MIGUEL MUÑOZ | Publicado: - Actualizado: 11/1/2017 16:24

Becas
La campaña “No más Becas por Trabajo” leva dos años denunciando la falta de derechos laborales de los becarios en nuestro país. / oficinaprecaria.org

Que las empresas españolas están llenas de jóvenes becarios no es ningún secreto. Que los medios de comunicación se nutren de muchos de ellos tampoco lo es. Más difícil es saber las condiciones legales de este tipo de trabajadores. Y mucho más que haya multas por la utilización de estos jóvenes. Le pasó a el diario El País hace un par de años y la Inspección de Trabajo también ha investigado otros casos. Durante este mes se ha conocido el despido o no renovación de un grupo de entre 60 y 80 becarios de otro medio de comunicación, la Cadena SER. cuartopoder.es ha podido conversar con uno de ellos para contarnos cómo se ha vivido desde dentro.

“Yo en principio iba a renovar, me cambiaban de programa a partir de octubre y de un día para otro, igual que nos dijeron que íbamos a renovar, nos dijeron que no íbamos a seguir”. Habla Pedro (nombre supuesto ya que prefiere ocultar su identidad), un joven periodista que llevaba 6 meses en esta radio con una beca de 300 euros mensuales y una jornada de 5 horas diarias. Según su testimonio, las palabras que utilizaron en la emisora para comunicarles la decisión fueron “fuerte ajuste presupuestario”. “A efectos prácticos los becarios éramos redactores, con las mismas funciones y responsabilidades”, explica Pedro. Aclara que en su caso las horas pactadas se cumplían pero que otros compañeros, sobre todo en informativos, dedicaban hasta 10 horas al día.

Detrás de este caso se encuentra una posible intervención de la Inspección de Trabajo. Aunque nadie oficialmente les dijo nada a los becarios, los rumores en la redacción fortalecieron esa idea, según Pedro. Es más, tal y como lo cuenta el ex-becario mediante fuentes internas, hace una semana pasó por la emisora un inspector de trabajo. La situación ha sido denunciada públicamente por la Oficina Precaria en una carta abierta. “Si la empresa tenía ese miedo con los inspectores, lo último que tenían que hacer es despedirlos, tenían que meterlos en plantilla, reconocer sus derechos y su trabajo”, explica a cuartopoder.es María Montero, una de sus portavoces.

“¿Cómo sabía la SER que iba a ir una inspección así?”, se pregunta Pedro. “El último día quedamos todos los becarios y sobre todo nos sentimos un poco vendidos. Porque si nos hubiesen dicho que no renovábamos con tiempo pues te da opción a planificar para el resto del año”, añade. Mucha gente se deja una asignatura o algunos créditos para poder alargar la beca y la mayoría de becarios de la SER tenía planificado el año para continuar allí. A algunos les dejaron caer que podrían volver a contratarlos como becarios al pasar un mes. Pedro prefirió no jugársela y consiguió otras prácticas en un medio de comunicación.

Alargar la beca

Nuestro interlocutor llevaba medio año en la empresa pero en la redacción había al menos diez que llevaban más de un año allí, los denominados como “becarios vitalicios”. Estos casos son habituales sobre todo en empresas de comunicación. “Llevo dos años y medio como becaria en la misma empresa”, cuenta a cuartopoder.es Irene (nombre también ficticio), de 25 años. Esta joven periodista ha pasado por diferentes becas dentro del mismo medio. Ahora incluso se ha tenido que matricular en una Escuela de Negocios para poder seguir con el convenio. “Los compañeros te tratan bien y la empresa no abusa en los horarios. Pero lo cierto es que soy una persona más de plantilla, que tengo responsabilidades y una serie de objetivos que cumplir. Incluso llego a editar textos de gente con contrato o tomar algunas decisiones importantes. Todo mi puesto de trabajo encajaría con un fraude de ley”.

Becas2
Imagen de la campaña ‘No más Becas por Trabajo’ en la que se denuncian abusos de derechos contra los becarios. / Nomasbecasportrabajo.org

Sobre su futuro laboral, Irene destaca que por parte de la empresa parece que hay interés en contratarla pero que reconocen que a nivel económico es muy complicado. “La experiencia algo me valdrá, pero el mercado está muy saturado y la beca no te asegura encontrar trabajo ni en la misma empresa ni en otra. Lo que me planteo es empezar a buscar y en todo tipo de sectores desde el inicio”.

