Noticias de IU: ¿Una nueva (re-re) fundación?

26
alberto_garzon_IU_refundacion_efe
Alberto Garzón compareciendo ante los medios el pasado domingo. / Carlos Díaz (Efe)

Todo tiene el aroma de lo “ya visto”, de lo infinitamente repetido y nunca cumplido. Son las mismas formas, parecidos estilos y hasta los mismos personajes. La repetición es tan continua que parece una regularidad, un modo de ser de una organización. Coincide hasta el modo de hacerse público. Alguien filtra a los medios (mejor dicho, al medio) con la consabida grandilocuencia, una información que es conocida y discutida desde hace años y a la que se le da el conveniente tono escandaloso para presentarlo como una novedad radical. Esto obliga al defensor de la propuesta, es decir, a Alberto Garzón a, inmediatamente, desdecirse, matizar y hasta confundir y confundirse. Lo ya visto.

Publicidad

Se trata, la historia se repite, de una enésima propuesta de (re)fundación. Para algunos que la hemos defendido durante más de una década nos produce aburrimiento y hasta un cierto cansancio. El problema central es también viejo y se llama credibilidad. ¿Es creíble la enésima propuesta de refundación de una formación política que cada vez tiene menos votos, menos militancia y menos influencia social? La clave es esta: en un momento en que se acelera el cambio social en el país y se abre una crisis de régimen, IU, literalmente, está al borde de su desaparición como fuerza política capaz de influenciar la vida pública. Resulta conmovedor, y hasta heroico, sentir emoción y hablar de salvación de una fuerza política que ha obtenido los peores resultados electorales de su historia en un momento en que el sistema de partidos empieza a cambiar y que emerge un bloque en torno a Podemos que consigue más de 5 millones de votos, es decir, el mejor resultado electoral de una fuerza política a la izquierda del PSOE desde la instauración de la Monarquía constitucional.

El tipo de formación e ideario político que Alberto Garzón propone tiene también la apariencia de lo ya conocido. Se puede decir que lo que se propone está en casi todas las asambleas de IU desde sus inicios y no aporta novedad alguna. Es más, está, en muchos sentidos, por detrás de lo aprobado en la X Asamblea de IU. Este es el núcleo del cual hay que partir. Para ser creíble, esta enésima propuesta de refundación tiene que ser veraz, es decir, partir de los obstáculos reales políticos, orgánicos y culturales que han impedido las transformaciones que IU necesitaba y que, una y otra vez, se aprobaban en sus asambleas. Se ha ido estableciendo como hábito que se pueden aprobar unas cosas en los congresos o asambleas y luego no cumplirlas y que puede haber, hasta ese punto se ha llegado, una dirección política que esté en desacuerdo con la estrategia aprobada en la misma asamblea que la ha elegido.

Hay un dato que no se debe ocultar para que el desengaño no acabe siendo también permanente. En la naturaleza de la propia organización se da una suerte de contradicción estructural entre el ideario que se aprueba y defiende y la práctica de lo que cotidianamente se hace. Para ser radicales, en el sentido de Marx, el ideario se ha convertido en ideología, es decir, en falsa conciencia que sirve para legitimar y ocultar lo que realmente se hace, que tiene poco o nada que ver con lo que se proclama. La discusión real que había en la dirección de IU antes del surgimiento de Podemos no era otra que la búsqueda de un acuerdo con el PSOE para echar al PP del gobierno, es decir, generalizar lo que ya se estaba haciendo en Andalucía. Poco importaba que esto nada tuviera que ver con lo aprobado en la X Asamblea y con las aspiraciones de la militancia.

El proyecto histórico de IU, conviene recordarlo ahora, partía de una idea central: construir una nueva formación política con voluntad de gobierno y de poder, desde un proyecto autónomo, diferenciado e independiente del PSOE. Esa fue y es la gran aportación de Julio Anguita y que hoy, guste más o guste menos, está intentándolo realizar Podemos. La IU refundada  por enésima vez deberá posicionarse con claridad sobre este problema, diré que sustancial y radical. Para decirlo con más rotundidad, ¿la supuesta organización a re-crear quiere ser una especie de CUP a la española o una fuerza alternativa con voluntad de gobierno y de poder? Podremos hacernos de nuevo trampas y decir que las dos cosas a la vez o que una después de otra, pero no seremos capaces al final de resolver en positivo los dilemas de una organización política como IU.

