Podemos con Unidad Popular

14
Iglesias_Garzón_Unidad_Popular
Pablo Iglesias y Alberto Garzón se saludan, el pasado día 13, en el Ayuntamiento de Madrid, al coincidir en la toma de posesión de Manuela Carmena como alcaldesa. / Mariano Neyra

Estaba cantado. Ciudadanos apoya al PP para que mantenga el gobierno de la Comunidad de Madrid y a Cristina Cifuentes como su presidenta. Por desgracia para la mayoría va a seguir gobernando Madrid el peor PP, el de la corrupción galopante (Gürtel, Púnica, Caja Madrid, Bárcenas…) y el que la ha convertido en el banco de pruebas de las políticas más ultraliberales. Pero esta vez no ha hecho falta un tamayazo, porque el gobierno del PP es el fruto de la incapacidad de la izquierda para ponerse de acuerdo. Y esto sí que es perder una ventana de oportunidad histórica de cambio.

Publicidad

Me había propuesto no hablar de unidad popular y de la izquierda. Pero me parece tan tremendo lo sucedido en la Comunidad de Madrid, y lo que puede repetirse en las elecciones generales, que es una obligación hacerlo. Para no volver a equivocarnos, nunca deberíamos de dejar de aplicar aquello que decían los clásicos de partir del análisis concreto de la situación concreta. Y echar unas cuentas, analizarlas con detalle y sacar conclusiones.

Publicidad

En las elecciones autonómicas del 24 de mayo en Madrid estos fueron los votos y los diputados de los principales partidos: PP: 1.047.056 votos (48 diputados); PSOE: 804.692 (37); Podemos: 587.949 (27); Ciudadanos: 383.874 (17); Izquierda Unida: 130.890 (0 diputados). Ello hace que la suma de PP y Ciudadanos sea de 65 diputados, frente a 64 diputados de la suma de PSOE y Podemos. De estos datos se pueden sacar dos conclusiones:

  • Es profundamente injusto que al PP le salga cada diputado a 24.300 votos y que IU no saque ninguno con 130.890 votos. No es una demanda de parte, es un imperativo para todo demócrata denunciarlo y exigir el cambio de la norma electoral.
  • Si Podemos e IU hubieran ido juntos, la suma de votos (718.839) hubiera dado lugar a este reparto: PP: 46 diputados, PSOE: 35 diputados; Podemos+IU: 31 diputados y Ciudadanos: 17 diputados. La suma del bloque progresista de PSOE+Podemos+IU sería de 66 diputados, frente al bloque PP+ Ciudadanos de 63 diputados. Es decir, un vuelco total de la situación.

Y eso solo con la simple suma de votos de la izquierda (y con IU en las peores condiciones por sus enfrentamientos internos y sus errores). No tengo ninguna duda que el efecto multiplicador de la unidad –como se ha demostrado, por ejemplo, con Ahora Madrid o con Barcelona en Comú supondría mejores cifras. Los resultados de las candidaturas de unidad popular han tirado por tierra la teorización de que 1+1+1 no son 3 sino que pueden ser menos, argumento teñido de cierto sectarismo para rechazar la unidad.

Esta lección ya deberíamos haberla aprendido de las elecciones andaluzas, donde la suma de Podemos e IU hubiera dado lugar a 6 diputados más y hubiera hecho imposible otro acuerdo que no fuera el que implicase un claro giro a la izquierda. Pero no fue así. Y propuestas de unidad, como la que hizo Julio Anguita el pasado marzo en Málaga, se rechazaron de un manotazo y no fue tomada siquiera en consideración.

Toda fuerza política tiene derecho a equivocarse, repetir los errores es algo más serio. Y Podemos lo haría si insiste en su estrategia de Vistalegre de ir solos (o acompañados únicamente en algunos sitios) a las elecciones autonómicas y generales. Reconociendo el importante papel de Podemos y de Pablo Iglesias en el proceso, no puede pedir que todos los que quieran la unidad vayan bajo sus banderas. Solo se pueden ganar las elecciones generales con unidad y pluralidad, reconociendo la singularidad de los demás. Y así lo quieren otras fuerzas que piden respeto a su identidad.

La división, la competencia y la no optimización de los votos en las circunscripciones provinciales pequeñas debilitarían las posibilidades de éxito. Podemos podrá tener un estupendo grupo parlamentario, pero no gobernará y tendrá que asumir parte de la responsabilidad de la frustración popular. Porque no está asegurada la derrota del PP, incluso una encuesta reciente de eldiario.es apuntaba a una cierta recuperación: este es un país con varias generaciones educadas en el franquismo y en el que la gente perdona cosas que no debería perdonar.

