facebook    twitter    google plus    youtube
   

La corrupción como instrumento político e ideológico de los poderes económicos: la trama

| Publicado:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on Reddit

Manolo Monereo *

manolo monereoPara entender lo que pasa aquí y ahora es necesario hacerse siempre la siguiente pregunta: ¿cómo mandan los que no se presentan a las elecciones? Es un viejo y siempre actual problema. Refleja la contradicción orgánica entre la democracia y el capitalismo, es decir, entre un sistema político que se fundamenta en la igualdad jurídico-formal de las personas y una formación económico-social organizada en base a una desigualdad estructural de poder, renta y riqueza entre clases y grupos sociales. Las relaciones entre democracia y capitalismo han sido siempre conflictuales y, periódicamente, ambas lógicas político-sociales se hacen más antagónicas y contrapuestas, coincidiendo, no es casual, con graves crisis económicas del capitalismo.

Volvamos a la pregunta: ¿cómo mandan los que no se presentan a las elecciones? Si observamos con cuidado los tenedores de las tarjetas negras de Bankia, ¿qué vemos? La cooptación de la entera clase política por los poderes económicos. El instrumento fundamental: la corrupción. Lo que asombra —aquí también hay clases— no es que la derecha política sea corrupta (esto se sabe desde siempre: es una de sus características genéticas, por así decirlo) sino que una parte significativa de la izquierda social y política se deje atrapar en la madeja de intereses corporativos y en los conflictos de los varios grupos de poder en el entorno del PP y lo haga por dinero, mucho, hasta muchísimo para la gente normal, pero calderilla para los que mandan y no se presentan a las elecciones.

El bipartidismo imperfecto (PP y PSOE más la burguesía vasca y catalana) ha sido esencial. Los que mandan y no se presentan a las elecciones necesitaban garantías de que sus intereses nunca serían cuestionados y volvieron a lo de siempre: dos partidos que se turnaban, en beneficio de los intereses generales de la oligarquía dominante, garantizados, en último término, por su corrupta majestad el rey. Como siempre, es decir, en las permanentes y, por ahora, inevitables restauraciones borbónicas, la derecha lo era de verdad; la izquierda era un sucedáneo, con el objetivo específico de impedir el surgimiento y desarrollo de una izquierda verdadera.

Aquí deberíamos afinar y ver lo nuevo, lo singular, de la corrupción en esta fase concreta. Se suele decir, se repite una y otra vez, que siempre habrá corrupción, que es algo natural al ser humano y a la política. No estoy de acuerdo: este tipo de capitalismo monopolista-financiero lleva en su seno y necesita de la corrupción para mantenerse y desarrollarse. Esta es la novedad. Se dirá que es el capitalismo en general, y seguramente es verdad, pero hay que esforzarse en profundizar y en delimitar lo específico de la fase.

El neoliberalismo, capitalismo senil y depredador, sitúa en su centro, en su modo normal de funcionamiento, la especulación, los negocios fraudulentos, la información privilegiada, el expolio de lo público y el ataque a los derechos económico-sociales. La frontera entre lo legal e ilegal desaparece conforme se llega a la cúpula de los poderes económicos-financieros y solo se hace evidente cuando se baja a la base de una sociedad, en el lugar donde habitan, luchan y sufren los hombres y mujeres normales. La legalidad aplicada contra las personas, contra las clases subalternas, de nuevo, “clases peligrosas”.

No me gusta el término casta. ¿Por qué? Porque no anuda, no engarza y no relaciona a los poderes económicos y mediáticos con la clase política. Parecería que la corrupción es cosa de los políticos y solo de ellos. ¿Y los corruptores?, ¿dónde están?, ¿quiénes son?, y ¿para qué compran los poderosos a los políticos? Todo esto desaparece y se pone el foco en los representantes de los ciudadanos, ligando política con corrupción, libertades públicas con expolio del Estado. Por esto prefiero el término trama, precisamente, para poner de manifiesto que existe una relación subjetivamente organizada y necesaria entre el poder del dinero y los políticos del régimen bipartidista. Para que los gobiernos realicen y practiquen políticas contrarias a los intereses mayoritarios tienen que ser corrompidos, anulados y sometidos. Gobernar termina siendo, en la Unión Europea del euro, el arte para conspirar contra los ciudadanos y formar parte de la antipolítica organizada desde la cúspide del poder corporativo y mafioso de las finanzas.