Al final, estamos de nuevo en lo vivido tantas veces, reducir el debate a una discusión sobre siglas. La palabra clave es fundación, fundar, comenzar de nuevo, empezar desde el principio (nunca se debe partir de cero) desde la imperiosa necesidad  en un país que cambia, de un gran partido de masas, democrático-socialista, eco-feminista, con voluntad de gobierno y poder, capaz de impulsar un nuevo régimen político y una nueva clase dirigente en el país desde una estrategia nacional-popular. Eso significa medirse con Podemos, debatir, dialogar para fortalecer una propuesta real de cambio; en definitiva, elegir ser parte del movimiento de cambio en el país o actuar frente a él, buscando en la diferencia la razón de ser y la orientación estratégica.

26 Comments
  1. Guadiz says

    Lo que dice es lo que cabe esperar que diga Monereo: palos a IU y peloteo a Podemos. Ninguna sorpresa. El lenguaje, el mismo que usan los de Podemos: hablar de cambio sin especificar qué hay que cambiar ni cómo. Eso es lo mismo que decían los del PSOE en los 80: cambio como palabra-eslogan donde cabe todo y que no significa casi nada. En resumen, mucha palabrería con muy poco contenido.

  2. Lucía says

    Vaya teoría conspirativa de IU en colaboración con El País que se saca Monereo para colocarse cada vez más lejos.
    Estoy más de acuerdo con Salvador López Arnal cuando dice:
    “Lo sucedido con la información que El País dio el pasado sábado 2 de enero sobre Izquierda Unida, recuerda otros momentos estelares del falsario global-imperial. Aparte del sabido caso de Julio Anguita y sus compañeros, hace treinta años en tiempos de Marcelino Camacho, tergiversó y ridiculizó hasta la náusea las posiciones críticas de los que ya entonces intentaron luchar contra la derechización del sindicato obrero de la lucha antifranquista. Agustín Moreno fue otra de sus víctimas. Nunca les tembló el pulso. Ni entonces ni seguramente ahora.
    (…) Pero desde luego no conseguirán que las gentes que no quieren claudicar claudiquen y se pongan a su servicio.
    Los activistas de IU, que independientemente del resultado electoral han realizado una gran y admirable campaña política tienen todo el derecho del mundo a tomar sus decisiones con calma, en discusión abierta, con informaciones contrastadas y sin intoxicaciones interesadas. Es decir, lo más obvio, lo más evidente, lo más elemental. Y por supuesto, pueden pensar prudente y libremente en todas las direcciones y escenarios posibles. Como decía un maestro de muchos de nosotros, todo pensamiento decente debe estar en crisis permanente y por la misma razón toda organización debe avanzar con dudas y perplejidades a la búsqueda de los mejores procedimientos y los propósitos más nobles.”

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=207491&titular=%BFdisoluci%F3n-sin-restos-de-izquierda-unida?-(i)-

  3. andaluz16 says

    Vamos a ver. La estupidez de querer ganar..de ser fuerza de gobierno para mantener el sistema no está ni estaba en la hoja de ruta de IU.
    ndalucía fue un ejemplo, por cierto boikoteado por las huestes podemistas que ahora se apuntan a lo mismo…pero con los sillones para ellos.
    IU se ha librado, aún parcialmente, de la pura socialdemocracia…, recalmar la izquierda no es un eslogan va más alla. Y efectivamente IU no es suficiente hace falta mucho más…y tras el espectaculo del teatro de las elecciones Podemos es un actor más del sistema…con el que se podrán llegar a los mismos acuerdos que con el PSOE.

  4. Larama says

    Ya lo dice el refrán: No hay peor cuña que la de la misma madera.

