«En Podemos no nos sorprende que nos respalden los empresarios”

Carolina Bescansa, responsable de la Unidad de Análisis Político de Podemos./ Podemos
Carolina Bescansa, responsable de la Unidad de Análisis Político de Podemos./ Podemos

La formación política Podemos, encabezada por el profesor universitario Pablo Iglesias, es la primera fuerza intención directa de voto entre la clase alta/media-alta y en el grupo de “empresarios, altos funcionarios y ejecutivos”. Así se desprende del Barómetro de Opinión del mes de julio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicado este lunes, que ha situado a la formación que lidera Pablo Iglesias como la tercera fuerza política del país, la segunda en intención directa de voto y la primera en las franjas de edad de 18 a 34 y de 35 a 54 años.

Así, el 13,2% de los encuestados de clase alta/media alta (profesionales, directivos y cuadros medios) votarían a Podemos frente al 12,3% de los sufragios que obtendría el PP. El PSOE, por contra, quedaría bastante rezagado de estas dos opciones mayoritarias con un escueto 5,1%. En en el caso de los empresarios, altos funcionarios y ejecutivos, la iniciativa encabezada por Iglesias obtendría el 17,7% de los votos, el mismo porcentaje que el Partido Popular. Muy lejos quedaría el PSOE, que sólo cosecharía un 4,2% de los votos dentro de este grupo y que sería superado por UPyD (5,2%).

Publicidad

El respaldo de empresarios y clase alta a Podemos "no sorprende", sin embargo, a Carolina Bescansa, responsable de la unidad de análisis político de Podemos y analista de estrategia política en la Universidad Complutense, que considera como “normal” que la mayoría de los empresarios se sitúen “en contra de la corrupción” y a favor de la “recuperación de la democracia y de la soberanía”. “Los empresarios dignos y decentes, que son la mayoría, están muy en contra de la corrupción en el ámbito público y cómo esta repercute en el ámbito privado”, señala Bescansa a cuartopoder.es, que añade que “no hay ningún motivo para creer que los empresarios no están a favor de la defensa de los derechos humanos”. "No sorprende que nos respalden los empresarios", afirma.

A pesar de que tanto Bescansa como el equipo de Podemos prefiere tomar los datos del CIS con mucha "cautela", la analista considera que los datos revelados por el estudio permiten distinguir dos tendencias en curso. Por una parte, “el fin del bipartidismo y del sistema de partidos nacido en el '78” y, por otro lado, “la emergencia de Podemos como fuerza con capacidad para formar Gobierno”. “Podemos es la fuerza emergente con más capacidad para formar gobierno. Así lo muestran los datos del CIS y otros indicadores como los más de 800 círculos creados en apenas unos meses y los alrededor de 70.000 simpatizantes cosechados en apenas una semana”, explica Bescansa, que matiza que los resultados del CIS hay que tomarlos “con mucha prudencia”. “Hace unos meses, por ejemplo, no supieron ver la emergencia de Podemos en las europeas”, apunta.

En este análisis por clase social cabe destacar también la igualdad que reina entre PP, PSOE y Podemos en cuanto a intención de voto de obreros cualificados y el dominio absoluto de PSOE (16,1%) y PP (20,4%) entre el grupo de jubilados y pensionistas. Es digno de resaltar también el amplio apoyo que recibe el PSOE en la combinación de intención de voto y simpatía entre los obreros no cualificados. En este sentido, el partido que ahora lidera Pedro Sánchez lidera la clasificación con el 20,6% de los apoyos entre obreros no cualificados frente al 10,7% del PP, el 8,7% de Podemos y el 6,1% de Izquierda Unida. Cabe recordar que en el momento de la celebración de las encuestas Pedro Sánchez aún no había tomado el timón del PSOE.

Brecha generacional

En un análisis centrado en la edad de los votantes, las encuestas del CIS ponen de relieve el dominio de Podemos entre los más jóvenes. El partido de Iglesias duplica al resto de partidos entre los jóvenes de 18 a 34 años y es la formación preferida para quienes tienen entre 35 y 54 años. “En las épocas de cambio, las formaciones emergentes siempre tienen primero más apoyo entre los más jóvenes y después consiguen la incorporación de gente más mayor. No creo que la gente mayor tarde mucho en incorporarse a esta gran expresión de la mayoría social que es Podemos”, explica Bescansa.

Los peores resultados de la joven formación se registran en el grupo de amas de casa y en el de agricultores. En el primero de ellos PP y PSOE obtendrían un 16,8% y 14,4% respectivamente mientras que en el grupo de los agricultores el PP tendría un dominio absoluto con un 21,7% de los votos muy superior al 8,7% de Podemos, que,a pesar de todo, se sitúa como segunda fuerza en este grupo. “Con más comunicación, más organización y más trabajo llegaremos a más clases sociales y a todas las posiciones de clase para explicarles qué es lo que propone Podemos y por qué el cambio es imprescindible”, añade la analista.

A la izquierda de Izquierda Unida

Podemos también se ha convertido en la principal opción de voto de los ciudadanos que se consideran de extrema izquierda. La formación de Iglesias lidera los segmentos 1 a 3 dentro dentro una escala de autoubicación ideológica, donde 1 es extrema izquierda y 10 es extrema derecha. El joven partido obtendría el 29,2% de los votos de ciudadanos que se sitúan en el primer segmento de extrema izquierda frente al 20% de IU y el 9,2% del PSOE y mantendría su liderazgo en los dos siguientes tramos.

En el segmento cuatro, considerado como centro izquierda, sería el PSOE el partido más votado (21,7%) mientras que Podemos quedaría segundo. El partido de Pedro Sánchez, por su parte, también dominaría el segmento del centro político con un 9,9% de los votos, frente al 6,3% del Partido Popular, el 9,1% de UPyD y el 8,3% de Podemos.

A partir de este punto, desde el centro-derecha hasta la extrema derecha, el liderazgo del Partido Popular es incontestable. Ningún otro partido político se acerca a sus cifras. Así, el 65,6% de los votantes de extrema derecha se decantaría en el caso de celebrarse unas elecciones generales por el Partido de Mariano Rajoy.

A pesar del éxito de Podemos a la izquierda de la escala, Bescansa considera que el “eje izquierda/derecha está desbordado”. “Desde Podemos entendemos que existen otras claves como la recuperación de la democracia, la lucha contra la corrupción o la recuperación de la soberanía. Esto no se explica desde el eje izquierda/derecha sino que atraviesa a la sociedad y afectan a gente mayor y a gente joven, a empresarios y a trabajadores, a ciudadanos de grandes ciudades y del campo. Lo que está pasando es tan grande que la mayoría social que se está formando es una mayoría que enfrenta a la casta frente a la gente, a la mayoría contra minoría y a la democracia frente a la oligarquía”, sentencia Bescansa.

Un quinto de los votos de IU

Por último, el barómetro del CIS del mes de julio también ha permitido comprobar el 'pasado' electoral de los votantes de Podemos. Así, según desvelan los datos, el 27,8% de los votantes que en las generales de 2011 se decantaron por Cayo Lara ahora lo harían por Podemos. Por su parte, el PSOE cedería el 16,9% de sus electores a la formación de Iglesias y UPyD perdería el apoyo del 16,1% de sus votantes en detrimento de Podemos.