ebro hacia el sur es posible que no esté ni vuelto a aprobar sobre el papel: ¿Con qué dinero se haría?

Y siguiendo con las preguntas, ¿Habrá conseguido Arias Cañete para entonces, es decir, para el próximo otoño, revivir el fenecido Trasvase Ebro-Segura que, antes de su derogación en el año 2004, estaba presupuestado en unos 4.200 millones de euros? ¿O hará que funcionen a pleno rendimiento las 22 desalinizadoras ya terminadas para que ayuden a paliar los efectos de la seca? Y ya puestos, ¿para cuándo harán las confederaciones hidrográficas, especialmente la del Segura, un proyecto serio para el aprovechamiento racional de los acuíferos profundos? Esto es lo que hay.

2 Comments
  1. jachua cruces says

    desgraciadamente el aparato propagandístico de la derecha rancia funciona a las mil maravillas. Los intelectuales no llegan con sus teorías al pueblo, que sigue engañado por los voceros de los terratenientes. Y aquí un inciso para el nuevo presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, señor Ródenas. Átense los machos!!

  2. Jessica says

    Si tengo oportunidad de atssiir a la Expo de Zaragoza ire9 lo suficientemente instruido para determinar que pabellones voy a visitar. En otro caso, es decir si no voy, he adquirido los suficientes elementos de juicio como para tener amplia panore1mica de lo que alled se cuece. Jubi, has estado bordao . Tu parada y fonda en cada uno de los stands que visitas y la descripcif3n detallada de cada elemento que los distingue desgrana una apreciacif3n virtual, cuasi visual, de los pabellones.

Leave A Reply

Your email address will not be published.