También existen casos en los que los jóvenes son becarios en varios medios durante años. Como Ana Padilla, de 28 años, que explica a cuartopoder.es su experiencia. “Fui becaria desde 3º de carrera, estuve 3 años en cinco sitios diferentes alternando becas. Tuve la suerte de que todas fueron remuneradas aunque me pagaran 100 euros al mes en algunos casos”. Padilla resalta que en alguno de sus trabajos llegó incluso a hacer entrevistas para coger otros becarios o enseñaba a los nuevos. “También hacía guardias en fin de semana y me llegaba a quedar sola sin ningún trabajador contratado que me corrigiera o supervisara”.

Afortunadamente para ella, ahora se encuentra contratada en una radio y tiene en su redacción becarios. “Les digo siempre que pongan unos límites. Yo reconozco que hacía locuras por la obsesión para encontrar trabajo pero ahora te das cuenta de que o eres tú quien pone los límites o la empresa va abusar de ti lo que pueda”. Como la mayoría, ella se dejó varios años dos créditos de libre elección para alargar su beca. Te hacen creer que en el sitio donde estás si sigues dos años te van a terminar contratando. En el momento te lo crees porque te agarras a eso pero te das cuenta que es mentira”.

Lucha por los derechos

Para Padilla es importante la unión de los becarios en la lucha por sus derechos. La Oficina Precaria facilita en su web un formulario para que les hagan llegar sus casos. “El becario tiene la oportunidad de ver si no se están cumpliendo sus derechos. Todo lo que escape a una formación implica que se está cubriendo un puesto de trabajo y un fraude de ley”, explica Montero. A partir de recopilar casos, tal y como informó cuartopoder.es en su momento,  este colectivo puede optar por llamar a la Inspección de Trabajo para comprobar si se está dando esa situación fraudulenta. Esas situaciones se les han dado bien aunque, explica Montero, no quieren decir exactamente todavía en qué empresas han intervenido”.

“También tenemos la opción de que los becarios reúnan pruebas y accedan a nuestro servicio laboral gratuito para directamente demandar a la empresa”, comenta. Esto cuesta más porque “tienen la esperanza de al acabar la beca ser contratados o porque tienen miedo de figuras como el becario que denunció”. Montero recuerda que hace dos años se puso en marcha la campaña “No más Becas Por Trabajo”. “Muchas empresas, con las reducciones de plantilla se han compensado con una mayor contratación de becarios. Volvemos a fijar esta campaña como uno de nuestros principales ejes de acción para intentar atajarlo cuanto antes”, afirma.

“Las empresas juegan con tu ilusión porque te dan responsabilidades y visibilidad, pero te pagan una cosa indigna”, afirma Pedro. Resalta que “dentro de lo que cabe” la SER es de las empresas que más pagan por beca. “Hay otras que pagan 180 euros y te descuentan la comida o alguna que ni paga como RTVE”. Para este periodista, la responsabilidad está compartida entre las empresas “que se aprovechan y los becarios que tragamos”. “Pero claro, en la crisis el que gana siempre es el empresario, porque sabe que si no lo hace un becario lo harán 200 que van detrás. Creo que también depende de las instituciones que regulen mejor eso y tengan mano dura”.

Artículos Relacionados

  • ramón moreno palau

    ESPAÑA ¿PAIS DE MIERDA O MIERDA DE PAIS’?

  • ramón moreno palau

    la “progresista” CADENA SER trata a los becarios como escoria y encima su director general CEBRIAN,se lleva un sueldazo escandalosamente pornografico y eso que se ha hecho un ERE de caballo en el grupo PRISA….Repito ¿ESPAÑA PAIS DE MIERDA O MIERDA DE PAIS?

  • Reptar

    En Rtve se nutren de ello constantemente y en algunos casos hay constancia de becarios a los que no se les ha renovado de un dia para otro cuando teoricamente tenian las practicas aseguradas durante 2 años echando muchas horas y cobrando 4 veces menos que sus compañeros. Y no solo en redaccion.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend