Ignasi Lladró, símbolo de las Marchas de la Dignidad, ya viaja hacia Madrid

1

Sato Díaz *

Ignasi_Lladró_Marchas_de_la_Dignidad
Ignasi Lladró, junto a la bicicleta con la que ha iniciado la marcha. / Foto cedida por Ignasí Lladró

Las Marchas de la Dignidad concurrirán en Madrid, de nuevo, el próximo 21 de marzo. Tras el éxito de convocatoria que supuso la manifestación del año pasado, en la que una multitud colapsó el centro de Madrid, con fin en la Plaza de Colón, este año personas provenientes de todo el Estado volverán a tomar las calles de la capital exigiendo "pan, trabajo y techo". Ayer, desde las proximidades del municipio barcelonés de Sant Boi de Llobregat, el primer manifestante partió en bicicleta rumbo a Vallirana, donde ha pasado la noche. Ignasi Lladró, un jardinero de 45 años que también participa en dos empresas, una de energía solar y otra de rutas guiadas en bicicleta, pretende cubrir en varias etapas el recorrido hasta Madrid, donde llegará el próximo día 21 para sumarse a la reivindicación conjunta.

"No ingeriré alimentos sólidos, dormiré a la intemperie con una hamaca, aunque llueva, y he cogido vacaciones para no trabajar", explica a cuartopoder.es

Lladró explica a cuartopoder.es su proyecto. "Desde aquí me dirigiré al Priorat, a la Ribera del Ebro, a Mora d´Ebre y, desde allí, a la provincia de Teruel, donde pasaré noches en pueblos como Alcañiz, Calamocha o Andorra de Teruel. Tras esto, iré a Guadalajara y, desde allí, a Madrid", relata. La marcha ciclista que ha emprendido en solitario posee un mayor simbolismo porque, durante el trayecto, "no ingeriré alimentos sólidos, dormiré a la intemperie con una hamaca, aunque llueva, y he cogido vacaciones para no trabajar. No tengo durante este viaje ni pan, ni techo ni trabajo, que son las reclamaciones de las Marchas de la Dignidad", argumenta. De este modo, pretende "concienciar a la población sobre la situación de mucha gente en este país y sobre los motivos y reivindicaciones de las Marchas". "La concienciación es lo más importante. Tengo compañeros que han pasado por el banco de alimentos, que tienen problemas con la casa o la hipoteca, y lo que pasa en casos como estos es que las personas pierden la dignidad, y eso no se puede permitir", reflexiona Lladró.

Además de esta persona, pronto saldrán a las carreteras otros manifestantes desde diferentes puntos de la geografía española. "El día 6 de marzo salen desde Alicante un grupo de personas andando, que llegarán a Madrid el día 21. En Cataluña también hay manifestantes que realizarán la marcha a pie", explica Ginés Fernández, uno de los organizadores de las Marchas a nivel estatal, añadiendo que la excepcionalidad de este año electoral ha hecho modificar algunas previsiones con respecto al año pasado. "Por la situación electoral, es importante que las protestas se hagan también en los distintos territorios y no sólo en Madrid, por lo que, generalmente, no haremos tantos días de marcha por carreteras, pero se harán algunos recorridos más cortos", comenta. "Ahora estamos recopilando las diferentes propuestas que hacen desde los distintos territorios, las diferentes iniciativas que se van a desarrollar durante estos días", asegura. De este modo, en las diferentes ciudades habrá, como mínimo, tres días de movilizaciones descentralizadas en la semana previa a la manifestación del 21 de marzo. "Después, se viajará a la periferia de Madrid, a municipios cercanos, desde donde partirán a pie varias columnas, como el año pasado, para concurrir en la Plaza de Colón", prevé Ginés Fernández.

Marchas_dignidad_cartel
Cartel de este año. / marchasdeladignidad.org

A pesar de los diferentes procesos electorales que se sucederán durante el 2015, para este organizador de las Marchas es importante que la protesta no caiga en juego partidista. "Las Marchas de la Dignidad tienen un amplísimo consenso para conformar la pluralidad política que hay en España, se han convertido en el lugar de confluencia política, social y territorial en el que sobre un programa básico conformamos la movilización y acción política. Queremos seguir siendo un referente de la reivindicación social", argumenta al respecto. Entre ese programa básico al que se refiere Fernández se encuentran propuestas, recogidas en un manifiesto, como la negativa al pago de una deuda que consideran "ilegal, ilegítima y odiosa", la defensa de los servicios públicos, el derecho a decidir de las personas, naciones y pueblos, la oposición a la represión y a la "ley mordaza" o la exigencia del derecho a la vivienda digna. Unas reclamaciones similares a las del año pasado y a las de las demás convocatorias que han ido celebrando durante este año, que en algunos casos han tenido una temática más puntual, como las movilizaciones convocadas el pasado enero contra la "ley mordaza". Además, en dicho manifiesto se llama a la huelga general, un paro que se prevé que se celebre en octubre, tal y como adelantó este medio.

Seis columnas llegarán a la capital

Mientras tanto, en Madrid, los organizadores han comenzado a diseñar las manifestaciones que confluirán en Colón el próximo 21. Según comenta Ernesto Sarabia, "entrarán en la capital seis columnas, una por cada una de las antiguas carreteras radiales; además, desde la Puerta del Sol partirán las columnas de internacional, en la que participan colectivos de inmigrantes, la de la Memoria Histórica y la propia del centro de Madrid". También está previsto que lleguen manifestantes en tren desde Galicia, "los cuales bajarán desde la estación de Chamartín por Pío XII, Príncipe de Vergara y Serrano". Para la gente que se quiera sumar a los últimos tramos de las respectivas manifestaciones, "habrá un punto de encuentro, una parada de cada columna, a las 17 horas, a 2 kilómetros y medio de Colón". La llegada a Colón se prevé a las 18 horas.

Todos los detalles se coordinarán con la Delegación del Gobierno en Madrid en una reunión que tendrá lugar el próximo martes, 10 de marzo. A ella acudirán responsables de la Policía Nacional, de la Guardia Civil, de los diferentes cuerpos de policías locales de los municipios involucrados, de Protección Civil y del Consorcio de Transportes. "De la administración asistirán entre 30 o 40 personas, aproximadamente las mismas que de los organizadores de las Marchas", dice Sarabia. En esta reunión, curiosamente, coincidirán los querellantes y querellados por las cargas policiales que tuvieron lugar al final de la manifestación de la convocatoria de 2014.

(*) Sato Díaz es periodista
1 Comment
  1. javier mateo says

    Lladró, deja que yo pedalee um poco. Nos encontraremos em Madrid

Leave A Reply

Your email address will not be published.