  5. Carlos says

    Es curioso que perros farderos del señor Iglesias critiquen e insulten de esta forma tan sutil a las siglas e ideas de IU, digo curioso porque hace unos días el señor Iglesias decía que sus militantes y simpatizantes han estado a la altura y no han insultado ni atacado a IU jaja que curioso leer eso cuando la cara besugo (digo Carolina Bescansa) empezó con la mochila, el señor coletas con los pitufos gruñones y los demás seguían el juego desde la ejecutiva hasta el último militante de base. Siempre lo digo no han llegado y ya van engañando, estos de que tengan su poder van a ser la decepción política más grande jamás contada en la historia española. Tiempo al tiempo.

  6. FranciscoJesús says

    Otro que también nos quiere llevar al huerto. Otro que quiere ir de la anterior casa común del Psoe a la casa común del Ibex 35 y sus medios de comunicación que le han hecho la campañita a Podemos y a IU no le han dado ni agua. Buen viaje al éxito.

  7. Francisco de Asís de Todos los Santos says

    De cara a nuevas elecciones viene muy bien lo que la prensa ha dicho sobre IU…así podemos refugiarnos en el victimismo. La prensa del Capital quiere acabar con la única alternativa!

    PD: Salud y esperemos que los comunistas sean más pronto que tarde hegemónicos en los círculos

  8. Jesús says

    Sr. Monereo, usted dice que los resultados de IU son los peores de su historia. Falso. En 1986 consiguió en números redondos 935.000 votos, más de 12.000 en 2015. En 2008 969.000, 46.000 más que en 2015. En ambos casos poco más, pero es que ahora no están contabilizados los de Cataluña y Galicia, donde acudió en coalición, y que, por lógica, superarían esas cifras.
    Y en cuanto a Podemos, sigue la manipulación. Como tal consiguió 3.181.000 votos, el resto hasta 5.188.000 lo fue en coalición. Es decir, usted no contabiliza los de IU cuando va en coalición, pero sí se los contabiliza a Podemos. Pero Sr. Monereo, ¿cómo un intelectual de su presunta talla puede llegar a estos extremos de tendenciosidad?

  9. antuan says

    Sr. Monereo: usted lleva ya durante un buen tiempo, «trabajando» para otra organización política. ¿Por qué es usted un poco más «elegante» y deja de opinar de «casa ajena» ?

    Preocúpese de los previsibles problemas que puedan asomar a la organización para la que usted «trabaja» ( sobre todo cuando los nacionalismos afloren en las plataformas-mareas
    ) y deje trabajar tranquilamente a Alberto Garzón.

    Salud y República.

    Feliz 2016 a tod@s

  10. Opinador says

    Cuanto antes se haga la refundación y nos desprendamos de quintacolumnistas como el firmante y afines, mejor. No se puede nadar y guardar la ropa. Dejen de esconderse ya de una puñetera vez detrás del carnet de IU y tengan la decencia y la valentía de ligar su futuro a podemos, para lo bueno y para lo malo (y visto el rumbo que están tomando, me temo que más bien será lo segundo)…

  11. Gayorrojo says

    Me decepciona usted, querido amigo Manolo Monereo. Francamente. Le sigo desde hace mucho, y hemos hablado en varias ocasiones. Jamás me imaginé que usted, como los medios convencionales y masivos, fuera a emplear esa trampa de adjudicar o de imputar las candidaturas territoriales de Galicia y Cataluña a Podemos.

    Y tantas y tantas cosas bastante discutibles. Otros intelectuales como los del Colectivo Prometeo de Córdoba, donde hay gente de IU y de Podemos, en torno a la figura de Anguita y el FCSM, y el propio Julio son bastante más positivos y realistas con respecto a IU.

    Realmente me decepciona usted pero muchísimo. Como sé que nos volveremos a ver, se lo recordaré personalmente.

  12. pixueto says

    Pienso que en general tiene razon en el planteamiento del articulo. Por desgracia gran parte de la izquierda, sigue anclada en el sectarismo y el dogmatismo. Una pena.

  13. peharo says

    Tiene razón Monereo en la,descripción que hace de la evolución de IU. Pero se equivoca a la hora de infravalorar el.planteamiento real de ruptura y fundación que representa Alberto Garzón. Y también obvia que la reciente evolución de Podemos deja el campo rupturista y socialista en manos de la izquierda, siempre y cuando sea capaz de refundadas realmente.

