Fuegos, sequía e imprevisión destruyen las formas de vida de pueblos enteros

2
Vídeo de Equo en el que se aprecian 3 de los 6 focos del incendio de la Sierra Oeste de Madrid.

No estamos solos. España no está sola en esto. Las lenguas de fuego que han asolado ahora los montes de Robledo de Chavela, Santamaría de la Alameda y Valdemaqueda no son sino las réplicas de otras similares que han hecho lo propio durante el verano en muchos montes distintos de España... y de Europa. La sequía ha favorecido la proliferación de los fuegos forestales de este verano. También la criminalidad y la desatención de las administraciones están siendo factores importante en ella. Fuego, sequía e imprevisión ponen en riesgo la seguridad alimentaria y la supervivencia de las poblaciones.

La estadística facilitada por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) hace unos días tiene datos reveladores. Un porcentaje tan alto como el 45% de los incendios con causa conocida tuvo origen intencionado, es decir, criminal. Lo atestigua, además, que el porcentaje de detenidos e imputados por ese motivo ha crecido de forma alarmante durante este verano hasta el 110% con respecto a 2011. Y eso que los cálculos abarcan solo de enero a final de julio de este año. Seguro que los de este mes de agosto que termina aumentarán esa proporción.

La sequía ha contribuido sin duda a que los fuegos se inicien y se propaguen con facilidad, al igual que ha ocurrido en Europa y, paralelamente al incendio madrileño, arden buenas extensiones en Italia y Rumania, por ejemplo. Pero reparemos en que el alto índice de intencionalidad reseñado por el Seprona indica que en España sigue habiendo mucho desalmado que aprovecha las circunstancias climáticas para intentar obtener beneficio posterior. Y también algunos enfermos mentales que se recrean en la piromanía, aunque sea esta una circunstancia difícil de evaluar porcentualmente.

Es el punto de recordar que los fuegos, además de los reconocidos daños ambientales, son capaces de llevar zonas enteras a la ruina en pocos días, como ha pasado en la comarca leonesa de Castrocontrigo (León), condenada a la pobreza inmediata tras ver arrasados sus medios de vida por el incendio de hace diez días.

Todo esto ––sequía e intencionalidad–– ha encontrado el caldo de cultivo ideal en la desatención de las administraciones hacia la conservación de los montes, tradicional en muchos lugares españoles, sí, aunque indudablemente agravada en los últimos años por los recortes presupuestarios. Así lo prueba el conflicto de los bomberos de la Comunidad de Madrid en demanda de más recursos y dotaciones, que ha encontrado una desgraciada caja de resonancia con la erupción del fuego en la sierra oeste del territorio.

La reacción solidaria de los bomberos madrileños de olvidarse momentáneamente de sus peticiones para arrimar el hombro contra el fuego no puede hacer olvidar que los recortes aplicados en el pasado han sido señalados también durante este verano como multiplicadores de las dificultades de extinción de incendios en otras comunidades, como por ejemplo Valencia. Ni que, con o sin sequía, sigue rigiendo la máxima de que los incendios del verano se apagan en invierno.

Tampoco se debe olvidar que la sequía, que se produce cada vez con mayor frecuencia, no es exclusiva de España, puesto que afecta a buena parte del hemisferio norte, ni tiene visos de acabarse en octubre con la conclusión del año hidrológico, pues quebraría el modelo establecido de que la escasez de lluvias se extiende cíclicamente por tres o cuatro años.

Con esa previsión o en ese contexto es de tener en cuenta que no en España pero sí en otros lugares europeos, como Rumania o Eslovenia, las superficies quemadas durante este verano son de producción agrícola. O sea, que la imposibilidad de seguir cultivando por causa de los fuegos redundará en las capacidades alimentarias de esas naciones.

Paralelamente, cosa parecida está ocurriendo en Estados Unidos y en Rusia debido a la sequía directamente, sin llamas que arrasen los cultivos, aunque también allí se han registrado grandes fuegos forestales. La caída de la producción agrícola en ambos graneros gigantes repercutirá directamente en el precio de los alimentos a nivel mundial, con consecuencias similares corregidas y aumentadas a las que el incendio forestal ha dejado en Castrocontrigo, lo que puede poner en riesgo la seguridad alimentaria de países enteros en el Tercer Mundo.

2 Comments
  1. engagement dresses says

    The only real what you require to be able to be eligible is really an day of 16 years and years or possibly slightly older, Country citizenship and also a activity regarding some sort or other. You’ll be able to use as small as L80 and also around L1000 provided that you would. Have a cash advance loan, and in most cases, there is an money placed on your own consideration within the an hour. Apply it to catastrophe truck and household car repairs, a fabulous costs you needed unconsidered, money a unique night out partying as well as a sunday getaway. Many people maintain your funds in wildlife reserve, giving independently which usually ‘just in case’ reassurance.financeblog4all.co.uk» http:financeblog4all.co.uk engagement dresses http://www.flixya.com/blog/5365119/Thinking-About-Your-Wedding-dress-Right-here-The-most-effective-Decision-You-possibly-can-make

Leave A Reply

Your email address will not be published.