Las neveras solidarias que evitan el despilfarro alimentario

  • Ya hay casi una veintena de neveras instaladas por toda la geografía

En abril de 2015 se instaló la primera nevera solidaria en la localidad de Galdakao. La última se encuentra en uno de los barrios más humildes de Valladolid, y ha sido inaugurada hace apenas unas semanas. Son las neveras solidarias que evitan el despilfarro alimentario y que distribuyen alimentos perecederos, pero en buen estado, no solo entre personas que lo necesiten, sino entre todo aquel que quiera evitar que alimentos en buen estado acaben en los contenedores.

Las cifras que vienen desde Europa avalan la necesidad de actuar contra el desperdicio alimentario: según datos de Eurostat, España es el quinto país más poblado de Europa, y a la vez el séptimo en mayor desperdicio alimentario. Para intentar reducir las cifras, a la vez que se cumplen objetivos establecidos por entidades internacionales como la ONU, nacen iniciativas como la de las neveras solidarias.

La Asociación de Voluntarios de Galdakao / Galdakaoko Boluntarioen Gizarte Elkartea es la entidad que se encuentra detrás de esta iniciativa que ya cuenta con casi una veintena de neveras instaladas en País Vasco, Toledo, Sevilla, Valencia, Zaragoza, Galicia y Barcelona. Las cifras avalan la buena marcha de la iniciativa: cada mes se han salvado cerca de 200 kilos de alimentos que iban derechos a los contenedores.

Advierten de que no es un proyecto exclusivo para personas “necesitadas” sino para todas aquellas personas concienciadas con cuidar y evitar el despilfarro de alimentos.

Un proyecto reconocido por la ONU

El proyecto de la Asociación de Voluntarios de Galdakao fue nominado en mayo de 2018 en la I edición de los Premios GoODS de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por considerar que la iniciativa trabaja para cumplir los objetivos de desarrollo sostenible.

Publicidad

En la localidad de Galdakao, se encuentra situada en la calle. En Valladolid, en el interior de un local. En otras localidades, como en Sevilla, se instaló en un mercado de la localidad y cada jornada se va rellenando de productos que dejan los responsables de los distintos puestos de alimentación.

Las condiciones para dejar alimentos en estas neveras solidarias son: estar enteros, no estar caducados, no se permiten los alimentos de carne picada cruda o aquellos que contengan huevo crudo. Los alimentos cocinados deben haber sido procesados en el mismo día en que se dejan en la nevera y llevan etiquetado sobre la elaboración y los ingredientes que contienen.