Gallardón avala el título nobiliario de Queipo de Llano, el general golpista que ordenó ejecutar a García Lorca

15
Queipo de Llano, en una imagen sin fechar. / blogger-index.com

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha justificado su decisión de renovar el Marquesado de Queipo de Llano en honor a uno de los generales golpistas que provocaron la Guerra Civil de 1936-39, aduciendo que “no existe norma legal alguna que aluda a la no validez de este título nobiliario”. En una respuesta escrita al portavoz parlamentario de Izquierda Plural, José Luis Centella, el notario mayor del Reino levanta acta por la vía de los hechos de la inutilidad de la Ley de la Memoria Histórica de 2007. Vale recordar que auqella norma suprimía los símbolos, honores y fanfarria propagandística que el dictador y sus secuaces se regalaron a sí mimos.

Todo comenzó cuando, paradójicamente, el 17 de julio pasado, víspera del 76º aniversario del alzamiento militar de 1936,  apareció en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una disposición renovando el título nobiliario del general golpista a favor de su nieto Gonzalo Queipo de Llano Mencos. La orden ministerial iba firmada por el ministro Ruiz Gallardón, también paradójicamente, nieto del golpista radiofónico embozado tras el seudónimo bereber Tebib Arrumi.

Publicidad

Rápidamente, el diputado Centella empuñó el bolígrafo y escribió: “¿Cómo justifica el Gobierno la renovación del marquesado de uno de los cabecillas del golpe de Estado de 1936 y máximo responsable de la represión en Sevilla? ¿Cómo justifica el mantenimiento del mencionado título, incompatible con el respeto a las víctimas?” Y también “si tiene previsto revocarlo y suprimirlo”, como ocurrió en 2008 con la medalla de honor de la ciudad y el título de hijo adoptivo de Sevilla que le otorgó el ayutamiento franquista.

La respuesta parlamentaria llegó ayer, al borde de los tres meses del plazo reglamentado. Y en ella, el ministro y nieto del Tebib Arrumi reafirma su decisión de mantener el título honorífico y despacha las preguntas con cuatro párrafos burocráticos. Así dice: “Lo que ha realizado el Ministerio de Justicia ha sido proceder al reconocimiento, en la sucesión del Título, de un derecho sucesorio en un ciudadano contemporáneo que es descendiente del concesionario primitivo, no existiendo imperativo legal alguno que lo impida”.

Para argumentar mejor su decisión aclara que “el actual título de Marqués de Queipo de Llano fue ya rehabilitado a favor del padre del actual titular en el año 1981, tras llevar el mismo 27 años en situación de caducidad”. Y sostiene que “con el reconocimiento en la sucesión del mencionado título no se está dando ningún tipo de honor o reconocimiento al fundador del Título, sino que sólo se está reconociendo el derecho de su nieto a ostentarlo, de acuerdo a la normativa vigente”.

Impresiona la frialdad de la respuesta del ministro. Ni el recuerdo que Centella incorpora al preámbulo de sus preguntas sobre la matanza de miles de civiles inocentes ni la famosa orden de ejecutar a Federico García Lorca –“Dadle café, mucho café”, ordenó Queipo a su subordinado en Granada– conmueven a Gallardón ni le mueven a suprimir el título honorífico que mantiene el nombre del genocida entre los Grandes de España.

Tampoco las arengas del criminal, animando a los legionarios y mercenarios norteafricanos a violar a las mujeres –“Después de todo, se lo merecen. ¿No han estado jugando al amor libre?”, decía el tipo– e instando a sus seguidores al terrorismo urbano y a asesinar en las calles a las autoridades republicanas –“Faculto a todos los ciudadanos a que, cuando se tropiecen a uno de esos sujetos (esos idiotas congéneres de Azaña) lo callen de un tiro. O me lo traigan a mí, que yo se lo pegaré”– animan a Gallardón a corregir su decisión.

Por el contrario, el titular de Justicia argumenta que “la legislación sobre títulos nobiliarios limita la posibilidad de derogar una sucesión o una rehabilitación a irregularidades procedimentales, documentales o de aparición de personas con mejor derecho sucesorio declarado en sentencia judicial, sin que tal revocación suponga la supresión del Título, sino sólo la anulación de un procedimiento. Por ello y al no existir norma legal alguna que aluda a la no validez de este título nobiliario, la legislación nobiliaria sigue desplegando su normal vigencia”.