Hay un juego perverso. Los poderosos someten a los políticos. Los medios de comunicación, casi siempre controlados por los que mandan y no se presentan a las elecciones, se hacen eco de los escándalos y denuncian, con razón, a los representantes de los ciudadanos desde una lógica que oculta las necesarias relaciones entre los corruptores poderes económicos y sus subalternos políticos corrompidos. La ideología que se crea es del mayor interés para la oligarquía: la política es corrupción, luego hay que dejársela a los que viven de ella y el resto, la ciudadanía, a lo suyo, a aguantar y al sálvese como se pueda. Abandonar lo colectivo, privatizar lo público y renunciar a la emancipación social y política. Es el “no te metas en política”, que nos aconsejaban nuestros padres, duramente escarmentados por el terror franquista.

Los “neoliberales de todos los partidos” suelen insistir en que los culpables de la corrupción son los políticos y que su origen está en que el Estado interviene mucho y tiene demasiado poder. Su receta es conocida: más liberalizaciones, más privatizaciones, más desregulaciones. Lo más significativo del asunto es que a más predominio de los grupos de poder económicos, más corrupción, más degradación de la sociedad civil, mayor concentración de renta y riqueza, mayor fuerza de los oligopolios y prostitución del mercado como institución social.

El país necesita una revolución democrática que haga real y efectivo lo que dicen las Constituciones: que el poder reside en la soberanía popular. No será fácil, pero la revolución, para ser realmente democrática, tiene que romper con la trama oligárquica que gobierna de facto nuestro presente y controla e impide nuestro futuro como personas libres e iguales. Esto también depende de nosotros: hacer lo necesario posible y diseñar un futuro con sentido para los hombres y mujeres de carne y hueso.

(*) Manolo Monereo. Politólogo y miembro del Consejo Político Federal de IU. Su último libro publicado, junto con Enric Llopis, es Por Europa y contra el sistema euro (El Viejo Topo, 2014).
Resultado:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas ( 30/5 | 6 votos)
Imprimir Enviar

Categoría | ideas

Comentarios |6 Comentarios »

RESISTENCIA ANTIESPAÑOLA | Martes, 21 Octubre , 2014 || puntuación:1
Vote -1 Vote +1

Comunicado de la Resistencia :

En recientes fechas, en el fin de semana del 12 de octubre, fiesta de los españolistas, hemos asistido a un nuevo giro en torno al camino emprendido por las autoridades catalanas para la realización de una Consulta en la que el Pueblo Catalán debía expresar su voluntad política.

Este cambio de rumbo, ha supuesto un auténtico golpe de timón que amenaza con llevar a pique a la nave en la que todos los que quieren la realización de la consulta se habían embarcado con gran esperanza e ilusión en un proyecto común.

Hasta ahora, el President de la Generalitat Artur Mas, había dado muestras de sensatez y firmeza ante la presión a la que todo este proceso se está viendo sometida por parte de los medios de prensa, radio, TV,etc, afines a las tesis neofascistas del espectro político españolista, encabezado por el Bipartido ( pp-psoe ).

Sin embargo, la cercanía de una fecha que se había puesto como límite para decidir si se continuaba con el proceso hacia la consulta, ( tras la suspensión dictaminada por el aparato judicial al servicio del Régimen español )ha derivado en una marcha atrás por parte de Artur Mas, que ha anunciado una consulta alternativa, que ofrece muchas dudas:
en su sistema organizativo, en su carácter no vinculante, en el tiempo para su desarrollo,etc.

