La sombra de Pedro J

5
Pedro_J_Ramirez
El director de 'El Español', Pedro J. Ramírez', en una imagen de archivo. / Efe

¿Qué le pasa al gran Pedro J Ramírez? Últimamente parece amilanado, triste, alicaído... Sí, el Pedro J que fuera gurú de la información despiadada, maestro del titular rapaz, depredador de la exclusiva conflictiva y peregil de todas las salsas periodísticas. ¿Qué le sucede al hombre que encumbró medios de comunicación como Diario 16 o El Mundo, que señaló el camino del todo vale, que advirtió de que el fin justifica los medios y marcó el paso triunfante del periodismo sin escrúpulos? Sí, el tipo que impuso un antes y un después dentro de la profesión tras su seguimiento informativo/manipulativo de los atentados del 11-M, la cumbre del periodismo basura. 

Pedro J está triste. Si observa usted los vídeos que graba para su nuevo experimento mediático, El Español, estará de acuerdo conmigo en que se trata de una sombra de lo que fue, aquel torbellino que repartía a diestro y siniestro desde la redacción de El Mundo, el monologuista en estado de gracia que aturrullaba a los telespectadores desde cualquier televisión o emisora de radio. Pedro J ha perdido no solo fuelle emocional, parece desfondado, sino también presencia mediática: justo ahora, cuando más necesita estar en el candelabro, cuando debería protagonizar día y noche tertulias de derechas y debates de izquierdas, ha desaparecido de esas pantallas que antaño le adoraban.

Publicidad

El colmo del desastre es que OK Diario, el medio digital sensacionalista que ha puesto en marcha con cuatro duros y otros tantos titulares amarillos uno de sus discípulos aventajados, Eduardo Inda, supera en visitas y en presencia mediática al millonario proyecto de Pedro J. Crea monstruos para esto. Así las cosas, Pedro J parece desubicado, fuera de juego, desaparecido en combate. Tanto como para diseñar y presentar como noticia una versión light, doméstica y rosa, de sus habituales teorías de la conspiración: "Televisión Española sigue sin emitir el programa de "En tu casa o en la mía" que Bertín Osborne grabó el 15 de febrero en la residencia de Ágatha Ruiz de la Prada y Pedro J. Ramírez, director de EL ESPAÑOL", dice el primer párrafo de una información publicada en su propio diario.

¿Y si Pedro J tuviera razón? Es decir, ¿Y si el PODER, con mayúsculas, le hubiera cerrado las puertas? O si lo prefiere, le hubiera cerrado el grifo de la exclusiva filtrada, de la publicidad conchabada, de la supervivencia económica. ¡Como para no estar mohíno! Después de tantos años de plácida connivencia, de amistad profunda, de beneficios compartidos, de hacer periodismo y política al tiempo... Traición. Parece que alguien ha decidido que ha pasado el tiempo de Pedro J, que sus antiguos socios le dan por amortizado, que es el momento de una nueva generación de manipuladores.

5 Comments
  1. josu says

    A P. J. R. nunca le he visto pidiendo perdón a las víctimas del 11 M… No me da ninguna pena que Fangoy lo relegue y lo mande al cuarto los trastos… Ya tiene su nuevo muñeco, Marhuenda, mucho más dócil y fiel hasta el paroxismo… A todo cerdo le llega su San Martín.

  2. trebole says

    Decía Albert Camus cuyas obras más notables son “El hombre rebelde”, “La muerte feliz” y “La caída” que; “todas las desgracias de los hombres provienen de no hablar claro”. Y eso es lo que le ha pasado a Pedro J. Ramírez. La causa de su caída en desgracia no hay que buscarla en otro sitio que no sea en aquel donde estén los hombres indiferentes a la desventura de la nación y los auxiliares conscientes e inconscientes de la corrupción. Allí; …donde están los verdaderos culpables de las desgracias de los pueblos. El “arte de la manipulación” más tarde o más temprano acaba en el ostracismo, en la humillación y privado de cualquier posible reconstrucción por falta de credibilidad. Suerte Pedro J. en lo referente a tu salud. Y ahí te quedes para siempre en el lugar en el que estas, y que te mereces.

  3. Y más says

    Este artículo me parece innecesariamente duro con Jota. ¿Acaso pertenece usted a esa «nueva generación de manipuladores», señor Pérez?

  4. asies says

    Pedro Jeta, el impresentabla que tuvo documentos que vinculan al «GAL» con el «Batallon Vasco Español», el «GAE», y todo el terrorismo de estado anterior al PSOE, del que el GAL fue pura continuidad (como todo los demás) y no quiso publicar en su día (según cuenta que trabajó codo a codo con él en aquellos años) para no perjudicar a los cargos del PP que tuvieron responsabilidades con gobiernos de UCD y Franco en interior, es un cadáver como periodista.

  5. Perejil says

    Perejil…

Leave A Reply

Your email address will not be published.