  14. shunshine says

    Yo veo que Podemos sea un proyecto autonomo y diferenciado, del PSOE, de hecho, pretende sustituir al PSOE.
    Es la gran baza del régimen, junto con Podemos para perpetuar el régimen, un nuevo bipartidismo.
    Y la izquierda rupturista se llame izquierda unida o no, siempre existirá, y esa no se llama Podemos.

  15. shunshinen says

    Yo no veo que Podemos sea un proyecto autonomo y diferenciado, del PSOE, de hecho, pretende sustituir al PSOE.
    Es la gran baza del régimen, junto con Ciudadanos para perpetuar el régimen, un nuevo bipartidismo.
    Y la izquierda rupturista se llame izquierda unida o no, siempre existirá, y esa no se llama Podemos.

  16. Rai says

    Querido PEHARO,
    Te pregunto con sinceridad, ¿a qué reciente evolución de Podemos te refieres? Me da la impresión de que los medios de comunicación han vendido una moderación que no existe, a tenor del programa o de los mítines que ha dado Iglesias. Por eso quería saber a qué cosas concretas te refieres. Gracias de antemano

  17. Davidqp75 says

    » Se ha ido estableciendo como hábito que se pueden aprobar unas cosas en los congresos o asambleas y luego no cumplirlas y que puede haber, hasta ese punto se ha llegado, una dirección política que esté en desacuerdo con la estrategia aprobada en la misma asamblea que la ha elegido.»

    Me resulta de una ironía cercana a la desvergüenza que hable de compromisos que no se cumplen desde una formación, Podemos, que se ha pasado por el forro sus principios fundacionales con el único fin de resultar del agrado de los amos del IBEX 35.
    De acuerdo en que se han hecho muchísimas cosas mal, pero por mi parte le doy mi voto de confianza a Garzón, es el tiempo quien dirá si cumple o no, Podemos sin embargo ha demostrado una facilidad pasmosa para desdecirse y defraudar la confianza de muchos que apoyamos y nos involucramos en ese proyecto que en principio nación con aires de ruptura y que finalmente solo aspira a convertirse en un PSOE 2.0. No con mi voto.

  18. Juan says

    Ya quisiera IU ser la CUP. A España le vendría muy bien una.

  19. clara says

    Manolo, debes ser muy amigo de Lara Hdez para escribir esto. Lo digo porque ella si podría escribir algo así: Lara Hdez busca cobijo donde pueda. Busca colocarse, para entendernos.
    Manolo, debes pensar que hay gente que no crees en los dioses. Menos en los machos alfa y como te conozco, espero esto sea un cabreo. No se puede cambair tanto de años. Menos cuando no pasó ni una semana.
    Manolo, deja a Lara Hdez en estas trapisondas. Tu cultura no es esa.

  20. cudram says

    Veo mucho despechado de IU con el artículo. Quizás sería más alabado diciendo que IU es la llama que mantiene viva la posibilidad de cambio político, que es el faro que nos guiará hacia el camino del bienestar social y la decencia a la política y demás. Engañaos si queréis.

    Creedme, soy afín ideológicamente a lo que representa IU en buena medida, les he votado en varias ocasiones y me he alegrado cuando las cosas le han ido mejor (mejor no es lo mismo que bien, ya que nunca les ha ido bien). Pero hay que decir que no se ha demostrado como una herramienta electoral útil para conseguir los propósitos que defendemos, y que el artículo tiene toda la razón del mundo al despreciar sus resultados ante el momento de brecha electoral más grande desde que se reinstauró la «democracia» en España. Las causas son bien sabidas, y las aspiraciones de IU igualmente, y sino la estrategia de marketing electoral hubiera sido una muy distinta a esa de ver al candidato soñando con los símbolos de la república y el comunismo. En serio, así no se puede aspirar a nada, y quizás Podemos no sea tan atrevido hoy en sus propuestas como IU (aun con eso sus propuestas están en la línea de lo que propuesto IU en los últimos años con pequeños matices), pero valen infinitamente mas 51 escaños no tan puristas que 2 escaños (fijaos que no meto En Comú Podem y Mareas pese a la mayor influencia electoral, que no necesariamente organizativa, de Podemos en dichas confluencias).