En los meses transcurridos desde la asamblea de Vistalegre han pasado muchas cosas. Seguimos sufriendo los costes sociales de las políticas neoliberales, aparecen nuevos actores políticos, siguen destapándose escándalos de corrupción… Todos estamos obligados a repensar las estrategias y a construir un marco cómodo para partidos, movimientos sociales, mareas, etc. Porque el objetivo es ganar las elecciones para desalojar al PP y aplicar un programa de cambio que rescate urgentemente a las personas, que recupere derechos, libertades y servicios públicos, que desarrolle un nuevo modelo económico al servicio de la mayoría social y ecológicamente sostenible, que permita abrir un proceso constituyente para regenerar la democracia.

Más allá de las especulaciones teóricas sobre modelos de convergencia, los agentes del cambio deben buscar una marca asumible, un programa de mínimos muy participado por los movimientos sociales y la celebración de primarias para elegir la mejor representación. Un proceso que desemboque en una fórmula ecléctica, eficaz y movilizadora. Y a trabajar todos codo con codo por la victoria.

Digo ahora lo mismo que dije en el acto de Alternativas desde Abajo celebrado el 7 de junio de 2103 en la plaza del Dos de Mayo de Madrid: para construir la necesaria unidad hace falta generosidad de unos y prudencia de otros. Y si entonces la generosidad debía tenerla IU, hoy los términos se invierten y la generosidad le corresponde a Podemos. ¿o repetimos los mismos errores? No es fácil, pero se debe intentar con inteligencia política, sin prejuicios de nadie,  priorizando lo esencial frente al interés partidario.

¿Podemos seguir soportando la reforma laboral, la LOMCE, la ley mordaza, las privatizaciones de lo público, la ocupación partidaria de las instituciones... por no ser capaces de ponernos de acuerdo? Lo que vamos a pagar en la comunidad de Madrid nos puede volver a pasar en noviembre si no hay un replanteamiento de la estrategia. En ese caso, de nuevo las cuentas no desvelarían el error y algo más grave aún: que no tenemos remedio.

La claridad es un bien muy codiciado sobre todo cuando se trata de decidir, pero no para uno mismo sino para los demás, aspiración que por regla general debería resultar sencilla. Especialmente cuando se demuestra que ganar las elecciones es una cuestión política y matemática. Si va en serio lo de ganar las elecciones hay que tener claro que para asaltar los cielos se necesita la ayuda de todos. Podemos con Unidad Popular no es un título, sino una propuesta, por si pudiera servir. Se trata de que no se arruinen las esperanzas de cambio de todo un pueblo mientras discutimos si son galgos o podencos.

14 Comments
  1. nhygre says

    ¿Pero qué clase de periódico es este?. Realmente queréis informar, o ser un panfleto más al servicio de un partido político?. Ciudadanos es un partido progresista, y no gobierna. Gobierna el PP en minoría. Se ha pasado de una bochornosa mayoría absoluta a una minoria del PP, que necesitará apoyos para sacar las cosas adelante. Ciudadanos está en la oposición. Los acuerdos a los que ha llegado C’s con el PP son por la regeneración democrática, beneficia a todos los ciudadanos sean de una ideología o de otra. Abrid los ojos por favor y dejar el sectarismo a un lado. Zurrar cuando haya que hacerlo.

  2. negras tormentas says

    Estimado Agustín, podemos ha nacido para cargarse a IU y en ello están.
    Aparte que a Pablo le pierde el despotismo, la prepotencia y la chulería. Si este es el inteligente, no sé como será el más gilipollas.

  3. De muestra un boton says

    Bettino Craxi político corrupto italiano se fugó de la justicia y escondió en Túnez habiendo cometido muchos menos delitos de los cometidos por el PP español, como organización mafiosa. Si España fuera una democracia, no solo no gobernaria en Madrid, no gobernaria en ninguna parte y sus dirigentes estarían procesados o encarcelados, o ambas cosas. Pero claro los ladrones son los que dirigen la fiscalía jerarquicamente, nombrar a los jefes de la judicatura y miembros de las mas altas magistraturas del estado, ¿como van a perseguirse a sí mismos ?. Solamente por el mensaje «luis se fuerte» rajoy habría sido cesado y procesado por cómplice y encubridor en EEUU, y por destruir pruebas al destrozar los discos duros del ordenador de «luis», y con Rajoy el resto de dirigentes del PP. PEro esto no es EEUU ni una democracia, es Españistan de los franquistas sin franco.