Quizá para explicar la perseverancia leguleya del ministro en la defensa de ese título nobiliario, al socaire de la democracia y de la ley de la memoria histórica, haya que apelar a la personalidad del abuelo Víctor Ruiz Albeniz, el famoso Tebib Arrumi que se recreaba en la narración de las persecuciones y las matanzas infligidas a "los rojos" por las tropas mercenarias de Franco y Queipo, y además escribía libros de aquellas "gestas" sangrientas para los niños de la época , un tiempo del que, al parecer, el nieto Gallardón no quiere separarse.

15 Comments
  1. Luis says

    De aquellos facciosos, estos demócratas. ¡Madre míaaa!

  2. Aurea says

    Me pregunto si el ministro que aspira a suceder a Rajoy no es un falangista de la peor calaña. Parece que ese tipo, que dejó Madrid endeudado hasta las cejas y se forró, el fiscalito de marras, fue un ultraderehista de los de pinchos y cadenas en la universidad.

  3. Ramon says

    Como investigador tuve la ocasión de consultar algún libro del abuelo de Gallardón, Ruiz Albeniz, y créanme, sr. Díez, que se queda corto en su referencia. Es asombroso cómo se regodeaba en los actos más criminales y sanguinarios al tiempo que se dirigía a los lectores infantiles con formas como «queridos niños» y otras. Un auténtico sádico, con perdón del marqués de Sade.

  4. lali says

    Hay q ser justos y sobre todo leer y culturizarse un poco con la historia de este pais para poder opinar….y es que a Queipo le otorgaron el titulo porque se lo merecia. Fue un gran heroe y ojala personas como él gobernasen nuestro pais.

  5. Petrus says

    Hay que tener muy poca sensibilidad, para llamar «héore» a un individuo que dio carta blanca a sus tropas para violar mujeres y asesinar mujeres y niños, y gente inocente.

  6. Petrus says

    Queipo de Llano, se jactaba por radio de las violaciones de mujeres que sus tropas africanas llevaban a cabo a diario en Andalucía. Lamar héroe a ese individuo es una aberración.

  7. Petrus says

    «Nuestros valientes Legionarios y Regulares han enseñado a los cobardes de los rojos lo que significa ser hombre. Y, de paso, también a sus mujeres. Después de todo, estas comunistas y anarquistas se lo merecen, ¿no han estado jugando al amor libre? Ahora por lo menos sabrán lo que son hombres de verdad y no milicianos maricas. No se van a librar por mucho que forcejeen o pataleen», dijo el 23 de julio de 1936″.
    PALABRAS DE TU HÉROE, QUEIPO DE LLANO

  8. Luismi says

    La foto es muy interesante: Queipo está rodeado de nazis.

  9. lali says

    y los del bando republicano no se hartaron de violar monjas a destajo???
    Ademas no se le pueden atribuir a el esas violaciones eso para empezar. Queipo llevó a cabo una labor social que a dia de hoy no conviene hablar pero la realidad es que muchas familias siguen viviendo de ello.

  10. Yuliana says

    Hahaha Me descobriu! Poxa Vida! =)Fico no agraduo do novo post. Fiquei curiosa, justamente por duvidar que muitos estejam dispostos a fazer todo o esfore7o que este hacking demanda. Isso porque (parece que) vivemos numa especie de momento fordista, em que ningue9m tem muito tempo para reflexf5es, sf3 para trabalho e um pouco de repetie7f5es aleatorias de certos aforismos (e9 a filosofia sf3 para causar impacto e pagar de gatinho ). c9 aquela histf3ria: estamos numa era em que as pessoas consomem Nietzche como quem toma uma Coca Cola. E tudo em 140 caracteres.

  11. Gonzalo says

    Cómo estará el cuarto poder que sigue atribuyendo a Queipo la orden de matar a Federico García Lorca, orden que sólo exisitió en la enferma imaginación de Ian Gibson y que nadie con un mínimo de seriedad sigue sosteniendo.

  12. cvb says

    QUE PORRA

  13. cvb says

    QUE GUAY

Leave A Reply

Your email address will not be published.