No entendemos el porqué de este auténtico paso atrás del President Mas, y no deseamos que se dé esta imagen de ambigüedad, de dudas y miedos, que está sirviendo de burla y escarnio por parte de los medios y tertulias de radio, TV, etc.,españoles , totalemtne fascistizados en su ideología imperialista y opresora, partidarios todos ellos de mantener el yugo español sobre la cerviz de los Pueblos que aspiran a la libertad y a instituir un sistema plenamente democrático en sus territorios.

En fechas aún más recientes, el 19 de octubre, hemos conocido las declaraciones a favor de celebrar ya , sin más demoras, unas elecciones plebiscitarias y la posterior Declaración Unilateral de Independencia (DUI ), por parte de plataformas sociales y políticas como la ANC y Ômnium Cultural, que abundan en los principios apuntados por otras formaciones como ERC y CUP.

Desde la Resistencia Antiespañola compartimos plenamente, en este nuevo escenario planteado, la celebración de Elecciones Plebiscitarias a la mayor brevedad posible, y a continuación, la inmediata Declaración de Independencia por parte de las autoridades catalanas.

En el camino emprendido no caben medias tintas ni cambios arbitrarios en los procedimientos a seguir.Es necesario tener una voluntad firme e inquebrantable para seguir en la lucha y no caer en el derrotismo al primer obstáculo que se interponga en la senda trazada.

La consulta alternativa planteada por Artur Mas, no goza de nuestro máximo apoyo, parece algo sacado a botepronto, de manera improvisada, y que no ofrece garantías de ir en un sentido propicio y favorable para los que amamos la libertad y la buscamos en la vía de la independencia.

Desde nuestra organización resistencial , apoyamos con firmeza y plena confianza, el buen hacer y las justas peticiones de elecciones plebiscitarias formuladas por parte de ANC, Òmnium .ERC, CUP, y otros colectivos , y pedimos al President Mas, que renueve su compromiso con la causa de la libertad, y convoque cuanto antes unas elecciones plebiscitarias , que se muestran en el horizonte como la vía más plausible y digna para dar cauce al sentir de la Nación Catalana.

Animamos, finalmente, al Pueblo Catalán a seguir movilizándose sin desfallecer a favor de la libertad y por la Independencia de Catalunya, para que el proceso emprendido no caiga en saco roto, lo cual sería el mayor deseo de los españolistas.

Catalanes, no os rindáis, seguid la lucha !!! Fin a la Ocupación españ

Vote -1 Vote +1

[…] Manolo Monereo. Politólogo y miembro del Consejo Político Federal de IU. Su último libro publicado, junto con Enric Llopis, es Por Europa y contra el sistema euro (El Viejo Topo, 2014). Fuente: https://www.cuartopoder.es/ […]

La corrupción como instrumento político e ideológico de los poderes económicos: la trama | Blog de Información Alternativa | Martes, 21 Octubre , 2014 || puntuación:0
Vote -1 Vote +1

[…] junto con Enric Llopis, es Por Europa y contra el sistema euro (El Viejo Topo, 2014). Fuente: https://www.cuartopoder.es/tribuna/2014/10/18/la-corrupcion-como-instrumento-politico-e-ideologico-de… […]

ramón moreno palau | Sábado, 18 Octubre , 2014 || puntuación:0
Vote -1 Vote +1

Repugnante,BLESA Y RATO Salen de los juzgados-con fianza total de 19 millones entre los dos-a cualquier nindungui poR LA decima parte de los delitos de estos,ya lo habrian alojado en el hotel rejas…ESPAÑA ,pais de mierda

Vote -1 Vote +1

[…] Cuartopoder | Publicado: 18/10/2014 […]

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Normas de uso

Para dejar un comentario es necesario registrarse.

No se admitirán los que sean contrarios a las leyes españolas o insultantes.


PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

ÚLTIMOS COMENTARIOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

ÚLTIMAS ENTRADAS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

BUSCAR

Aviso Legal | Política de cookies | ¿Quiénes somos? | Publicidad | Diseño Web

Salvo indicaciones, el contenido íntegro de Cuarto Poder de Mesa de Redacción, SL
está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.
Creative Commons License