Ecologistas en Acción denuncia que Ahora Madrid incumple el Pacto contra la Especulación

Carmena
Manuela Carmena, junto con los concejales de Ahora Madrid, en una imagen de archivo./ Efe
Actualización del 1-12-2015 con el rechazo al plan por parte de Ganemos Madrid

El pleno del Ayuntamiento de Madrid gobernado por Manuela Carmena aprobó el viernes una operación urbanística en el distrito de Chamberí. La votación salió adelante con los votos a favor del PP y Ciudadanos. En contra se mostraron el PSOE y 6 concejales de Ahora Madrid lo que evidenció la división en el equipo municipal. Algo a los que los protagonistas quitan hierro poniendo en valor la “pluralidad” presente en este partido instrumental y la ausencia de disciplina de voto. El polémico plan, que derribara el edificio del Taller de Artillería para construir viviendas de lujo, viene de la etapa anterior de Gobierno del PP y no había otra alternativa, dicen unos. Mientras, otros piensan que había margen de maniobra para modificar el plan. Además, varias asociaciones vecinales han mostrado también el rechazo y Ecologistas en Acción ha anunciado que recurrirá judicialmente su aprobación. En este sentido además denuncian que Ahora Madrid ha incumplido el Pacto contra la Especulación firmado antes de las elecciones. Y también se muestran decepcionados con la actitud y la gestión del área de Urbanismo dirigida por el concejal José Manuel Calvo sobre todo de cara a la participación ciudadana. Al rechazo se ha sumado también la plataforma Ganemos Madrid, una parte importante de Ahora Madrid y su origen.

Publicidad

En el comunicado realizado por Ganemos, titulado "Un Madrid para su gente y no para los especuladores”, la plataforma señala que “los agentes privados que han impulsado semejante operación no pueden vincular a la Administración municipal para proteger sus intereses particulares, ni ésta tiene obligación de hacerlo, menos aún por encima de intereses de carácter general”. Critican también que no se haya realizado un proceso abierto donde “las partes implicadas hubieran recibido la información relevante y hubieran sido tenidas en cuenta para encontrar las vías de solución más adecuadas”. Por ello, el sentir general de Ganemos considera acertada la postura de quienes votaron en contra del plan. “Consideramos, además, que decisiones de este tipo mantienen una línea continuista con la gestión de la anterior corporación y corren el riesgo de generar descontento y desafección entre la base social de Ahora Madrid”, señalan.

“Todos entendemos que la situación del urbanismo en Madrid es complicada. Que tienen sobre la mesa asuntos que son irreversibles y otros de difícil solución. Pero lo que nos está dejando totalmente decepcionados es que ni siquiera se intenta”, explica a cuartopoder.es Mari Ángeles Nieto, de Ecologistas en Acción. Destaca que hay bastantes críticas de colectivos sociales sobre estas cuestiones e inquietud con otras operaciones que vienen como las de Plaza España o las pendientes en Chamartín o el estadio Vicente Calderón, entre otras. Además, pone como punto de inflexión la rueda de prensa ofrecida por Calvo anunciando el cierre de la Operación Canalejas. Considera Nieto que es el “mayor atentado contra el patrimonio arquitectónico en los últimos años” y critica que se vendiera como un logro haber modificado sólo una pequeña parte del plan. Calvo compareció junto a representantes de la constructora OHL y del Colegio de Arquitectos. Sobre esta última, Nieto recuerda que ha firmado todas las “barbaridades urbanísticas que se han hecho en Madrid”. El Pacto contra la Especulación firmado en abril contempla entre otras cuestiones la revisión y modificación de los expedientes urbanísticos más importantes aparte de priorizar las necesidades vecinales. Por ello, este colectivo considera que no se está cumpliendo.

Para Nieto, el Área de Desarrollo Urbano y Sostenible “está formada por personas que no vienen de la calle ni de movimientos sociales”. “El concejal viene del mundo universitario y no era muy conocido antes de integrarse en Podemos. Se ha rodeado de personas como él, con un concepto de la participación diferente. No es lo mismo hablar de la gestión del PP desde una oficina que desde la calle. Ellos lo están viendo desde un escenario muy diferente a los vecinos. La pelea en Chamberí ha sido muy fuerte y falta esa conexión. No quiero que quede como un desprecio pero creo que no tiene suficiente conocimiento del planeamiento urbano. Creo que tiene asesores inadecuados y le están metiendo mucho miedo con las indemnizaciones que tendría que pagar el Ayuntamiento. Creo que eso le atenaza un poco unido a las constantes amenazas del PP, un partido muy agresivo”,comenta la ecologista.