    A día de hoy, aunque duela decirlo, electoralmente IU como tal es una piedra en el camino de toda posibilidad de cambio político. 600.000 votos de IU se han ido directamente a la papelera. Sólo en Madrid han tenido sentido debido al tamaño de la circunscripción.

    Despertad, es mejor que alguien cambie la ley electoral para abrirla a la pluralidad aunque haya cosas no tan puristas como nos gustaría que tirar a la basura todo esa cantidad de deseo de cambio. Estos son elecciones generales, hay unas reglas, es un juego y con esta estrategia se pierde siempre. Lo que gana las elecciones no es la unidad de las siglas ni ser más hiperdemocráticos que nadie de repente, es un proyecto electoral atrevido y consciente del electorado existente en España.

    Barcelona lo ganó Colau, Madrid lo ganó Carmena, y los 69 diputados los ha ganado en buena medida Iglesias y algunas de sus decisiones, os guste o no. No ellos como personas simplemente, sino todo lo que rodea sus personajes y su promoción pública. Me da igual que lo que gane se llame Podemos, IU, En Comú, Ahora, Compromís, Equo, Mareas, o cualquier otra cosa, lo importante es la voluntad y los valores a defender, pero algunos aman tanto las siglas que llevan tiempo defendiendo que no son capaces de quitarse la venda para tratar de realmente mejorar las cosas en este país que agoniza.

  21. Guadiz says

    Este cudram es de traca. Creedme, dice. ¿Por qué le vamos a creer, y por qué nos ha de importar lo que vote? Como tantos otros, pide que no se vote IU porque «hoy IU es una piedra en el camino del cambio». Hace muy poco tiempo, cuando el clanecito de Somosaguas insultaba a IU cada dos por tres (la sopa de estrellas rojas, la mochila, el pitufo gruñón), la gente de IU parecía poco menos que despreciable. Hoy, sus votos son votos tirados por una parte, y por otra votos muy necesarios para el cambio (signifique esa palabra lo que signifique, que no nos lo dicen). Pues si tan despreciables eran, ahora Podemos podrá vivir sin ellos perfectamente, ¿no? Por favor, basta de dar lecciones a la gente de lo que significa su voto. Algunos ya tenemos suficientes años para escuchar al flautista de Hamelin. Que este cudram vote a quien le plazca, que los demás sabremos a quién tenemos que votar.

  22. @carlosmagaro says

    Pero ¿en qué consiste ese famoso cambio?
    ¿En pactar con el PSOE para quitar a Rajoy?
    ¿En poner reinas magas en las cabalgatas?
    Yo no veo cambio, ni intención de cambio en todo caso, sólo cambio de caras. No hay intención de cambio en el modelo productivo, ni en la forma de estado, ni en la propiedad de las empresas estratégicas, ni nada que haga peligrar el poder de la oligarquía financiera.
    ¿En qué consiste ese cambio? ¿En que la gente está más «ilusionada»? Pero ilusionada ¿con qué? Si es una copia renovada del PSOE, por favor.

  23. negras tormentas says

    La traición se parece a la zorra.
    Las almas ruines no conocen otro medio de encumbrarse que el de rebajar a los demás. En este caso, a IU y a Alberto Garzón.
    Cuarenta años haciendo lo mismo, pero no conseguiréis acabar con quienes os recuerdan las renuncias a las que siempre llegan quienes alcanzan el poder.
    Salud y Republica!!

  24. GIORDANO BRUNO says

    Yo no dudo de las buenas intenciones pero resulta patético que con casi un millón de votantes, se acabe con la magra recogida de DOS DIPUTADOS.¿Que se puede hacer con estos dos diputados para llevar a cabo un proyecto de UN MILLON DE PERSOSNAS?.MIentras no se cambien la Ley çelectoral, esto es así, y no hay más. Mientras tanto ya pueden darse contra ese muro (Ley Elect5toral) que no van a conseguir nada.¡¡¡Testomonial!!!.¿Que hacemos con eso. El PP se carcajea, el PSOE idem, y Ciudadanos, la repera. ¡¡Qué pena de millón de votos!!!Perdidos¡¡¡¡

Leave A Reply

Your email address will not be published.