  4. FernandoHS says

    Ciudadanos es el partido-balneario del voto consercador: el spa donde el votante momentáneamente fatigado del PP se refugia sin poner en riesgo el status quo del sistema. Su progresismo está por ver, salvo que se considere como tal la liposucción a la que se ha prestado en Andalucía.

  5. marcos says

    Ciudadanos ,no es que no sea progresista ,es que es más liberal en la economía que el partido popular,es un tentáculo de la patronal ,el contrato único que lleva en su programa lo prueba,las cosas que piden son las mismas que lleva pidiendo la patronal hace mucho,pero ,con otros nombres para venderlas mejor.No son conservadores ,pero nadie que haya leído su programa puede llamarlos progresistas.

  6. alejandro says

    Yo discrepo del Negras Tormentas (es el nick que pone). no creo que Podemos tenga en su ADN cargarse IU, pienso que el agotamiento de IU, puesto de manifiesto en sus dos últimas asambleas generales, no ha sabido resolverse. Ahora toca reconstruir la izquierda, las marcas son una mala guía para este menester, por lo tanto hay que ir y moverse en el ámbito del discurso, del análisis y de las ideas y todo para concretar en el programa, la estrategia y la organización. A quienes estemos en esta tesis, los exabruptos del Señor Iglesias nos la suda. Los procesos se tienen que dar y solo cuando suceden se saben cómo van a ser. La política no es un arte adivinatorio.

  7. luca. says

    Compañero Agustin.
    Si los Garzónes, Centellas y Barrenas no hubieran descalificado y combatido públicamente las candidaturas de IU en Madrid, aun por separado, IU tendría grupo en la Asamblea Regional y con ello no hubiera podido seguir gobernando el PP con el apoyo de C`s.
    Aunque resulte doloroso, tal vez costoso, estas cosas hay también que señalarlas para que las responsabilidades políticas queden donde corresponde.

  8. petarduchi says

    Compañero Agustín, me entusiasma tu irreductible inasequibilidad al desaliento. Comparto tu análisis y la petición de inexcusables generosidad, prudencia e inteligencia política a todas las plurales partes concernidas en lo que debería ser un horizonte común. Reconozco inteligencia a los cerebros que dirigen Podemos, mas sorprende que, aún después de lo llovido desde su fulgurante irrupción, prevalezca en ellos el objetivo de alzarse con el santo y la limosna y monopolizar el espacio a la izquierda del PSOE y aniquilar a IU. Por otra parte, la generosidad, prudencia e inteligencia política debemos exigirla con más énfasis aún a quienes dentro de IU continúan su labor de metástasis y demolición. ¿Tendremos remedio o es una maldición de los dioses?

  9. petarduchi says

    Por otra parte, pienso que Podemos está ganando la batalla de los medios de comunicación, incluso en los muy de derechas que no dejan de sacarlos en portada y publicitarlos, y hasta les adjudican éxitos electorales en los que son una parte y no el todo (los más notorios Barcelona en Comú y Ahora Madrid; nada se habla en ellos de la presencia de Iniciativa, Esquerra Unida e IU). No tengan miedo al nombre los podemitas, que sea el que fuere el de aquellas candidaturas de unidad popular que pudieran formarse con su presencia, serán identificadas con Podemos

  10. La Unidad Popular soy yo y por mis cojones. says

    Uy Agustín, llegas tarde en esto de «analizar la realidad concreta». No en el principio de analizar la realidad concreta, sino sobre esa realidad que estas analizando, que no estamos en febrero, sino en julio casi. El asunto ya no es ese. El asunto es «La contrarrevolución del clan de la compu». Ya le hemos reído suficientemente las gracietas a estos mediócratas del Clan de la Compu. Ahora toca liquidarlos políticamente. Filosofía de la necesidad, no hay otra.

  11. La Unidad Popular soy yo y por mis cojones. says

    Uy Agustín, corta el rollo. No te has enterado que el Pablens dice que no hay alternativa al capitalismo? Pues ahora ya lo sabes. Venga, a cerrar la paradita y a ganar pasta como sea, que «no hay alternativa». Y dejemos la política a los gestores del capitalismo. Jojojojo!

  12. delao says

    IU se arrima a Podemos por ser la única forma de sobrevivir, pero ademas quieren controlarla y decirle por donde han de ir…. una forma segura de tirarse por el precipicio. Hacen bien en no querer nada con ellos, han demostrado sobradamente que es lo que no hay que hacer.

  13. Manolo2 says

    Hoy lo ha dicho una representante de Siryza, que nos ha pedido que hagamos la unidad popular y nos unamos para ganar a enemigos tan poderosos como los que hoy se enfrentan ellos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.