Y el PSOE ganó las elecciones

  • No, no me adelanto a los acontecimientos; el título se refiere al 28 de octubre de 1982, hace 37 años, cuando en España se celebraron unas elecciones generales anticipadas,

0

No, no me adelanto a los acontecimientos; el título se refiere al 28 de octubre de 1982, hace 37 años, cuando en España se celebraron unas elecciones generales anticipadas, las terceras en democracia y las que ganó el PSOE.

El Partido Socialista Obrero de España, liderado por Felipe González, consiguió la mayoría absoluta en el Congreso, con 202 escaños (de 350) y 48,11% de los votos y 134 senadores. Los socialistas, ya había ganado otras elecciones durante la Segunda República. Daba comienzo otra historia.

Las de 1982 se celebraron un 28-O, las de ahora un 28-A. En estas próximas elecciones, también convocadas anticipadamente, según la mayoría de las encuestas, a la espera de lo que diga el CIS, dan la mayoría al PSOE. El PP y Ciudadanos quedarían en segunda y tercera posición, mientras que Unidas Podemos y Vox quedarían en cuarto y quinto puesto respectivamente. En concreto, la media de las encuestas publicadas en la última semana coloca a los socialistas en primer lugar con el 29,4% de los votos, su mejor resultado en los sondeos en lo que va de año; el PP continúa en segunda posición con el 20,5%; le sigue Cs con un 15,4% y Unidas Podemos en cuarta posición con el 12,1% de los votos. Por su parte, Vox obtendría el 10,9% de los votos. Este último dato semanal es para Cs y Unidas Podemos el peor cosechado en los sondeos en lo que va de año.

Publicidad

El primer gobierno socialista, presidido por Felipe González y con Alfonso Guerra de vicepresidente, surgido en las elecciones de aquel 28-O, desarrolló una política orientada, por un lado, a profundizar y asentar la democracia, y, por otro, a impulsar una importante serie de reformas, entre las que destacaban la profesionalización de las Fuerzas Armadas, la consolidación del Estado de las Autonomías, la reforma educativa, las medidas de saneamiento económico y el impulso a una legislación modernizadora en temas como la despenalización del aborto y la igualdad de la mujer. Todo ello permitió crear un nuevo clima de confianza ciudadana hacia las instituciones. Otro aspecto de gran relevancia, en esta primera etapa, fue la plena incorporación de España a las instituciones internacionales y, muy especialmente, la adhesión a las Comunidades Europeas, que se produjo el 12 de junio de 1985. España dejó de ser un país aislado y se convirtió en una de las naciones más activas en los foros internacionales.

Pedro Sánchez, ha presentado su programa electoral para el 28-A, que consiste en 110 compromisos con el país, 110 transformaciones que necesita España si quiere ganarse el futuro. Un proyecto de Gobierno sólido, valiente, de futuro. 110 "compromisos con los que queremos construir la España de la próxima década" y que están "inspirados en la sensatez, la ambición de país y el realismo", para avanzar y no retroceder, "tras años de parálisis, injusticia social y corrupción". Arropado por los principales dirigentes del partido, Pedro Sánchez ha explicado que estos compromisos que hoy asume y firma públicamente con la ciudadanía, constituyen un "proyecto de gobierno sólido, valiente y de futuro. Para unir personas y territorios. Dar estabilidad y progresar".

El PSOE quiere que España conquiste su futuro, para lo que sus 110 medidas, se estructuran en siete líneas: La España del conocimiento; La España competitiva; La España del bienestar; La España feminista: La España ecológica; La España de los nuevos derechos; y La España europeísta. El secretario general del PSOE manifestó el deseo de la organización sobre que "España necesita un gobierno fuerte que hable con todos, pero que dependa de sus propias fuerzas", y "un gobierno fuerte exige un amplio respaldo en las urnas, con una masiva participación, que asegure un gran apoyo parlamentario al nuevo gobierno y abordar las reformas sociales desde la estabilidad". Por tanto, mayoría, fortaleza, proyecto, diálogo y estabilidad. Estos son los cinco pilares sobre los que desplegarán su acción de gobierno a partir del 28 de abril. 110 medidas, 7 acuerdos de país, 17 leyes, 10 estrategias nacionales, 10 planes sectoriales y numerosos proyectos, iniciativas y propuestas para atender a todos los ámbitos de la sociedad.

37 años han pasado de la imagen de Felipe González y Alfonso Guerra en la ventana del Palace, saludando a la militancia y simpatizantes socialistas. Se han cumplido 37 años de la histórica victoria en las elecciones generales. El triunfo del PSOE, venía a consolidar la democracia y significaba el regreso al Gobierno de los vencidos de 1939. Teníamos la sensación que había triunfado la libertad y la democracia.

La gran fiesta socialista se prolongó hasta la madrugada, titulaba El País en 1982. "El espectáculo en Madrid era indescriptible y emocionante". Eran momentos de confraternización en los que la gente brindaba por la esperanza que en ese momento comenzaba a tener visos de realidad."Muchos automovilistas exhibían banderas nacionales con el emblema de la Constitución junto a la del PSOE". "Era una explosión de júbilo de todos. Sabíamos que pertenecíamos a una nueva generación y había ganado un partido que era capaz de despertar las esperanzas e ilusiones de miles de personas".

El PSOE obtuvo una mayoría absoluta, que permitía a la izquierda regresar al poder en España después de la guerra y la dictadura franquista. En el periodo de la Transición, se hizo lo que se pudo; también podía haberse hecho de otra forma. Con el transcurso de los años los modelos se quedan obsoletos y caducos y hay que cambiarlos. Aquel modelo, pudo servir entonces, hoy no sirve y hay que superarlo. Ahora todo es incertidumbre, está en las mayorías que se puedan configurar en las Cortes Generales.

El PSOE, podrá elegir entre seguir mirando a la izquierda o girar al centro, puesto que estaría en condiciones numéricas de pactar en el Congreso con Ciudadanos, a pesar del veto trasladado por esta formación (obtendría entre 53 y 62 escaños). Ya lo ha dicho José Luis Ábalos, que Cs sería el socio preferente del PSOE, Además, los números seguirían permitiéndole repetir la mayoría que lo llevó a la Moncloa. Los 50 escaños que Pedro Sánchez necesitaría para gobernar, se los podría otorgar Unidos Podemos −que se movería en una horquilla de entre 35 y 41 actas−, con ERC y PNV, que juntos superarían los 15 escaños necesarios para que sumen con PSOE y Podemos.

Según la encuesta de Metroscopia para Henneo, el PSOE conseguiría hasta 126 diputados, una cifra notablemente más alta que sus 84 escaños actuales, quedándose a solo 50 escaños de la mayoría absoluta. Una posible alianza de PP, Cs y Vox (que sumarían 158 diputados), al estilo del pacto Andalucía, se quedaría lejos de la mayoría absoluta ante la división del voto.

Todo va a depender del índice de participación, que podría ser la más baja de unas generales. Los sondeos se producen en un escenario de movilización bajo. Se estima que la participación sería del 67%, frente al 69,8% que hubo en las elecciones de 2016. En el caso de que el 28 de abril se confirme esta estimación, supondría la participación más baja desde las primeras elecciones generales, en 1979.

Ya lo vengo diciendo, contra la derecha reaccionaria unida, la unidad sin fisuras de la izquierda. Ya se que no parece que vayan las cosas por ahí. Unidad para lo que necesitamos la mayoría de la ciudadanía: una España del bienestar, justa, solidaria, democrática en libertad.

Leave A Reply

Your email address will not be published.