SESIÓN DE CONTROL

El PP focaliza la disputa con el Gobierno en Pablo Iglesias y Unidas Podemos

  • El PP sigue la senda marcada por la FAES de Aznar, no puede haber acuerdo con Unidas Podemos en el Consejo de Ministros

3

El regreso del control al Ejecutivo por el Legislativo no ha introducido gran novedad en los disturbios partidistas. Sí que aclara algo la foto fija de cuáles son las relaciones políticas entre las distintas formaciones en este momento particular: un mes de estado de alarma y confinamiento de la mayoría social en sus hogares; la cifra oficial de muertos por coronavirus se aproxima a los 20.000; la polarización política aumenta en un momento de protagonismo de los bulos y fake news; el Gobierno pretende sacar adelante unos pactos de país de reconstrucción nacional…

Con este marco, el cuadro dibujado hoy en el Congreso tiende más hacia la centrifugación que a una tendencia centrípeta, las posiciones políticas parecen alejarse cada vez más antes que acercarse. Sin embargo, el as que mantiene el Gobierno en la manga es la apelación a que, en estos momentos tan complicados, quien no quiera participar en un acuerdo gran y fomente el conflicto lo acabará pagando. Bastante conflicto hay ya, la gente ansía tranquilidad. Por otro lado, el Ejecutivo tirará para adelante con su idea de unos nuevos Pactos de la Moncloa o gran acuerdo de país para la reconstrucción, algo que no solo aglutina a partidos políticos, también a instituciones como comunidades autónomas y ayuntamientos y a agentes sociales como patronal y sindicatos.

Con este encuadre, es difícil que Pablo Casado quiera quedarse fuera de la foto. Si la CEOE entra, el PP hará por estar. Y para que la CEOE entre, el debate fiscal se dejará para más adelante. "¿Quién paga esto?", se preguntaba Íñigo Errejón, esta mañana, en el Congreso, reclamando una Tasa Covid. "Poco a poco", ha venido a responderle la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. De momento, de impuestos a la banca o a las grandes fortunas, el Gobierno progresista no habla. Próximo episodio.

En el PP, tienen claro que si estos pactos salen adelante, esto puede suponer el encumbramiento de Pedro Sánchez como hombre de Estado: sería el presidente que logró superar la pandemia y reunificar a una sociedad dividida en base a una reconstrucción nacional. Es por ello que Casado camina sobre la fina línea que separa el quedarse fuera de la foto y sucumbir a los encantos de serpiente del presidente. Para ello, juegan con tres elementos. En primer lugar, desprestigian al máximo la idea del acuerdo, un artificio de Sánchez para que no se hable de la gestión de la pandemia en España. En la sesión de control, el líder de la oposición: “No nos meta en su teatro de guiñoles”. Hoy, Casado, ha usado un tono muy duro contra el jefe del Ejecutivo, aunque la palma se la ha llegado Teodoro García Egea.

En segundo término, los populares intentan que el protagonismo de estos supuestos pactos no recaiga tanto en el presidente de Gobierno: “Usted no es el rey”. Lo que le ha llevado a Casado a reclamar que los acuerdos se desarrollen en el Congreso y en sus distintas comisiones. Que sea el Legislativo y no el Ejecutivo quien los capitalice: “Luz y taquígrafos en la sede de la soberanía nacional”.

En tercer lugar, profundizando la disputa contra el Gobierno en la figura de Pablo Iglesias. Siguiendo la senda de la Fundación FAES de José María Aznar, mentor de Casado, se dibuja la línea roja del pacto porque el Gobierno es de coalición, porque los comunistas llegaron al Consejo de Ministros de la mano de Sánchez. Así, dejan una puerta abierta a que el PSOE mire al centro, ahora que además Ciudadanos e Inés Arrimadas disimulan su entrega a la causa del centro y de abandonar la ultraderecha, y busque nuevas mayorías prescindiendo de Unidas Podemos en el Ejecutivo y del apoyo de independentistas para sustentarse parlamentariamente.

García Egea, desde su escaño, ha recriminado a Iglesias “poner la ideología por encima de la salud” y ha tildado al Gobierno de “comunista”. “Dejen de competir con Vox. Vuelvan a la Constitución española y al patriotismo”, le respondía el vicepresidente, dando la enésima oportunidad a los populares a entrar en esos supuestos nuevos Pactos de la Moncloa.