En el caso concreto de la operación en Chamberí, la explicación dada por el Ayuntamiento es que tras la aprobación del Plan Parcial el pasado viernes se va a negociar un convenio de gestión junto con la promotora, Domo Gestora, para incluir algunas peticiones vecinales respecto a la superficie para dotaciones públicas. Esto, para Nieto, no tiene sentido ya que con el Plan aprobado no se pueden modificar estos aspectos porque sino el convenio sería ilegal. Es algo que el portavoz del PP en el Ayuntamiento, a pesar de votar a favor del plan, comentó a Calvo para decirle que de esa manera estaba engañando a sus bases y votantes.

El enfado con Calvo en esta cuestión concreta se acrecentó, según explica Nieto, al enterarse los vecinos y colectivos por la prensa de que se iba a aprobar el plan. Eso provocó que se retrasase la votación prevista para el miércoles 25 y el jueves tuviera lugar una mesa informativa. Según el relato de los hechos de la integrantes de Ecologistas en Acción, se impidió a varios colectivos asistir a la reunión aunque tras un tiempo de discusiones lograron entrar. Una vez dentro explica que tuvieron problemas para exponer sus argumentos y que no hubo voluntad de escucha por parte del área. Además indica que las peticiones realizadas para que se retrasase la votación y buscar alternativas no fue atendida. “Nadie hizo el mínimo esfuerzo para negociar”, explica.

“La aprobación viene por la premura de la gestora que se marcó unos plazos con la entidad financiera. Pero eso es un problema privado y no del interés general”, comenta Nieto. La posición de Cavo en la reunión del jueves fue señalar que “por responsabilidad” tenían que respetar los derechos de los cooperativistas. “Cuando el Ayuntamiento asentó los derechos de los cooperativistas fue el viernes. A partir de ese momento sí tendrá que indemnizar, antes no. Urbanismo lo que ha hecho ha sido socializar la problemática privada de un grupo de cooperativistas, que no es gente sin medios porque son pisos de lujo. Es un problema de unos señores que quieren el piso ahí porque es una oportunidad”,comenta Nieto. El recurso judicial que pondrá esta asociación se basa en que consideran que incumple la Ley del Suelo “al permitir un gran incremento de edificabilidad en un distrito que no cumple con los estándares mínimos de dotaciones” y “por autorizar la demolición de un edificio histórico cuya protección ha sido solicitada por la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio”.

División en Ahora Madrid

La “pluralidad” interna de Ahora Madrid se conocía ya desde la conformación de la candidatura definitiva. En las primarias concurrieron tres listas. Por un lado la encabezada por Carmena y avalada por Podemos. Cuenta con 13 concejales de los 20 que tiene Ahora Madrid. Por otro lado, la lista que encabezó Mauricio Valiente colocó a tres concejales, incluido él mismo, pertenecientes a IU. Por ´último, otros tres concejales surgieron de una tercera lista, encabezada por Pablo Carmona, más ligada a una parte de Ganemos Madrid y un sector crítico de Podemos. El pleno del viernes escenificó esa división entre listas. Los 6 concejales que votaron en contra del plan urbanístico fueron de las dos últimas listas. Además de Valiente y Carmona votaron en contra Yolanda Rodríguez, Carlos Sánchez Mato, Rommy Arce y Montserrat Galcerán.

Para Valiente, en conversación con este medio, “era muy importante escuchar las reivindicaciones vecinales teniendo en cuenta que los cooperativistas tenían un interés legítimo pero que el modelo de ciudad que queremos todos nos lo jugamos en este tipo de actuaciones”. “Hubiera sido un buen mensaje que el Ayuntamiento hubiera exigido un cumplimiento más estricto”, añade. El tercer teniente de alcalde considera que “había margen de maniobra para modificar ese plan parcial”. “Dejaría una serie de pérdidas para los promotores pero nuestra prioridad debe ser la defensa del patrimonio público”, comenta. Recuerda que la situación no ha gustado a nadie de Ahora Madrid y espera que las diferencias puedan solventarse en próximas ocasiones.

Tampoco ve grave la división interna el concejal de Chamberí Jorge García Castaño, que votó a favor. “No va a afectar en absoluto, somos un equipo bastante más compacto de lo que parece y en todo caso esto puede ayudar a mejorar. No hay que tener dramatismo si votamos por separado algunas veces”, explica a este medio. Insiste en que la operación no ha gustado a nadie internamente pero que no tenían demasiadas posibilidades para cuadrar todos los intereses. Confía en que con el convenio pendiente pueda mejorar la situación y salga un espacio para dotaciones públicas del distrito. “Quien protesta está en su legítimo derecho. Habrá más veces en los que movimientos sociales no estén de acuerdo con la acción de Gobierno. Es una situación complicada y no deseada por nosotros. Pero esperamos que la acción de Gobierno en los próximos meses pueda diferenciar lo que viene de la etapa anterior y lo que es política nuestra”, comenta sobre el rechazo creado.