Vox, por la boca de Macarena Olona, suena más radical que nunca, y arrastra al PP a posiciones ultraderechistas. “Nuestra democracia se desangra”; “su modelo es Venezuela”; “persiguen a la opinión pública”; “están monitorizando a las redes sociales”; “van a intentar ilegalizar nuestra formación política”. Estas son algunos de las frases del discurso de Olona. Así, el otro alma del PP, conservadora y sin aspavientos, donde quedan todavía grandes sectores sociales, no se siente representada por la postura ultra. Por ello, el PP ataca a Iglesias. La sesión parlamentaria de hoy ha evidenciado la disputa PP-Unidas Podemos. La presencia de estos últimos en el Consejo de Ministros es la coartada perfecta para rechazar cualquier acuerdo con Sánchez.

Ayer, la portavoz del Gobierno, Montero, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros y preguntada por cuartopoder, aseguraba, “el Gobierno es fuerte, cohesionado”. “El señor Aznar podrá tener la expectativa que quiera tener”, rechazando cualquier posibilidad de ruptura de la coalición gubernamental. Sin embargo, las presiones al PSOE para que abandone. También avisó de que pretenden “presentar los Presupuestos Generales del Estado en tiempo y forma”, y de que para ello esperan contar con la mayoría de la investidura de Sánchez de enero. Una mayoría en la que cada vez existen, también, más tensiones.

3 Comments
  1. Florentino says

    … Focalizar las disputas con el Gobierno en los socios de Unidas Podemos, pero sobretodo en Pablo Iglesias. Precisamente, Sato te respondes un nas líneas más abajo: «el PP sigue la senda marcada, por la FAES de Aznar». Eso, no es ningún secreto, pués esa «Fundación» fué untada por el PP, para hipotecar de inquina la salud de este Estado paranormal; la pantomima de creer que son liberales, cuándo en sus raíces persiste el olvido, no tener memoria y el querer adoctrinar por mandato del «gurú global»: Trump. Este jefe americano, que deja de aportar dinero a la OMS, como se salió de la UNESCO del Consejo de Derechos Humanos de NU, del acuerdo de París (sobre el cambio climático), o el pacto nuclear con Irán. Los dueños de la «cueva FAES, pueden ser un peligro para la paz mundial; aquellas armas de destrucción masivas en Irak, todavía no ha declarado el expresidente… ¿Quién le dió la orden ?. Sato, si se hace un poco de periodismo de investigación, tu crónica es un relato de papagayo cacofónico, que no descubre… porqué, no se investiga.
    Recuerdas a un tal Rafael Bardají ?. Este personaje conecta con Bannon, Aznar Casado, desde hace 10 años con distintas «fundaciones». Desde el 2.010 en París un grupo de alto nivel, se reúne para lanzar un proyecto en defensa del derecho de Israel a existir». Nace: Friends of Israel Initiative… siendo el presidente de todos ellos Rafael Bardají; que de ser militante fundacional del PP por el 87, es el actual halcón de VoX y nexo de unión con el PP, e integrante del Comité Ejecutivo Nacional de VOX… está llamado a ser el «refundador del PP+VoX.
    Con estos mimbres tan bañados de una ideología neo facha, es lógico que salgan en tropel los «sionistas nacionales», para que todo siga ¡ PEOR !. Un reto que el «bipartidismo» entre PP, PsoE hicieron posible durante muchos años (demasiados); firmando lo que un partido «socialdemócrata», ¡ nunca debiera haberse comprometido !. Este Gobierno, tiene la necesidad de ampliar las bases de acuerdos… pero no doblegar las urnas para favorecer, a los que hemos rescatado con el sudor de décadas y de generaciones. En este siglo XXI, no valen las recetas antiguas, a las sombras de cloacas, prevaricaciones, privatizaciones, de sanidad, educación… ¡ Manteniendo intacto el: CGPJ, como ejemplo de limpieza jurídica y amaños en la sombra X.
    Sato, ahora es tiempo de apoyar al Gobierno, y precisamente por estar dentro de él Unidas Podemos y sus máximos responsables… ¡ No caminan solos !.
    Voltaire: » Quienes creen que el dinero lo hace todo… terminan haciendo todo por dinero».

  2. Jefe_Rojo says

    Es la estrategia del miedo a los rojos… Quieren hacer de «asustaviejas»… Lo mejor sería que, viendo el nivel de las preguntas, lo mejor sería tomárselo a broma. http://www.larojaverguenza.blogspot.com

  3. Miguel says

    ¡¡¡¡¡ LADRAN , LUEGO CABALGAMOS !!!!!.
    Pero con la P$o€ ojo más que avizor ; pues están » agazapad@s» por las «circunstancias» esperando el momento adecuado para dar un zarpazo y retomar le mafioso bipartidiísmo PP$o€ de antaño.
    Salud y próxima República de Repúblicas de España ( Felipin 6 ; va por ti).

Leave A Reply

Your email address will not be published.